Paintings & Photography

IRAK: LAS MENTIRAS DE BUSH Y SUS ALIADOS

Description
Se muestra la manipulación de la información pública, previamente a la invasión de Irak en 2003, con diversos ejemplos. La administración Bush llegó al extremo de hacer pública la identidad de una agente de la CIA, en su afán de lastimar a sus
Published
of 18
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  *F ac u ad de Qu’mica, Universidad N ac ional Aut—noma de MŽxico. 288 OME R  IO EXTERIOR   VOL 59 . NUM 4. ABRIL DF 7009 BE NJ MêN RUIZ LO YOL L  invasi—n a Ku wa it en 1990 y la posterior guer ra del Go lf o PŽrsico en 1   1 dejaron secuelas qu e un a do-cena l e aœos m‡s ta rd e d ese mbo caron en la ocup aci—n de 1 aq por p arte l e Estados U nid os y sus a li ados. Lo qu e no hizo Bush pa dr e ocu pa r Ir aq para quit ar a Sadam Hu sei n del poder), respeta nd o el ma nd ato l e la Or ga ni-zaci—n de las Naciones U nid as ONU), lo ll ev— a cabo su hijo, f und ame nt a ndo sus acciones en me ntir as, datos de inte li gencia torcidos y ma nipul ados y un a decisi—n qu e pr ovoc— un a crisis en el seno de la O NU. 1 Los medios de co muni cac i—n occ ide nt ales hicieron eco el e la desinfo r maci—n man ejada de manera o fi ciosa por Was hin gto n y sus a li ados, con la intenci—n de pr eparar e int e nt ar sensibilizar) a la o pini —n pœbli ca para esa int ervenci—n a rm ada. Por su parte, Sadam Hu sein fu e de los œltimos en percatarse de un a ve rd ad absoluta y visible p ara todo el mund o: a Estados U nid os lo qu e menos le imp o rt aba era si lr aq ma nt e n’ a o no un arsenal de des tru cci—n ma-si va o si ten’a n exos con Al Qae  l a; la d ec isi—n se tom— 1 Viene a la mente una estupenda frase de l poeta y sat’ri co austriaco Karl Kraus 11874-1936): Cuando los padres han construido todo, a los hijos s—lo les queda derrumbarlo .  para h ace r qu e alguien p aga ra por la a tr oc idad del 11 el e septie mbr e ' Žl fue el eg ido cas i por un a nimidad (el pa’s por cas ti ga r fue Afgan ist‡n y la persona qu e paga r’a fue Hu sein ). Era un a opo rtunid ad el e oro para qu e Bush mos tr ara al mund o qu e no pe rmitir’ a qu e se repitiera lo suce did o en las To rr es Ge melas y por ; œi a didura , toma-r’a c umplid a ven ga nza del int e nto de ases inato co ntr a su pa dr e. Si fue n ecesa rio me ntir , ma nipul ar, oc ult ar, torcer, es el pr ecio qu e hab’a qu e p aga r para conseguir el o bj e ti i'O planteado: deshacerse de Sa  i a m Hu sein de un a vez y para sie mpr e. Dar emos un p aseo por este racimo de i n exac ti tu el es, datos man osea dos, m en ti ras d esea radas y desviaciones poi ’ticas y el iplom‡ticas para ju stifi ca r lo i nj usti i ca ble. EL PERIODO UNSCOM-UNMOVIC: ANTES DE REINICIAR LAS INSPECCIONES L a Co misi—n Esp ec ial de Naciones U nid as (Unscom, por su acr— nimo en inglŽs) tuvo qu e sa 1 r de I raq de- bid o a las pr esiones ejercidas por el gob ie rn o de Sa  i a m Hu sein, qu e acusaba a l os insp ec tores de ser es p’as al servicio de Estados Un idos y sus al a  l os, so br e todo Isr ae l. U na de las cues ti ones vitales en dis put a era el ingr eso el e l os in sp ec tores a los palacios pr es idenciales, en los qu e se s up o n’ a po dr’ a haber d oc um e nt ac i—n im por ta nt e para la U nscom, mientras qu e Sa  i a m l os ca lificaba como ‡r eas su J /Cn le sensibl l s. La Co misi—n hab’a ten ido un par de Žx it os mu y es p ec tac ular es , por lo qu e Hu sein 2. Una nueva cita de Karl Kraus: ÀC—mo se gobierna el mundo y c—mo comienzan las guerras 7 Los diplom‡ticos le cuentan mentiras a los periodistas y luego se creen lo que leen En esta Žpoca dir’amos que se creen lo que ven y escuchan en los programas informativos, adem‡s de leer las noticias. 