Others

Barco Susana-Formulacion Participativa Del Curriculo Universitario-quien Dijo Que No Se Puede

Description
Las reflexiones incluídas en esta presentación son el resultado, justamente, de un trabajo de investigación acerca de las prácticas de los docentes en la elaboración de planes de estudios -en este caso el plan de estudios de la carrera de Técnico Universitario Forestal- .La misma, inscripta en el marco de una investigación acción, da cuenta de una elaboración compartida entre docentes, autoridades, alumnos, egresados, no docentes, y una pedagoga que además dirige la investigación.La misma, a punto de ser concluída, permite adelantar algunas conclusiones de interés, y dar cuenta de ciertos interrogantes de ella surgidos
Categories
Published
of 14
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  CONGRESO INTERNACIONAL DEEDUCACION   FACULTAD DE FILOSOFIA Y LETRAS DE LAUNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES  TITULO DE LA PONENCIA: FORMULACION PARTICIPATIVA DEL CURRICULOUNIVERSITARIO:   ¿QUIEN DIJO QUE NO SE PUEDE?  LIC. SUSANA BARCO DE SURGHICIENCIAS DE LA EDUCACIONUNIVERSIDAD NACIONAL DEL COMAHUE  BUENOS AIRES 1996   FORMULACION PARTICIPATIVA DEL CURRICULOUNIVERSITARIO: ¿quién dijo que no se puede? 1     LIC. SUSANA BARCO DE SURGHI     ...como   opción de política universitaria   un sistema democratizado internamente,concalidad en los saberes significativos social eindividualmente...No constituye una utopíaimpracticable , porque es la política adoptada por otros países latinoamericanos, que tiendena mirar hacia el futuro con otro horizonte deexpectativas posibles para América Latina...Esta situación de penuria económica, a la que se somete a las universidades nacionales, tal vez  suscite y potencie la capacidad creativa la que, noobstante, puede ser paralizada por políticas que plantean cerradamente una única opción.NORMA PAVIGLIANITI  En el amplio campo de lo curricular y de las teorizaciones e investigaciones con élrelacionadas, pocos son los trabajos relativos a las prácticas de los docentes en laelaboración de documentos curriculares, y muchos menos los concernientes a las mismasen el ámbito universitario.Las reflexiones incluídas en esta presentación son el resultado, justamente, de un trabajo de investigación acerca de las prácticas de los docentes en laelaboración de planes de estudios -en este caso el plan de estudios de la carrera de TécnicoUniversitario Forestal- .La misma, inscripta en el marco de una investigación acción, dacuenta de una elaboración compartida entre docentes, autoridades, alumnos, egresados, nodocentes, y una pedagoga que además dirige la investigación.La misma, a punto de ser concluída, permite adelantar algunas conclusiones de interés, y dar cuenta de ciertosinterrogantes de ella surgidos.En principio, se relatarán brevemente las condiciones y modos de la investigación, parafacilitar la comprensión de algunos de sus aspectos, remitiendo a trabajos ya conocidos para más detalles acerca de la misma.(BARCO,S Y BROQUEN,P.'95 c y d) El trabajo sedesarrolló en el Asentamiento Universitario de San Martín de los Andes, de la Universidad Nacional del Comahue (en adelante AUSMA) , en el que desde 1975 funciona la carrera deTécnico Universitario en Forestación. Es de notar que la misma en sus inicios fue pensadacomo embrión de una carrera de Ingeniero Forestal, pero que con el correr del tiempo ydesde las prácticas de los egresados -algunos de los cuales revistan hoy como docentes dedicha carrera- fue dando lugar a una identidad profesional distinta, fuertemente defendida por todos los claustros. La demanda de un técnico en educación que se encargara delnuevo diseño se formula alrededor de 1989, y fue dirigida a quien luego tendría a su cargoel proyecto de investigación ya mencionado, por distintas razones, de proximidad profesional y otras. La negativa a asumir el lugar de técnico externo, fue acompañada de lasugerencia de comenzar a delimitar núcleos de disconformidad para con el plan vigente, al par que se los alentó a producir cambios en las prácticas docentes. La sugerencia tuvo buena acogida, e importa consignar que desde esa fecha surgen propuestas que se concretan bajo la forma de Talleres realizados con alumnos y docentes de todos los años de la carrera,2  en espacios de una semana de duración, en los que se seleccionaban problemas inherentes alas prácticas del técnico forestal, se trabajaba sobre ellos, para luego evaluar la semana deactividad y la producción del taller. Merece destacarse el hecho que dicho taller noimplicaba modalidad alguna de acreditación para el alumnado, ni reconocimiento especial para los docentes. Ambos grupos sólo eran relevados de asistencia a las clases corrientes.Paulatinamente, desde la desconfianza y la apatía, el taller fue ganando espacio y hoy se loconsidera como parte de la realidad del AUSMA.De igual manera, desde comienzos de noviembre de un lustro atrás, los alumnos yalgunos docentes de primer año comienzan a realizar Campamentos científicos . Estadenominación corresponde a una organización de la cátedra de biología que en esa fecha seinstala por tres días en un predio -el arboretro- cedido a la Universidad para el estudio y preservación de especies vegetales nativas allí contenidas. Alumnos y docentes acampan junto al lago Lácar, y trabajan dando cuenta de guías elaboradas previamente por lacátedra, en las que se registran tareas de reconocimiento de especies, cualidades delmicrosistema ecológico etc. Al anochecer se realizan puestas en común, se reparten lasguías del día siguiente, se comparten experiencias y vínculos sociales. Los resultados deltrabajo de campo se terminan de procesar al regreso, en las aulas, dando lugar arealimentaciones teóricas.A comienzos de los '90, y por pedido de apoyo técnico de la comunidad Curruhincaasentada en el paraje Quila Quina, se desarrollan tareas de Extensión Universitaria que másallá de lo solicitado, se despliegan a una labor conjunta con la escuela primaria sita endicho paraje. Por entonces, también se organiza una Seminario de Introducción a laForestación, dirigido a los ingresantes que - como es corriente en gran parte de las carrerasuniversitarias-, muestran crecidos índices de abandono en los primeros tramos de lasdistintas carreras. El mismo dura un mes, dedicándose al abordaje de problemas referidosal área de bosque natural, bosque implantado, vivero y aserradero -las cuatro áreaslaborales del técnico-, empleando una semana para cada área. En ellas trabajan distintosequipos docentes, de diferentes cátedras que convergen al planteo y desarrollo del problema. En este Seminario participan estudiantes avanzados de la carrera, que facilitan laintegración de los ingresantes al trabajo propuesto.El AUSMA posee un albergue universitario donde reside una parte de la poblaciónestudiantil -que en su gran mayoría no proviene de la zona- cuyo edificio es colindante conaquél donde se desarrollan las tareas docentes y administrativas. Esta distribución espacial,unida a la buena disposición de estudiantes, directivos, docentes y no docentes ha creado unclima de cooperación en toda la comunidad universitaria del AUSMA, que explica en buena parte el éxito de acciones conjuntas, difícil de extrapolar a otras condicionesacadémicas.Fue sobre la base de estas realizaciones que se propuso el trabajo de investigación \ accióndel que se esperaba que emergiera -como así ocurrió- el nuevo diseño curricular, hoyaprobado por el Consejo Superior de la U.N.Comahue.Las autoridades del AUSMA, -Consejo Directivo del asentamiento y Dirección delmismo- convocaron a una reunión general de todos los claustros y del personal no docentemás los egresados radicados en las cercanías, para exponer el proyecto y comprometer lavoluntad de participación en el mismo. Logrado el consenso necesario, se realizaron unaveintena de entrevistas con: empleadores (estatales y privados) con egresados; exautoridades; docentes en ejercicio y otros que pasaron por el asentamiento; estudiantes dedistinta altura de cursado de la carrera; personal no docente. En este relevamiento seobtuvo información acerca de aspectos positivos y negativos, éstos -desde el punto de vista3   profesional- por los Técnicos Forestales; sugerencias para un nuevo plan (desde suscontenidos, modalidades de enseñanza, aprendizaje, evaluación y acreditación etc.) al par que fue surgiendo la historia de la constitución de esta identidad del técnico, ahora vistacomo referenciada pero no subsidiaria de la de Ingeniero Forestal. Interesa poner de relieveque quienes se desempeñan como docentes no tienen título profesional docente, sino queson Licenciados o Ingenieros en distintas ramas.El equipo de investigación, constituído por la Ing.Patricia Broquen, docente del AUSMA, residente entonces en San Martín de los Andes, y quien presenta este trabajo comodirectora del proyecto -residente a 400 Km del asentamiento- dividieron su trabajo por razones operativas, en coordinación local y asesoramiento en viajes periódicosrespectivamente. La distancia, desfavorable en algunos aspectos, posibilitó, sin embargo,una tarea no dependiente, caracterizada por un docente como:  nos hiciste conscientes de nuestros saberes docentes, nos diste licencias pedagógicas , sobre todo, nos abriste la puerta para crear, hasta creo que nos empujastea ello    Hasta aquí, la propositadamente sencilla relatoría del trabajo, efectuada de este modo porque se corresponde con lo realizado, y porque permite dar cuenta de lo desenvarado del trabajo, como condición necesaria de la efectiva participación de todos los integrantesdel AUSMA en la elaboración de una propuesta que pertenece a todos los que en ellaintervinieron. DE OBSTACULOS, EMERGENCIAS Y HALLAZGOS Un diseño curricular, en su modalidad corriente, supone la estipulación de pasos a seguir  para generar un nuevo modelo de plan de estudios o documento curricular, que parte deconcepciones complejas e interrelacionadas, referidas a sujetos sociales en su manifestaciónen un momento sociohistórico determinado; consideraciones acerca de los fines y tareas propias de la institución -Universidad para el caso- de que se trate; características delcampo profesional para el que que se esté trabajando; marcos teóricos que sustenten los posicionamientos desde los que se opere; determinaciones acerca de quiénes participarán enel mismo etc. En síntesis, se muestra como expresión de un proyecto educativo amplio y su particular manifestación en el ámbito de trabajo recortado. En el caso que nos ocupa, alestar la tarea enmarcada en una investigación participativa, se planteó como obstáculofuerte la tendencia de los docentes a esperar que la pedagoga estipulara pasos a seguir,marcos teóricos a qué apelar, aduciendo que ninguno de ellos era docente de profesión. Por otra parte, la propia índole de las prácticas profesionales, que en el campo forestaldemandan de planificaciones de pasos y secuencias, unido al tipo de investigación querealizan muchos de los docentes, marcaba una demanda bastante rígida de planificación de pasos.Mientras esta demanda se advertía, surgía en contraposición la actitud laxa respecto dela planificación a nivel de aula , indicando el lugar de lo pedagógico como menos densoen su estructuración. Así, el plan de estudios se relacionó con criterios fuertementeadministrativos, en tanto que el desdibujado espacio áulico fue visto como de unaespecificidad profesional no asumida, asentada en lo experiencial y contingente. El riesgo planteado era caer en una racionalidad técnica tyleriana (BARCO,´96 b ) para la propuestacurricular, perdiendo la posibilidad de considerarla como una forma de las prácticasdocentes en sentido amplio, dejando sus saberes docentes relegados y sujetos a los4
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks