Documents

David Heddings - La Ciudad de Las Tinieblas

Description
LA CIUDAD DE LAS TINIEBLAS David Eddings http://www.librodot.com Librodot La ciudad de las estrellas David Eddings Y, por fin, para Leigh, mi amada esposa, porque su mano y su mente han recorrido cada una de estas páginas, y ha colaborado en este libro, como en todo lo que hago. 2 Librodot Librodot La ciudad de las estrellas David Eddings PRÓLOGO Sobre el comienzo... y el final. Extractos de El Libro de Torak1 Escuchadme todos, oh angaraks, porque yo soy Torak, Rey de Reyes y Señ
Categories
Published
of 285
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  LA CIUDAD DE LAS TINIEBLASDavid Eddings http://www.librodot.com     Librodot La ciudad de las estrellas David Eddings Librodot 2  Y, por fin, para Leigh, mi amada esposa, porque su mano y su mente han recorridocada una de estas páginas,y ha colaborado en este libro,como en todo lo que hago.  Librodot La ciudad de las estrellas David Eddings Librodot 3 PRÓLOGO Sobre el comienzo... y el final. Extractos de El Libro de Torak  1  Escuchadme todos, oh angaraks, porque yo soy Torak, Rey de Reyes y Señor de losSeñores. Venerad mi nombre y honradme con plegarias y sacrificios, porque yo soyvuestro dios, yo domino todos los reinos de los angaraks. Grande será mi ira si no mecomplacéis.Yo existía antes de la creación del mundo y existiré después de que las montañas sedesmoronen como arena, los ríos se conviertan en aguas estancadas y el mundo semarchite y desaparezca. Yo vivía antes del tiempo y viviré después.Desde los eternos confines del infinito, contemplé el futuro y vi que había dosdestinos que corrían el uno hacia el otro por los ilimitados pasillos de la Eternidad.Cada destino era absoluto y en el último encuentro todo lo que estuviera divididovolvería a formar una unidad. En ese instante, todo lo que fue, todo lo que es y todo loque será convergerá en un solo propósito.Gracias a aquella visión guié a mis seis hermanos a unir sus manos y crear cuantoexiste, de acuerdo con las necesidades de los dos destinos. Así fue como colocamos a laLuna y al Sol en sus órbitas y fraguamos el mundo. Cubrimos el orbe con bosques y plantas, creamos los cuadrúpedos, las aves y los peces para llenar la tierra, los cielos ylas aguas que habíamos creado.Pero nuestro padre no recibió con agrado la creación impulsada por mí y volvió laespalda a nuestra tarea, y se dedicó a completar el absoluto. Yo partí solo a lasmontañas de Korim –que ya no existen – , le exigí que aceptara mi obra, pero él ladespreció desentendiéndose por completo. Mi corazón entonces se volvió insensible para con él y me marché de aquel lugar lo más lejos que pude. I. Esta versión de El Libro de Torak  es una de las tantas que circulan entre los nadraks. Como sólolos sumos sacerdotes grolims tenían acceso a las copias oficiales de la obra, es imposible establecer laautenticidad de esta versión, aunque las pruebas intrínsecas sugieren que podría ser fidedigna. Se creeque en la biblioteca del rey Anheg de Cherek hay una copia fiel y completa de El Libro de Torak,  peronos ha sido imposible consultarla para efectuar una comparación. (Nota del editor.)   Volví a reunir a mis hermanos, nos cogimos de las manos y engendramos al hombre para convertirlo en el instrumento de nuestra voluntad. Creamos muchos pueblos, y a  Librodot La ciudad de las estrellas David Eddings Librodot 4cada pueblo le dimos la posibilidad de elegir a uno de nosotros como dios. Los pueblosnos escogieron a todos menos a Aldur, que se ofendió mucho con nosotros porque no leconcedíamos poder. Aldur se separó entonces de nosotros e intentó llevarse a nuestrosvasallos con sus encantamientos; muy pocos, sin embargo, aceptaron seguirlo.Mis pueblos se bautizaron a sí mismos con el nombre de Angarak. Yo estabacontento con ellos y los conduje a las montañas de Korim –que ya no existen– pararevelarles la razón por la cual había inducido a mis hermanos a crear el mundo.Ellos me honraban con plegarias y me hacían ofrendas; yo los bendije y elloscrecieron y se multiplicaron. En señal de gratitud, me levantaron un altar y meentregaron en sacrificio a sus doncellas más hermosas y a sus jóvenes más valientes.Satisfecho quedé y continué bendiciéndolos. Ellos prosperaron mucho y semultiplicaron en gran número.Envidioso el corazón de Aldur por la adoración que me profesaban, comenzó aodiarme. Conspiró contra mí en secreto, dando con su aliento vida a una piedra parahacer fracasar mis propósitos, y con ella intentó ganar poder sobre mí. Así fue creadaCthrag Yaska, mi eterna y mortal enemiga. Aldur reunió a los que él llamaba discípulos para planear la forma de obtener poder a través de la piedra.Cuando vi que la maldita piedra alejaba a Aldur de mí y de los demás hermanos, fuia verlo y a suplicarle que anulara aquel perverso hechizo y le quitara la vida que lehabía dado con su aliento. Lloré y me humillé ante él para que volviera a unirse a sushermanos.Pero la piedra maligna se había apoderado ya de su alma y el corazón de Aldur sehabía vuelto insensible hacia mí. Entonces advertí que la piedra que había creado lomantendría esclavizado para siempre, pues me hablaba con desprecio e intentó echarmefuera de su presencia.Llevado por el amor que le profesaba y por salvarlo de la horrible maldición que mehabía revelado mi visión, derribé a mihermano y le quité la piedra maligna. Me llevé de allí a Cthrag Yaska paraconseguir, mediante mi poder, suprimir la maldad que había en ella y anular la perversión para la cual había sido creada. Por eso acepté llevar sobre mis hombros lacarga que Aldur había creado.Aldur se enfureció conmigo y me calumnió ante nuestros hermanos, que vinieron averme y me hablaron con desprecio, ordenándome que le devolviera a Aldur lo que lehabía corrompido el alma y que yo me había llevado para liberarlo del hechizo; pero yome resistí.Se aprestaron para la guerra. El cielo se oscurecía con el humo de sus fraguasmientras sus pueblos fabricaban armas de hierro para bañar la tierra con la sangre demis hijos angaraks. A primeros de año sus huestes avanzaban sobre territorio angarak,con mis hermanos al frente.Yo odiaba tener que levantarme contra ellos; pero no podía permitir que saquearanla tierra de mi pueblo ni que derramaran sangre de los que me honraban. Yo sabía que
Search
Similar documents
View more...
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks