Documents

16521550 Celis Aceptacion y Niveles de Consciencia

Description
ACEPTACIÓN Y NIVELES DE CONSCIENCIA EN PSICOTERAPIA TRANSPERSONAL Alejandro Celis H. Artículo publicado en Revista Praxis, Nº2, 2000. Escuela de Psicología U. Diego Portales. Psicólogo U. de Chile (1977). Profesor de Cursos de Post-título, acreditado como Formador de Psicólogos Clínicos (1995). Docente de cursos de Técnicas de Tratamiento Psicológico Humanista y Transpersonal en la Escuela de Psicología de la Universidad Diego Portales 1987-2000. E-mail: alejandrocelis@entelchile.net Resumen E
Categories
Published
of 13
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  ACEPTACIÓN Y NIVELES DE CONSCIENCIAEN PSICOTERAPIA TRANSPERSONAL  Alejandro Celis H.  Artículo publicado en Revista Praxis, Nº2, 2000. Escuela de Psicología U. Diego Portales.Psicólogo U. de Chile (1977). Profesor de Cursos de Post-título, acreditado como Formador de PsicólogosClínicos (1995). Docente de cursos de Técnicas de Tratamiento Psicológico Humanista y Transpersonal en laEscuela de Psicología de la Universidad Diego Portales 1987-2000. E-mail: alejandrocelis@entelchile.net  Resumen El artículo examina dos conceptos centrales al quehacer del psicoterapeutatranspersonal. Se aborda, en primer lugar, el concepto de niveles de consciencia,exponiéndose las formas en que se baja o se sube de nivel de consciencia en locotidiano; a continuación, se examina la idea de la aceptación y sus diversasfacetas como motor del cambio personal. Se ejemplifican, finalmente, formas deaplicar estas ideas al trabajo con personas. Palabras clave: psicoterapia transpersonal, autoaceptación, niveles deconsciencia. Abstract The article discusses two core concepts in the field of transpersonal psychotherapy.It analyzes in the first place the concept of levels of consciousness, discussing theways through which we go up or down in this area in our daily lives. Then, the ideaof acceptance and its aspects is examined as a key factor in personal change.Finally, examples are given of ways to apply these ideas to working with people. Key words: transpersonal psychotherapy, self-acceptance, levels of consciousness.A mi entender, uno de los propósitos de la psicoterapia transpersonal es ayudar aque la persona experimente su realidad de una forma que le permita desarrollarse,aprender y expresar sus potencialidades. A través de este artículo, desearíaexponer en extenso dos conceptos que guardan estrecha conexión con estepropósito y entre sí: el de niveles de consciencia y el de la aceptación -en susdiversas acepciones-. I.- Niveles de consciencia.- Me tomaré la licencia de explicar este concepto con una imagen simplista: siimaginamos una escala de cero a cien, pensemos que en el nivel uno se encuentranlas vivencias más contraídas, estrechas y limitadas de que somos capaces -quizáscatatonia o algo peor-. Los niveles más bajos de esta escala se caracterizan porqueexperimentamos contracción a todo nivel: dolor, sufrimiento; odio hacia nosotrosmismos, nuestros semejantes y todo lo que nos rodea, y nuestra conducta yvivencias se caracterizan por la falta de consciencia y lucidez, por representar larepetición de conductas automáticas condicionadas. Si imaginamos queascendemos en la escala, vamos experimentando vivencias cada vez más amplias-en términos físicos, emocionales, mentales y como vivencia subjetiva-, pasandopor lo que llamamos neurosis común y normalidad . En los niveles más altos,  experimentamos sentimientos de expansión, amor y cuidado por nosotros mismos,los demás y todo lo que nos rodea, y sentimientos positivos en general. Nuestraconducta es consciente y lúcida, y estamos más alejados de los automatismosrepetitivos, hasta llegar a niveles insospechados de realización y expansión, quizássólo descritos por místicos, poetas y literatos.En cada uno de esos estadios, etapas o como las llamemos, experimentamos lamisma realidad de diferente forma; esta vivencia será más refinada y amplia y elestado subjetivo de la persona será más gratificante y saludable mientras más subaen esa escala. Es importante aclarar que esto no depende de circunstanciasexternas y que, al menos teóricamente, es perfectamente posible experimentartoda la gama completa en el mismo lugar físico y situación o entorno psicológico. Loejemplifiqué así en un artículo anterior: En lo cotidiano, todos nos hemos visto ensituaciones en las que, sin mediar motivo alguno, nos despertamos alegres,optimistas y vemos todo desde una perspectiva positiva. Y también a muchos nosha ocurrido ocasionalmente encontrarnos de pronto en un estado de exaltación delos sentidos -los colores, sonidos, olores y sabores se sienten más intensamente- y,quizás, sin mediar motivo alguno, sentimos que amamos a todos y todo lo que nosrodea. Los orientales llaman a esto, un estado expandido de la consciencia; y en loscasos en que la experiencia es más pronunciada, una experiencia mística (Celis, A.,1993).El término inglés awareness ha sido comúnmente traducido al español como darsecuenta o consciencia , y alude a la facultad -destacada especialmente por la líneaGestáltica- de vivenciar o percibir algo y ser, simultáneamente, capaces de serconscientes de estar vivenciando o percibiendo. Se dice que el ser humano es laúnica criatura viviente que tiene esta capacidad de ser consciente de sí . LaGestalt trabaja fundamentalmente el desarrollo de esta capacidad en las personas,puesto que establece una relación prácticamente lineal entre mayor consciencia (odarse cuenta) y salud psicológica. En Occidente, estamos familiarizados con elconcepto de los niveles de activación de la corteza cerebral: el coma, el sueño, elestado soñoliento, el estado de alerta, etcétera. Aquí entenderemos nivel deconsciencia (en la escala descrita) como grado en que ese percatarse o darsecuenta está más expandido o contraído. Literalmente, una mayor expansión de estenivel de consciencia nos permite percibir elementos de la situación de los que nonos damos cuenta si estamos contraídos (físicamente tensos, emocionalmenteansiosos o mentalmente prejuiciados, por ejemplo). En términos generales,digamos que un cuerpo relajado y armónico, emociones neutras y una menteabierta nos permiten abrirnos a un nivel de consciencia mayor.El estado de consciencia que en psicología entendemos como normal se hallalejos de lo ideal. Aldous Huxley (1956) asevera: Según Bergson, la función delcerebro, sistema nervioso y órganos sensoriales es principalmente selectiva, noproductiva. Cada persona, en cada momento, es capaz de recordar cuanto le hasucedido y de percibir cuanto está sucediendo en cualquier parte del Universo.( )cada uno de nosotros es potencialmente Inteligencia Libre. La función del cerebro yel sistema nervioso es protegernos, impedir que quedemos abrumados yconfundidos por esta masa de conocimientos, dejando fuera la mayor parte ( ) en lamedida en que somos animales, lo que importa es sobrevivir a toda costa. Para quela supervivencia biológica sea posible, la Inteligencia Libre tiene que ser reguladamediante la válvula reductora del cerebro y del sistema nervioso .Los ya popularizados conceptos de percepción selectiva y de paradigmas quenos hacen ver lo que queremos ver y pasar por alto lo demás ya se hallan fuerade todo cuestionamiento, aunque la magnitud del fenómeno en nuestras vidascotidianas es algo aún no examinado en toda su dimensión. Ornstein, R.E (1972)confirma la misma visión que Huxley y Bergson.  Si como seres humanos sólo aspiramos a la supervivencia y no a enriquecernuestra calidad de vida subjetiva, lo más probable es que este bajo nivel deexpectativas nos mantenga percibiendo sólo aquella parte de la realidad necesariapara nuestros fines. Quizás el hecho de que este tema es tan poco tocado ennuestra cultura explica el desconocimiento general a su respecto. Según Spinoza,sin embargo, Si el camino que conduce hacia arriba parece muy difícil, puede noobstante ser hallado. En verdad debe ser difícil, puesto que raras veces esdescubierto, a pesar de que la salvación se encuentra al alcance de la mano ypuede ser descubierta sin esfuerzo... ¿cómo puede ser posible que casi todos lahayan desahuciado? Pero todas las cosas nobles son tan difíciles como raras (enFromm, E., 1963).En ocasiones, experimentamos niveles de consciencia tan ajenos a nuestra realidadhabitual que nos resulta casi imposible comprenderlos o comunicarlos en ellenguaje habitual. Como dice Paul Lowe (1996): Alcanzamos niveles de vibración,niveles de realización y sabemos que eso es así, y luego regresamos e imaginamosa nuestro tío Federico o a nuestro padre diciéndonos, Pruébamelo . No puedesprobarlo; y, si lo intentas, lo perderás para ti mismo ( ) y el ego no soporta eso. Legusta la certeza . La tendencia preponderante en nuestra profesión ha sidopatologizar los estados superiores y no reconocerlos como tales (Wilber, K., 1982). ¿Qué factores determinan nuestro estado presente? Si aceptamos por un instante la hipótesis que Huxley presentaba anteriormente,deberíamos suponer que esa Inteligencia Libre no tiene otras barreras que las quesu sistema nervioso le impone. Y sin embargo, existen múltiples ejemplos quemuestran que esas barreras pueden desaparecer por momentos o de modo másdefinitivo, lo que hace suponer que jugamos algún tipo de papel en la mantención ocancelación de esas barreras.El concepto de identificación puede ayudar a aclarar las cosas. Si partimos de unestado más bien libre en la infancia, debemos suponer que ocurre algo más que lamera maduración del sistema nervioso para explicar la habitual neurosis del adulto:según el ya mencionado Hammer La psicopatología se inicia al rechazar la unidadde la consciencia y sustituírla por la identificación de esa misma consciencia con lasdiversas etiquetas o fragmentos que forman el ego psicológico dualista . En elproceso de socialización, la persona comienza a auto-definirse (o identificarse) condeterminadas etiquetas que cree que le definen: creativo/no creativo,intelectual/emocional, masculino/femenino, inteligente/tonto, bueno/malo para losdeportes, generoso/egoísta, buena/mala persona, con buenas/malas perspectivasfuturas, etcétera, etcétera. Lo que puede o no esperar de la vida y de sí mismo(a)se moldean de la misma forma, y esas expectativas -como paradigmas que son-estrechan su percepción para incluír sólo lo que espera ver. Una vez asumida la realidad de nuestra personalidad, no habrá lugar para grandes sorpresas.Según Frances Vaughan (1978) y concordando con Assagioli (pionero delmovimiento Transpersonal en Italia), Somos dominados por todo aquello con loque nos hemos identificado. Podemos dominar y controlar todo aquello de lo cualnos desidentificamos . La hipótesis de los místicos es también que estrechamosvoluntariamente -pero no necesariamente de modo consciente- la amplitud denuestra consciencia, de momento en momento. Si en un momento dado noshallamos tensos y angustiados, por ejemplo, podemos identificarnos con ese estado-con lo cual nos atascaremos en él- o bien intentar aquietarnos, serenarnos... Silogramos hacerlo, empezaremos a ver las cosas de diferente forma: con másserenidad, tranquilidad... veremos que cuando nos tranquilizamos, la realidad setransforma. Cuando estamos ansiosos, todo es amenazante, todo es terrible. Nos  tranquilizamos en esa misma situación y la realidad repentinamente se transforma,la realidad es otra. No ha cambiado la realidad, lo que ha cambiado somosnosotros. ¿Qué nos está mostrando eso? Nos está mostrando que tenemos algúngrado de control sobre lo que nos pasa.Así por tanto, si partimos de la base de que todos los niveles de consciencia están anuestro alcance, lo que determina en cuál estamos es, entonces, con cuál nosidentificamos. El hombre común cambiaría de nivel inadvertidamente, merced a sucondicionamiento. Mientras más conscientes somos, mayor sería la posibilidad deelegir ese nivel a voluntad. En general, el efecto de nuestro condicionamiento seretrata en una continua y enajenante autocrítica que emerge automáticamentecuando no estamos alertas.En la película que dirigió y protagonizó Clint Eastwood, Los Imperdonables (querecibió un Oscar a la mejor película en su año), el protagonista -que en su juventudfue un pistolero despiadado y criminal- le dice a un joven: Matar a un hombre esalgo imposible de olvidar. Le quitas todo lo que tiene y todo lo que puede llegar atener . Supongo que se lo merecen , dice el joven, quien lo admira y desea sercomo él. Todos nos lo merecemos , responde el primero. Una de las cosas queilustra la película es un cambio de nivel de consciencia en algunos de lospersonajes. El protagonista y su amigo no vacilaban en matar a nadie en su juventud, fuese quien fuese. En la edad madura, se conmueven y descomponen confacilidad al hacerlo, y tratan por todos los medios de evitarlo.En una charla (Celis, A., 1990) dije: Tengo la sensación de que hay una ética quees natural... que no es impuesta, y que aparece cuando uno logra de algún modosanear el sistema. Y sanear el sistema significa que uno logra de alguna maneraque fluya lo que ha sido bloqueado. Por ejemplo, si cuando chico me acostumbré ano expresar mi rabia, posiblemente necesite unas pocas sesiones en que grite ygolpee las murallas, rompa cojines y haga bastante alharaca hasta que realmenteesta cosa sea natural, y entonces esa rabia retenida no me va a hacer ser sádico,por ejemplo. Y entonces, cuando todas estas cosas están saneadas, tengo laimpresión de que surge una ética que es natural. Cuando estás saneado, realmenteno puedes pasar por alto al otro. Alguna gente dice que el estado de amor entre losseres humanos es natural, y que el hecho de que no se exprese se debe a que estátapado con todas estas cosas. Y entonces, cuando sacamos todas éstas,descubrimos que nos importa el otro, que no le haríamos daño, que no lemanipularíamos, que no trataríamos de sacar ventaja de él, que en buenas cuentasnos importa que esta persona siga su propio camino, que haga lo que quiera, y sipodemos ayudarle en eso, le ayudamos. Entonces, ésta sería una ética que estaríamás en función de la consciencia, una consciencia personal más que una ética omoral enseñada por la sociedad .Refraseando lo dicho, podría decir que esa ética natural surge cuando accedemos aun nivel de consciencia más elevado, como en el ejemplo utilizado anteriormente.En otra película ( Fearless , de Peter Weir) el protagonista sobrevive a una caída deavión y su estado de consciencia cambia radicalmente, con lo cual toda su vida setrastorna. En un momento en que las presiones externas le superan, sin embargo,el temor y la presión le vencen y cae al mismo nivel de antes del accidente.¿Qué conductas o actitudes nos hacen subir o bajar , entonces? Según F.Vaughan (1978), El reconocer conscientemente que uno es responsable de cómopiensa, siente y actúa en relación a sí mismo y a la sociedad tiene enormesimplicancias en la evolución del planeta . Sin embargo, esto no sólo tieneimplicancias para el planeta : en el minuto en que, habiéndonos dado cuenta deque podemos controlar lo que nos pasa, empezamos a hacernos responsables de
Search
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks