Book

Chimalapas

Description
Revisión del conflicto de límites entre Chiapas y Oaxaca en la Selva de los Chimalapas
Categories
Published
of 35
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  Génesis de un conflicto agrarioy de límites en el noroeste de Chiapas:La Selva Chimdapat Miguel LisbonaGuillénCIESAS'Surcsrc IntroducciónEl agro en Chiapas no es únicamentc el espacio para la obtención de recursosalimenticios y económicos, es ambién cl lugar donde surgen los disensos socidcs ypollticos de muy variado srcen. No en vano la opinión prlblica rcitcr¿damcntcsitúa en el campo chiapaneco el centro de los conflictos actuales quc üvc la cntidadfederativa, y a la tierra como la manzena de la discordia entrc cncontrados intercseso distintas formas de ver el mundo.zLa Selva Chimalapa, ubicada entre los estados de Chiapas y Oaxaca, sc haconvertido desdc hace varias décad¿s en parte de esta candente conflicdüdad. Elterritorio cuente todavfa con ielvas tropicalcs htlmedas, con selva alta perennifolia,o con bosqucs caducifolios, de neblina y dc pino-cncino. Su riqueza, que mmbiénse expresa en la variedad de flora y fauna que acoge cn su seno,3 ha sido atravesadaen las últimas décadas por un conflicto con dos vertientes principalcs y un grannúmero de aristas por explorar.a Los conflictos principales hacen rcfcrencia e lacontroversia de llmites intcrestatales entre Chiapas y Oa:raca, conflicro quc sc hizovisible por la problemática rgrariasurgida cuando debió cjccutarse sobrc el tcrrenoel reconocimiento y titulación de los bicnes comunalcs de San Migucl y Santa t El pr€sente efo forma arte el proyecto Estructur¡ agraria, oder cultura n Chiepas", inanciado or d fi¡fem¡ deInvestigación enito uárez 97 SIBEJ-03427).¿ P¿ra n acercamiento eciente l pmblema el agro n Chiagu rr el rabraio e D. Villafr¡ene, . Mezr" G. Asceocio, .GGarcía" . Rivera, . isbonayJ. orala 19fl)).I L¡ obra olectiva Tquio pr Cbttnfufus I 990) amplía as eferencias obre a lora y a huna d€ 6ü r€gióa, nHé¡l¿ esis octoral e M.{. B€sryes 1993).{ Adenrás e os dos principales onficos que nfreotan on Chiapas, l de mites el agruio, dura¡te ¡ tilti¡n¡ M,h,movilización e sectores ociales organizaciones n pro de a defensa e a Selva himalaga e han mulüplicrdo. gudnea-te, os mismos abitantes e os municipios e San Miguel Santa arla Chimalapas mpidieron ¿ realizción e prqccoccomo el de a presa Cihicapa-Chimalapa, a canetera intalaEr-Palomares el proytcto ndustrid Con¡for ver Usbooql99a). Comentario parte merece l proyecto ransístmico, e pmlono*l' presancia istóric¡" 148  Marfa Chimalapas.5 LJn decreto presidencial de 1967 que.otorgaba casi 600 000hectáreas ambas comunidades ponía en la palestra a cuestión de los límites entreestados, sf como el desorden administrativo en las nstituciones agrarias urante asdécadas de 1960 y 1970 debido, en este caso, a la existencia de núcleos agrarioschiapanecos n la superficie comunal reconocida en el decreto.Con estos breves antecedentes niciamos este exto que pretende ser un estadode la cuestión de la problemática que envuelve dicho territorio. Por ello se sefialaránlos aspectos untuales que han incidido para que la selva Chimalapa continúe sien-do tema de discusión regional y nacional. Alavez, se apuntarán problemas esrruc-turales que trascienden el marco de la discusión agraria y de ímites para adeítrarsetanto en la expansión colonizadora propiciada en el campo mexicano co¡no políticade Estado, como en la importancia estratégica el territorio selvático. Así el territo-rio Chimalapa se muestra como una arena donde un conglomerado de interesespollticos y de autismos nsdtucionales encuentran el lugar propicio para a confron-tación.A partir del desarrollo de estos puntos esperamos ntender la imposibilidadde encontrar hasta el presente una solución legal o política a una problemática quecon cierta periodicidad resurge en la opinión pública chiapaneca omo incompren-sible o, aun peor, como uno más de los agravios que Chiapas enfrenta con la federa-ción mexicana.I. El problema de límites entre Chiapas y OaxacaLa cuestión de los ímites interestatales onlleva dos nterrogantes o, más bien,dos posicionamientos a la hora de acercarse l problema. El primero estaría elacio-nado con las certidumbres históricas que una visión sesgada emotiva alienta paraentender las discrepancias omo un agravio, hecho éste que impide acercarse unsegundo aspecto, aquel que esta relacionado con la creación de fronteras comopropias de la construcción humana de lo social y lo polltico. En este caso a separa-ción territorial entre dos estados de la federación mexicana no puede abordarse t Tanto San Miguel como S¿nta María Chimalapas on municipios el estado e Oaxaca , a a vez, a mayoría e sus habitantesson comuneros porque sus üeras se encuentran aio dicho régimen agrario. Por lo tanto, en el texto denominaremoszoques a mapría de os habitantes e dichos municipios, or pertenecer tal categoría t¡ica, e ndistintamente ablare-mos de comunidades municipios Chimalapas, orque prácticamente cup¿n el mismo erritorio, con las salvedadespropias del conflicto agfario y de ímites enhe os estados e Chiapas Oa,raca. gualmente, n algunas itas o referenciasbibüográficas parece l nombre de "chimas" omo sinónimo de os habitantes e os municipios Chimalapas, ebido a queasí son conocidos or sus vecinos oaxaqueños representa n concepto dentitario de mapr alcance ue a denominación"zoque". r49  desde a perspectiva de una división histórica, entendida como eterna, sino por laconformación de una fróntera uazada por hechos moldeados en el quehacer de losseres umanos.Si partimos de esta certeze s obvia la dificultad de discutir límites históricosen un territorio como la selva Chimalapa, lugar despoblado durante milenios ycuya discusión ronteriza sólo entra en controversia eal cuando un conflicto agra-rio la mediatiza. nsistiremos en estos aspectos orque son fundamentales para com-prender por qué a más de 150 años de la anexión de Chiapas a México no existeclaridad en el territorio anexado.Ni las descripciones e Juarrós 1981: 11) sobre el reino de Guatemala y suslímites, ni las de Manuel de Mier yTerán (en 1822) a encargo del general turbide,tienen nitidez a la hora de establecer n llmite fronterizo preciso. Solamente men-ciono esras eferencias el siglo pasado porque existe una clara confusión tla horade utilizar las uentes históricas para ntentar asentar echos que sólo pertenecen a lahistoria contemporánea siglos XIX y )O( dentro de la clásica división historio-gráfrca-, o incluso se utilizan referencias sin una crítica historiográfica de sus fuen-ies. En este aspecto, Eduardo O'Gorman (1985: 3) es conciso d apreciar que en elperiodo colonial la división territorial " cnrece el aspecto olítico que es d¿ k esenciade ésta" época. Pór ello como afirma el historiador mexicano "se habla de dos cosasbien distintas cuando se hace eferencia la's ivisiones erritoriales coloniales y a lasde México independiente".6En un Estado moderno el territorio no sólo mplica límites geográficos reci-sos, sino también el ejercicio de la soberanía obre el mismo, sin embargo, en elperiodo colonial "bastaba a enumeración de las cabeceras, on la lista de pueblos,villas y rancherlas ujetos a ellas" (Ibid.z 3), es decir, el control sobre os hombresantecedía la claridad de los límites territoriales.TNo es extraño en estas ircunstancias ue los constituyentes 1916-1917) trasel periodo revolucionario tuvieran grandes problemas a la hora de establecer unadivisión territorial nftida de la federación. En la iniciativa sobre división territorialpresentada a dicho constituyente por Francisco Ramlrez Vllarreal señala o siguien-te: 6 Esta misma ircunsancia s aplicable a Capitanía eneral e Guatemala. umboldt a o había expresado n el siglo (D{:"I¿s divisiones olíticas entre Oaiaca Chiapas, ¡sta Rica y Varagua, o está¡r undadas obre os límites naturales...sinosobre a única costumbre e una dependencia e los iefes españoles ue residían en Méiico, Goatemala Santa Fé deBogotri" citado an Yí,aqua., 997 27 ).7 Para profundizar más en estos ispectos ería conveniente na rerisión exahusüva e as distintas divisiones erritorialesexistentes n el periodo colonial: eclesiásüca con sus disüntas urisdicciones obrepuestas); a administrativa-iudicial laadministraiva-fisc¿I, odas ellas sobrepuestas suietas cambios istóricos omo os producidos urante el siglo fflll conel arribo al trono hispano e a dinastía orbónica ver O'Gorman, 98l). Para l caso e Chiapas er J.P Viqueira 1999). 150  "...en nuestro país amás se ha hecho un estudio científico competenre paraestablecer uáles on las partes ntegrantes e la Nación y que urisdicción les corres-ponde, pues casi no hay uñ Estado que no tenga pendienre alguna cuestión delímites con su vecino (...), como resultado de esta ndolencia oficial, en la cualtienen una definida respofisabilidad as mismas entidades afectadas sus habitantes,hemos llegado a una división territorial sumamenre defectuosa, que incapacita amenudo a los gobernanres ara cumplir idóneamente u comerido..." (cit enO'Gorman, 1985: 173-17"4).El mismo constituyente, que no obtuvo interlocución favorable enrre suscompañeros, anticipaba problemas que todavía encontramos vigentes en la actuali-dad:"...es ndudablemente n síntoma de la anarquía que coexiste on la acrualdivisión territorial y que constituye una aberración geográfica, conómica, social ypolftica que es preciso subsanar, a que entraña un germen de disolución que tardeo temprano tendrá manifestaciones stensibles" Ibid.: 173-174).A casi un siglo de lo expresado or Francisco Ramírez a federación mexicanaecerÍea odavía problemas de límites interestatales, entro de los cuales e ncluye elcontencioso entre Chiapas y Oaxaca.La visión chiapaneca de esta controversia iene un hito de inflexión en lacontroversia surgida por el denominado "punto trino", punto de referencia sin elcual tanto Chiapas como Oaxaca establecen us erritorios de manera sobrepuesta.Esta cuestión no es resultado de los problemas agrarios uscitados ace res décadas,documentación de principio de siglo ya indica la dificultad para clarificar os ímiresentre los estados de Chiapas, Thbasco, Yeracruz y Oaxaca.s Más bien, la cuestiónagraria ue el detonante para que aparecieran as deficiencias la hora de esrablécerlos lmites interestatales.e o es casual entonces que a partir de la controversia agra- t AHE, Fondo Chimalapas. obre bs límitu con Cbiafus, Tabasco Oaxaca. Gobierno del estado de Veracruz-Llave,Direcció¡ General el Patrimonio el Estado, .f. (sin clasificar). gualmente urante l mand¿to el gobernadorJosé elascoSuárez e ormó una comisión nteresratal ntre os estados nteriormente encionados on el obieüvo e definir sus ímitesy ocalizar uatro Puntos e referencia: l cero de a Gineta, l cerro Mafínez, el cerro Mono petado a boca del río Sa¡abia,ver AGECH, ondo CL, 1.01,1977.eOtro de os aspectos ontroversiales ¿ hora de abordar a problemática e ímites nterestatales s el que hace eferenciaal 'I¿udo Baranda', ombre on el que es conocido l Decreto probado n 05 y mediante l cual se diüde el territoriode Tehuantepec ntre os estados e úancay Veracruz. icho decreto ue aprobado in tomar en cuenta a opinión delestado e Chiapas, GECII, ondo C[, 3.03, .f. Posiblemente l ic. MarioJ. Grayeb ea a persona ue con más nterés e hadedicedo la búqueda de documentación obre et conllicto de ímites y en sus escritos onsidera l mencionado 'LaudoBa¡and¿'como l momento e ergiversación e os supuestos ímites nterestatales, specto ue se vería efleiado n aConsütución arqueñe de 1990, er AGECH, ondo CL, 3.29,1993, Comisión e Límites el Estado e Chiapas, arjetasinformaivas. l5r  ria se abriera otra pendiente, la de los límites,ro y súrgieran desde ambos estadosinvolucrados toda una serie de comisiones dedicadas al acopio de pruebas con laintención de resolver el contencioso que había quedado aparcado porque, en redi-dad, la selva Chimalapa había sido un lugar despoblado, derra de nadie.Sin embargo, estas omisiones nunca han llegado a acuerdos, ni han estable-cido los mecanismos propios parala localización de los puntos trinos que resultanimprescindibles para solventar a controversia.rr A ello hay que aunar la pasividadcon la que se han llevado las negociaciones, mismas que no han agotado as vfaspolíticas o aquellas que la ley tiene previstas la hora de solventar un conflicto deesta natural eza. De esta orma no se ha tomado en cuenta a posibilidad de llegar aun convenio voluntario entre los gobiernos de Chiapas y Oaxaca, atificado por elCongreso de la Unión, y ni siquiera se ha establecido n contencioso ante a Supre-ma Corte de la Nación, como en la actualidad mantienen os estados e Campechey Quintana Roo.Lo expuesto remite más que a un agravio frente a Oaxaca, a una necesariaclarificación de los mecanismos olíticos que deben levar a la solución de un pro-blema secular.12 a anexión de Chiapas a México, y la consiguiente constituciónchiapaneca romulgada en noviembre de 1825, así como otras posteriores, senta-ban los partidos y departamentos ue componían su territorio, mas no las coorde-nadas de los mismos. De lo cual se desprende que resulta problemático, tanto porparte de Chiapas como de Oaxaca, ener certezas istóricas claras de sus espectivoslímites territoriales.Cartas o descripciones eográficas on puntos de referencia para a discusión,pero no son por sí mismas un principio histórico que, en el caso de la frontera, no I(' Los problemas egales ue entornan a resolución residencial e 1967 a f¡vor de os comuneros oques e Oaúca estámediada por la misma dentificación de los terrenos. Un texto apócrifo del Gobierno del estado de Chiapas eñda, asugerencia eguramente el especialista n a materia l Uc. MJ. Grayeb, ue la operación e compra-venta riSinal ndicaque dicho erreno se ocalizó en a provincia de Antequera, or lo que es lógico que as íneas imítrofes de a propiedad,materia del ftulo srcinal, citen os est¿dos e Veracruz Chiapas, i la operación s del año 1687, época en que no existíala división erritorial para el señalamiento e colindancias el territorio de Chiapas o pertenecía I reino de la Nue'aEspaña", HE, Fondo Chimalapas, roble¡wítica de la zon¿ imítrofe Chiaps-Oaxaca. I'os Cbitmlafus, Gobierno delEstado e Ctuapu, ))4,pág. 17.'t La misma C¡nstitución el estado e Chiapas gente a partir de 1982 omó como colindancias el estado as señaledas nel "laudo Baranda", onsiderando l cerro de os Martínsz omo el punto rino, sin embargo a reforma efectuada n 1989suprimió ichas olindancias.t¿la clarid¿d de os fmites entre Chiapas Oamca, expuesta or medios de comunicación declaraciones oüücas lpre-sadas esde mbos stados, ontrasta on ¿ document¿ción xistente e as diversas omisiones e ímites cread¿s uranteel presente iglo. Ver AHE, Fondo Chimalapas. omisión e Límites el Estado e Chiapas, ecretaría e Gobierno, Direcciónde Archivo General Notarías el Est¿do sin clasificar). r52
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x