3. ƒxitos que permitieron a Husein calificar de actividades de espio-naje las que llevaba a cabo la Unscom. Uno de Žstos consisti— en el descubrimiento hecho por Nikita Smidovich de algunas plataformas de lanzamiento de misiles que se daban por destruidas. en ‡reas de desperdicios met‡licos. La capacidad de Smidovich lo llev— a revisar a fondo el lug ar, encontrando que las plataformas hab’an sido d esa rma- das, pero no destruidas, ele modo que podr’an volver a ser utilizadas tan s—lo volviŽndolas a armar. El segundo lleg— cuando el yerno de Sada m. Husain Kamel, desert— y emigr— a Jordania en 1995, poniŽndose a disposici—n de la Unscom para revelar una serie de informaciones que resultaron de vital importancia para entender los programas iraqu’es de armas nucleares y armas biol—gicas la existencia de esto hab’a sido negado por arios), lo que enfureci— a Sadam. Una reproducci—n facsimilar de la transcripci—n de uno de los interrogatorios a los que se someti— a Kamel se puede consultar en <http://www.fa i r. or g/ press-releases/kamel.pdf> y es un documento revelador y de impor-tancia hist—rica, cuya lectura no tiene desperdicio. Adem‡s de yerno de Sadam, Ka m el era su primo y luego de su deserci—n fue convencido de regresar a lraq, diciŽndole que hab ’a sido perdonado. Volvi— en Con el fin de evitar que se preparasen es ce narios para enga–ar a los insp ec tor es al minist er io del g obi erno de Iraq s—lo se le informaba cu‡ntas inspec ciones o salidas habr’a pero no se le indicaba ad—nde pr ete ncl ’a ci rcu n sc ribi r su acceso a lu ga res dete rmin ados por su go bie rno y no por la propia Co misi—n. Esto tuvo co mo co lof—n el qu e l os go bie rn os de Estad os U nid os y el Reino U nid o plan ea ran la ope raci—n ll amada Zo rr o del D es ie rt o, en diciembre de 1998. La prim era n oc he de bo mb a rdeos se af ec ta ron 50 blancos escog idos co mo es tr at Žg icos, s upu estame nt e por su vinc ula c i—n co n la capacidad de lraq para pro du c ir a rm amento de d est ru c- ci—n m a si va, as’ como fuerzas el e seg u rielad, ae ro pu e rt os y empl aza mientos el e defensa aŽ r ea integ rada, al igual qu e l os ce ntr os de ma nd o e infra es tru c tura de co ntr ol del go bie rn o el e Hus ein. Ell 7 de dicie mbr e de 1998, la secretaria de Es tad o de Bi C lint on, Madeleine Albrig- ht , fue int e rr ogada en el p rog rama NewsHo ur co nJim Le hr er, el e la ca dena PBS, y r es po ndi —: La int enci—n es d eg radar la ca pa c idad de 1 aq para pr o du cir y e mplea r a rm as de des tru cci—n masiva, no e limin a rla s . Se dej— de lad o el co n oc imie nt o qu e se te n’ a de qu e la inmensa mayor’a el e ese tip o el e a rm ame nt o hab’a s id o d es truid o por la Unscom e ntr e 1 99 1 y las semanas ant eriores al momento el e a band onar el pa’s. febrero de 1996 y se le o rd en— divorciarse(Á en un pa’s musulm‡n 1). acus‡ndolo de traidor. Muri— abatido a tiros el23 de febrero de 1996; la informaci—n inicial dec’a que ha b’a sido v’ctima de ciudadanos honestos resentido s, pero posteriormente se dijo que lo mataron las fuerzas de seguridad de Sacia m. IRAO Y LAS MENTIRAS DE BUSH 289    pa rtir l e la salida l e los insp ec tores l e la Unscom del te rri torio de Ir aq se comenz— un a gue rr a en los me-dios de i nf o rm aci—n para difundir las noticias m‡s ex-traœas relacionadas con Sa  i a m Hu sein a lg un as cie rt as, o tr as no ta nt o); por ejemplo, el peri—dico brit : mi co Tlie Cur m a inf o rm — en fe br ero de 1996 r espec to a alg un as re uni ones e ntr e re pr ese nt an tes del go bi e rn o l e Ir aq y el pr op io O sama Bin Laden;álo c uri oso del as unt o es qu e, a p esar de qu e el m ed io in fo rm atim es inglŽs, la inf o r- maci—n se srcin— en Was hin gton. El en tonces e mb aja-dor de lr aq en Turqu’ a fue sei'iala  l o como un o de los personajes qu e n egoc iaron con Bin Laden, y cua nd o fue a rr estado en abri 1 de 2003 coo per— c on la mi 1 cia esta  l ou-n icl ense pe ro jam‡s of reci— nada c er cano a esas supues-tas re uni ones con Bi n La  l en. Ya en ton ces comenzaban los e rr ores de los sistemas de int e li ge ncia o las me ntir as l e los estado unid enses. Dentro l e las act ividades qu e vinculaban a Ir aq con or ga nizaciones te rr orista s, se in-cluyen la instalaci—n l e ca mp os l e entrenamiento en el s ur del pa’ s, la plan eac i—n l e actos l e sabotaje en la fron tera e ntr e Ir aq y Kuwait y la plan eac i—n c onjunt a para desa rroll ar a rm amento qu’mi co y nucle ar en Su-d‡n, e ntr e o tr as act iv idad es. Todos los pr eside nt es tienen cad‡veres en sus a rm a- ri os. Mucho se acus— a Clint on por el hecho de qu e la ope-raci—n Zo rr o del Desie rt o coincidiera con los momentos m‡s agud os de la crisis ori ginada por M—nica Lewins ki . Al go similar le hab’a suce did o semanas a nt es, cua nd o por coinc iden cia se llev— a cabo la op eraci—n Bœsqu eda Infini ta en las mismas f ec has en qu e a C lint on le co rr es-pondi— pr ese ntarse a declarar a nt e el gran jur ado en-car ga do l e ana li zar el esc‡nd alo Lewinski. 6 4. VŽase <http://www.guardian.co.uk/world/1999/feb/06/julianborger> y <http //www.gua rdia n. co. u k/world/1999/feb/06/alqaida. terroris m>. 5. VŽase <http://www.weeklystandard.com/Content/Public/Articles/ 000/000/005/850¥kvwv.asp ?pg= 1 >y <http://www.weeklystandard. com/Con tent/Pu blic/ Articles/000/000/005/850ikvwv. asp? pg = 2 >. 6. La operaci—n Bœsqueda Infinita implic— bombardear supuestas bases terroristas en Sud‡n y Afganist ‡n donde se supon’a que se escond’an y preparaban grupos terroristas, en respuesta a los ataques con bom-bas perpetrados contra las embajadas de Estados Unidos en Tanzania y Kenia. Esta operaci—n fue conocida entre la gente de la televisi—n estadounidense como la Guerra de M—nica. Aqu’ hubo otra falla de inteligencia al ordenarse el ataque sobre la planta farmacŽutica Al Shifa en Sud‡n, con el argumento de que se trataba de una f‡brica de armamento qu’mico, lo que m‡s tarde se demostr— que era fa lso o al menos, no hab’a evidencia de que en verdad se manufacturasen armas qu’micas en esas instalaciones. El gobierno sudanŽs ha invitado en reiteradas ocasiones al estadounidense a efectuar investigaciones en la citada planta para demostrar a equivocaci—n; por su parte, Estados Unidos ni acepta esas invitaciones ni se disculpa por el ataque. 290 OMER IO EXTERIOR   ABRI L DE 2009 De ntr o de l os as un tos qu e qu edaron por re so lver cuan do la Unscom sa li — de Ir aq, cabe mencionarelos  l e e ll os: l oca li zar 6 000 bo mb as aŽr eas qu e no se en co ntr a-r on y que los ir a qu’ es daban por des truid as, sin haber evi de ncia ele e ll o , as’ como 550 pi ezas l e artiller’a de 155 mm ll enas con gas mostaza. El hecho es qu e el tra-bajo de la Unscom no estaba te rmin ad o) esto inqui e-taba al Co nsejo de Segurida d de la ONU , ta nt o como a Estados Un idos y sus a li ados, pero por r azo nes v o bj eti-vos dif ere nt es. La herencia l e C lint on a Bush qu ed— se mbr ada de impr ecisiones, int e li ge ncia torcida y dud as qu e po dr’ an haber sido s ub sanadas por el re publi cano. Luego vi no el 11 l e septie mbr e de 2001, qu e cambi— la manera de ve r el te rr orismo, qu e s umi — a Bush en un pr oble ma con el qu e ni en sus p eo res pesadillas hab’a so ii ado. Y sin e mb argo, dur ante el ti e mp o tr ansc urrid o e ntr e el ata qu e a Nueva York y el Pe nt‡go no y los mens aj es de final l e òlo, mm- ca hub o un a menc i—n a a rm as l e des tru cci—n masiva ni al posible v’nculo e ntr e Ir aq y Al Q aed a. Es po sible qu e sus cola bor adores m‡ s cercanos (Rice, Chen ey, Rums- fe lcl y Wolf owitz, e ntre o tr os) lo convencie ron de e ll o o lo forzaron a mencionarlo en su di sc ur so de esta do l e la naci—n del 20 de enero l e 2002, como con secuencia de la influ encia del grup o l e halcones qu e form an el ll a-mado Proj ect fo r th e Ne w American Ce ntur y (P NAC), gr up o c on servador (ul tr aco ns erva  l or, ultracler ec h is-ta) qu e desde enero de 1 998 ex i g’a a C linton un plan para des ha cerse de Sadam El PNAC publi c— en 7. Podr’an haber sido cargadas con agentes nerviosos que, cuando la Comisi—n de las Naciones Unidas de Vigilancia, Verificaci—n e Inspec-ci—n (Unmovic, por su acr—nimo en inglŽs) regres— al pa’s en 2002, de seguro estar’an desactivadas o mermadas en su capacidad, si hubieran existido, lo que el tiempo demostr— que no era as’. Lo m‡s probable es que se hubieran utilizado durante la guerra con Ir‡n. 8. En 1998, la Unscom descubri— una docena de piezas de este tipo y el gas mostaza todav’a ten’a una pureza entre 90 y 97 por ciento, es decir, comp l etamente utilizables; pero ese nœmero no resultaba de utilidad estratŽgica, aun en 2003. 9. A este grupo pertenec’an personas como Robert Kagan, Jeb Bush, Richard Cheney, Dona d Rumsfeld, Richard Armitage, John Bolton, Paul Wolfowitz, L ewis Libby, Richard Perle, Elliot Abrams, Zalmay Khalizlad y Robert Zoelick, la mayor’a de ellos con muy diversos car-gos en el gobierno de Bus h. desde secretarios y embajadores hasta el vicepresidente y el presidente del Banco Mundial (de hecho, dos de estos œltimos). quienes lo convencieron de que las armas de des-trucci—n masiva representaban un verdadero peligro para Estados Unidos. Destaca en este grupo Robert Kagan, a quien describiremos tan s—lo con algunas de sus propios dichos: Estados Unidos debe ignorar a a ONU. El Consejo de Seguridad s—lo sirve a los intereses de Francia, el tercer mundo y Sadam Husein , Estados Unidos ejerce el poder en un mundo [ .. 1 en el que todos luchan contra todos. No nos podemos fiar de las normas internacionales . Se trata, en resumen, de un agitador internacional que se basa en frases publicitarias, m‡s que en una l’nea coherente de pensamiento, y Žl es el gurœ del PNAC.  se pti e mbr e el e 2 000 un inf o rm e ll amado Reconstru yen do l as d efe nsas de Es tad os Un id os: es tralt g ia ,   erzas y r ec ur sos j Ja m un 17/II VO sigl o 10 Ent re las de el a racion es m‡s i m po r- tantes en este doc um e nt o, dest aca n l as sig ui e nt es: ¥ Durant e d ece nios, Estados U nid os ha bu scado tener un pap el m ‡s pe rm an e nt e en la seg urid ad r eg ional del Golf o. i l lien tr as qu e el co nfli cto sin r eso lver co n lr aq le pr oporciona l aj us ti ficaci—n inm ediata, la n eces id ad el e un a fuerza esta  l o un icl ense cons ider ab le en el Go lf o tras-cie nd e el asu nt o de l rŽg imen el e Sada m Hu sein. ¥ Estados Un id os debe ser ca paz el e pel ea r y ga nar en s ituac iones el e gue rra mayor es y mœ ltiples, y para e ll o de be a um e ntar su pr es upu esto milit ar en 48 000 mill o-nes el e d— lar es. ¥ Estados U nid os debe id ea r ar mame nt o nuclear co n- tr a l os bunk ers , as’ co mo nu e1 os mŽ todos el e ataqu e elec tr —nico, no letal, biol —g i co ,)' fo rm as avanzad as el e a rm ame nt o biol —g i co qu e pu edan e nf oca rse h ac ia ge-n ot ipos espec’ficos. ¥ Es hora el e in cre me nt ar la pr ese ncia el e Estados Uni-d os en el s udes te asi‡ti co , para mo ti var el pro ceso el e de-m ocra ti zaci—n en C hin a. ¥ El pr oceso el e tra nsfo rm ac i—n ser‡ largo, el e no pr e-se nt arse un acontec imie nt o ca tast r —fico y ca talizador, co mo un nu e1 o Pea rl Ha rb o r. 11 1 O Se puede consultar en <www newamericancentury o rg /Rebuild in g AmericasDefenses.pdf >. 11 Esta afirmaci—n hizo que algunos analistas pensaran en que este grupo tuvo algo que ver con el ataque a Nueva York el 11 de septiembre de 2001 acontecimiento que desat— la guerra contra el terrorismo y el resurgimiento del militaris mo en Estados Unidos. Co mo se advie rt e, las id eas el e este g rupo son, a todas luces, pr ovocadoras y pr emo nit orias, po rqu e mu cho el e lo all’ esc rit o se re fl ej— en la pol’ti ca del r Žg im en el e Bu sh. En el disc ur so so br e el est ado de la na ci—n, pr on unc i a- do por Geo r ge Bu sh el29 el e enero el e 2 00 2, se a nun ci— la decisi—n el e pr eve ni r qu e los te rr ori stas y l os r eg ’m enes qu e respal dab an el te rrori smo ame nazaran a Estados U ni dos y el m u ncl o co n arma s el e d estru cci—n ma siva; se hizo re ferencia co n creta a la Re pœb li ca Po pul ar Demo-Ctá‡ti ca el e Corea , Ir ‡n e Ir aq, ll am‡ndo l os l je de l111 al o t jNie aldad, y se a nun ci— qu e se har’a lo n ecesa rio para gara nti zar la seg urid ad de Esta d os Unicl os. 1" A lo lar- go del Žò 1o la ca mpaii a co ntr a lr a  Á se int ens ifi c— , tanto desde v\ as h i ngton co mo desde Lo ncl res, co n ata Á u es y ame na zas r ec urr e nt es. En este ambie nt e be li cista, el8 el e novie mbr e de 2002 el Co nsejo de Seg urid ad de la ON ado pt— la r eso luci—n 1-141, en la qu e se r eco n oce Á u e I ra Á co ntinuaba viola nd o el e manera gral'e l as ob li gac iones co ntra’da s en la r eso- luci—n 687 el e 1 99 1 y se le co ncede un a œltim a opo rtuni-dad el e co laborar co n l os insp ec tores para c umplir co n ta les ob li gac iones, para no e nfr e nt ar "g rm áes co nsecuen-cias". De ese modo, lr acÁ finalme nt e ace pt— la r eso luci—n y pe rmiti — qu e la Co misi—n el e l as Nac iones U nida s el e Vi g il ancia, Ve rificaci—n e Insp ecc i—n U nm ol'ic, por su acr—nim o en inglŽs) y a A ge ncia 1 n te rn acio na 1 l e Ener- g’a At—m i ca (A  L -\ ) r eg r esa ran a ese pa’ s. 12 . Georg e W. Bus h iscurso del Presidente sobre el estado de la nac i —n 29 de enero de 2002. IRAO Y LAS IVIENTIRAS DE BUSH 291  UNMOV IC EN IRAQ A   co menzar el traba jo de la L' nm má ic en el te rrit orio de Iraq se r ec rud ec i— la ca mpœi :t l e pr es i —n en l os m edios ele co muni cac i—n por part e ele l os go biernos l e Estados Lniclo s )' de l Reino Ln i clo , pr inc ipalm e nt e. Se manif esta ron eludas a ce r ca l e la pr epar ac i—n de l os in specto res, so br e tocio cua nd o m‡ s l e SO l e e ll os h ab’a actuado en I raq durante el periodo ele la Unscom. Ta mbi Žn hub o elud as acerca l e la se rie dad co n la que estos insp ecto r es se tom aban el co mpr o miso 1  )'se ex i- g’a que se encon trara r‡ pidam e nt e la llamad a pi sto la hum ea nt e smnliinggun) qu e ju stifi ca ra la im áasi—n, qu e en apa riencia ya hab’a sido d ec id ida en l os c ’r cul os po l’ti cos, m‡ s a ll ‡ l e la dipl omacia i nt e rn ac i ona l y l e l os pr oce d imi en tos c ient’fi cos asoc iad os co n la l abo r l e l os ins pector es . El trabaj o r ea li zado por la U nm o vi c ten’a mu cho l e inv es tiga ci—n for en se para la fa se l e insp ecc i—n, pero mucha ge nt e olvida qu e esa co misi—n te n’ a tr es l’n eas l e acc i—n: mo nit oreo , \ áe rifi cac i—n e in specc i—n, y qu e es ta œltim a era un a l e tr es, osea, ni la œnica ni la m‡s im portant e, por m‡s qu e fue ra la qu e a los pol’ti cos l es int e resara. A co ntinu aci—n se pr ese nta cada u na ele el l as y s us caracter’st i cas . MONITOREO Se t en ’an qu e es tabl ece r los si ste mas l e mon i oreo y vi gi-lancia que permiti eran saber, sin Ju gara d uel as, qu e las insta l ac ion es visi tadas y en las cual es se d es plegaban ac - ti vidad es en absol uto l ega les, no co menza r’ an a ef ectu ar nin g un a labor il ega l (ni siquiera sos pe chosa) un a vez qu e los insp ec t ores sa li eran de sus te rr enos . Por menci onar un e lm o nit or eo pe rmitir’a ga r ant izar qu e un a f‡br i ca ele p est icidas or ga nof osforado s no de svi ar’a sus activ idad es hacia la pro l ucci—n de a ge n t es ne ur ot—x icos. 13. Para los inspectores era tan serio el compromiso que independien- temente de religi—n o creencias se trabajaba todos los d’as de la semana sin descanso. El 4 de diciembre de 2002 se llevaron a cabo inspecciones en la f‡brica Al Nidaa al sur de Bagdad; en la planta Abdul Kareem Abass œnica que manufacturaba perclorato de amonio. necesario para el propelente s—lido en tambiŽn se visitaron sitios en Tarmiya. Baquba y Taji. Asimismo se trabaj— en la Universi-dad de Bagdad en Abu Graib y en la Universidad TŽcnica de Bagdad y se informaba que estaban trabajando a todo motor 104 inspectores en total. 98 de la Unmovic y seis de la AlEA. El 25 de diciembre hubo inspecciones de instalaciones biol—gicas en Al Taji instalaciones de misiles en Al Kadimiya y Shomuk instalaciones qu’micas en Basora y la AlEA inspeccion— sitios en Hatin Fata en la f‡brica U m Al Maarik y en Al Qa Oa. As’ se repiti— el31 de diciembre de 2002 y el1 de enero de 2003; de hecho las actividades se llevaron a cabo desde su inicio todos los d’as. incluyendo fines de semana hasta el 17 de marzo porque e118 se realiz— la evacuaci—n de los inspectores. 9 COMERCIO EXTERIOR ABRIL DE 2009 E ll o se po d’a l og rar est<t bl ec ie ncl o si ste mas de c ir cu ito ce rrad o de te k\ i si —n. o acu muladores de p art ’culas en el a ir e ele las pi a nt:ts qu’mi cas. o ana l i z: tclores ele l os ga- ses ele sa li da en las c him cnc: ts indu s tri ale s. por men cio- nar s— lo tres ele Lts nrmas de monitor eo. VERIFICACIîN lr aq ten’a Lt ob li g aci—n l e e ntr ega r ca da ci eno ti e mp o un a declaraci—n relacion ada con Lt act i,á icl ad indu strial y el es tado de todo aq ue ll o qu e gua rdara un \'ênculo co n las a rm as l e des tru cci—n ma s i\' a v la fabr i cac i—n l e misi-les. La U nm má ic, a su r eg r eso a Ir aq , Len ’a qu e , áe ri ficar la , áe ra c idad de estas de el a ra ciones. ,-\q u ’ es dond e s ur g ’an l os pr oble ma s m‡s co mp li ca d os , po rqu e durant e el pe-riodo ele dicie mbr e el e 1 998 a dici e mbr e l e 2002 (c ua tro œios sin insp ecc ion es ni acc ion es de \'erificaci—n) hub o ca mbio s a \áeces m u y si gn ifica ti áos Á u e req uiri eron ele un trab aj o mu y co mpli ca do y ta rd ado. Es n ecesa rio hablar tamb iŽn de la œltima decla ra ci—n l e Ir aq , porqu e hub o i m pi i cac iones y com pi i cac ion es de en or me co mp lejiclacl. La r eso lu ci—n 1 44 1 del Co nse jo de Seg urid ad l e la ONU exig’a la e ntr ega de un a declaraci—n total, pr ec isa, exac -ta y actua lizada l e todo s los asp ec t os l e sus a rm as proh i- bid as y sus siste mas ele di spers i—n , as’ co mo de tod os sus otros pro gr amas biol —g icos, qu’mic os y nuclear es, inclu- ye nd o a qu e ll os qu e no tuvie ran pr op—s itos relacion ados con la pr od u cc i—n l e arma me nt o o l e mat erial bŽ li co . TambiŽn se esta bl ec ’a qu e las fa ll as, omision es o fa lsas d ec la racion es co ns tituir’ an un a fran ca vio l ac i—n qu e provocar’a co n secue ncias De la misma man era co mo una perso na f’sica o moral ha ce su prop ia d ec lara-ci—n l e i mpu estos, la entr ega y el Serv icio l e Aclm inistra-ci—n Tr ib utari a puede verifica rl a, as’ se te n’a qu e tr ata r la d ecla r aci— n de lr acÁ; es un pro ce dimi e nto comœn en cual quier proceso l e co ntr ol de armas , co mo el pr evi sto por la Co n ve nci—n so br e la Prohib ici—n de l D esa rr ollo, la Pr o ducci—n , el A lma cenam ie nt o y el Emp l eo l e A rm as Qu’ micas y so br e su D estrucci—n . Esta d ec la ra ci—n d eb’a se r e ntr ega da a la U nm ovic, la A 1 EA y al Co n se jo l e Seg urid ad l e la ON u lo qu e re- pr ese nt— un pr oble ma g ra ve. Una d ec lar ac i —n tota l ne- cesar i ame n te implica la e ntr ega l e los pro ce dimi e ntos i ndu stria l es para la preparac i —n l e, por eje mp lo, age n-t es l e gue rra qu’ mica (sar’n, m ostaza, VX). Si es ta de-clarac i—n d eb ’a e ntr ega rse, adem‡s l e a los in specto res, 14. L as consecuencias serias como se ver’a unos meses despuŽs eran un simple eufemismo para una intervenci—n armada y fue el argumento que utilizaron Bush. Blair y Aznar entre otros para invad ir el pa’s.
Search
Similar documents
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks