Entertainment

La herencia americana de la Guerra contra el Terror

Description
La herencia americana de la Guerra contra el Terror
Categories
Published
of 8
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  LA HERENCIA AMERICANA DELA GUERRA CONTRA EL TERRORLA HERENCIA AMERICANA DELA GUERRA CONTRA EL TERROR TLP TACTICALLEADERSHIPPROGRAMME TLP TACTICALLEADERSHIPPROGRAMME Un viajeal abismoA-10, un jabalíen peligrode extinción Hayabusa-2:de regresoa los asteroides Un viajeal abismoA-10, un jabalíen peligrode extinción Hayabusa-2:de regresoa los asteroides  Revista de Y ASTRONÁUTICA    S   E   P   T   I   E   M   B   R   E   2   0   1   4   N    Ú   M .   8   3   6  A eronáutica  A eronáutica  697REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Septiembre 2014 Sumario Sumario Sumario Sumario Sumario dossierartículossecciones 699700704706708710792794803804806808 Editorial...................................Aviación Militar .......................Aviación Civil..........................Industria y Tecnología............Espacio...................................Panorama de la OTAN...........Nuestro Museo.......................Noticiario.................................Recomendamos........................El Vigía...................................Internet  ................................... Bibliografía.............................. PremiosEjército del Aire 2014 El 26 de junio, el Museodel Aire lució sus mejoresgalas para albergar laXXXVI edición de losPremios Ejército del Aire2014. Rodeados de gestashistóricas, las aeronaves ylos protagonistas que lashicieron posible, no podíaexistir mejor escenariopara albergar un acto tanespecial, en un año en elque conmemoramos el 75aniversario de la creacióndel Ejército del Aire, un 7de octubre de 1939. Mi primer vuelo Meses antes de su fallecimiento en diciembre pasado, el general LeocricioAlmodóvar, con buena mano para la pluma como la tuvo para el vuelocomandando la patrulla acrobática “Ascua”, trajo alguno de sus escritos quehabía encontrado ordenando viejos papeles. Uno de ellos es este que habíatitulado “Mi primer vuelo”. Revista de Aeronáutica y Astronáutica no ha vistomejor forma de homenajear a quien fue jefe de nuestro Servicio Histórico,que publicando este sentido artículo. Nues tra por tada: T actical  Leadershi pProgramme (T  LP). 712718724730778786LA HERENCIA AMERICANA DE LA GUERRA CONTRA EL TERROR  Por G UILLEM C OLOM P IELLA  , doctor en Seguridad Internacional............... UN VIAJE AL ABISMO Por J UAN E. P UCHE E SPEJO , coronel de Intendencia del Ejército del Aire yF RANCISCO  J  AVIER R ODRÍGUEZ R  AMOS , comandante del Ejército del Aire PREMIOS EJÉRCITO DEL AIRE 2014 Por J ULIO S ERRANO C  ARRANZA  , teniente coronel del Ejército del Aire............ MI PRIMER VUELO Por L  EOCRICIO  A  LMODÓVAR M  ARTÍNEZ , general del Ejército del Aire (  )....  A-10, UN JABALÍ EN PELIGRO DE EXTINCIÓN Por David Corral Hernández.............................................................. HAYABUSA-2: DE REGRESO A LOS ASTEROIDES Por M  ANUEL  M ONTES P  ALACIO ............................................................... REVISTA DE AERONÁUTICA  Y ASTRONÁUTICA NÚMERO 836SEPTIEMBRE 2014TLP: PROGRAMA DE LIDERAZGO TÁCTICO ................................................ DE FLORENNES A ALBACETE Por J OSÉ M  ARÍA  S  ALOM P IQUERES , general del Ejército del Aire ....................... –L   ATRADICIÓNAERONÁUTICADEUNACIUDAD : A  LBACETE Por C  ARMEN B  AYOD , alcaldesa de Albacete............................................ –E LLIDERAZGOTÁCTICO . Por I GNACIO B ENGOECHEA  M  ARTÍ , general del Ejército del Aire... EL VERDADERO OBJETIVO DEL TLP Por E NRIQUE M  ARTÍNEZ  V   ALLAS , coronel del Ejército del Aire........................... –L   ASACTIVIDADESACADÉMICASENEL  TLP. Por D OUGLAS S IRK  , Lt Col.................. –L   ASACTIVIDADESDEVUELOENEL  TLP. Por S EBASTIAN S  ALGUES , Lt Col................ EL COMPONENTE NACIONAL DEL TLP (TACTICAL LEADERSHIP PROGRAMME) Por F ERNANDO B UENO C  ABALLERO , teniente coronel del Ejército del Aire........... –S OBREVIVÍAL  TLP. Por L  UIS  J ESÚS B UENO S  ANTOS  yÁ  NGEL  G  ÁLVEZ B ELMONTE ... EL APOYO AL TLP Por M  ANUEL  L  ÓPEZ -L   AGO L  ÓPEZ Z UAZU , comandante del Ejército del Aire......... –M  ANTENIEMIENTO TLP. Por A  NTONIO  J IMÉNEZ , subteniente del Ejército del Aire...... LA FINANCIACIÓN DEL TLP Por A  NTONIO  V   ÁZQUEZ R UIZ , comandante del Ejército del Aire....................... –R  ESUMENEJECUTIVODELESTUDIODELIMPACTOECONÓMICODEL  TLP EN  A  LBACETE Por F RANCISCO  J OSÉ S  ÁEZ , L  UIS  A  NTONIO L  ÓPEZY  C  ARLOTA  L  ORENZO , profesoresde la Facultad de Ecoonómicas de la Universidad de Castilla-La Mancha...... 739740743744748751752756758764768772774  EE s indudable que la Guerra contra el Terrorfue el elemento que articuló las relacionesinternacionales durante la pasada déca-da. A pesar de que esta se dio por termi-nada con la muerte de Osama bin Laden, su re-cuerdo todavía está muy presente en la memoriacolectiva y sus múltiples efectos todavía no han de-saparecido. Este artículo repasará la dirección queestá tomando la defensa estadounidense tras esteperiodo histórico.¿Cuáles podrían ser las principales leccionesaprendidas de la Guerra contra el Terror? Desdeuna óptica política, esta ha manifestado la dificul-tad que presenta una democracia avanzada comola estadounidense para utilizar la fuerza armada endefensa de su interés nacional y la inviabilidadpráctica de mantener largos despliegues en el exte-rior debido a los costes humanos, materiales, eco-nómicos y políticos que estos generan. También haexpuesto la volubilidad de la opinión pública, el po-der de los medios de comunicación de masas paracondicionar la acción política, la incompatibilidadentre los ciclos políticos propios del juego democrá-tico y los tiempos necesarios para explotar las líne-as estratégicas, las limitaciones del jus in bello  enlos conflictos actuales, la peligrosidad intrínseca delos cambios de régimen por la fuerza o la inviabili-dad de las labores de construcción nacional.Desde una óptica militar, Afganistán e Irak hanvuelto a demostrar la imbatibilidad de Estados Uni-dos en el terreno convencional y reve-lado la brecha militar que existe entreel país y sus competidores. Aunque labúsqueda de la Revolución en losAsuntos Militares (RMA) –y muy espe-cialmente las enormes inversiones queel país viene realizando de forma sos-tenida desde hace más de cuarentaaños en sistemas de información, ci-bernética o robótica– ha contribuido areforzar esta hegemonía; esta distan-cia ya no parece ser tan grande co-mo antes. Esta parece haber sufridouna sensible reducción en varias áre-as relevantes –como drones  , armamento inteligente,sensores C 4 ISTAR o satélites de posicionamiento ycomunicaciones– por tres razones: (1) la difusión detecnologías avanzadas y su integración en estrate-gias asimétricas; (2) la crisis financiera, que estáobligando a reducir el montante total de la defensa y descartar el desarrollo de varias capacidades ola modernización de muchos equipos; y (3) los cos-tes de la guerra, que ha consumido vastos recursoshumanos y materiales, erosionado la institución mili-tar, obligado a generar capacidades de limitadautilidad para los conflictos de alta intensidad e im-pedido implementar con normalidad los grandesprogramas de modernización de armamento pro- yectados durante las décadas anteriores 1 .No obstante, estas campañas también han su-puesto un baño de realismo para Estados Unidosque le ha obligado a modular las proclamas delos años noventa. En primer lugar, estos diez añosde guerra han manifestado las carencias de esteejército equipado, adoctrinado, organizado yadiestrado para el combate de altísima intensidadcontra adversarios regulares tecnológicamenteavanzados, cuando se ha visto obligado a estabili-zar y apoyar la reconstrucción de zonas hostiles,mientras realiza una campaña de contrainsurgen-cia y lucha contra fuerzas irregulares; algo bastan-te paradójico cuando el presidente Bush proclamóque Estados Unidos debía estar en condiciones derealizar operaciones de cambio de régimen y deconstrucción nacional. En segundo lu-gar, estas campañas también han re-velado el precio político, humano,económico, material y diplomáticoque debe pagarse cuando se preten-de el cambio forzoso de un régimen ysu posterior pacificación; un costeque los más acérrimos defensores dela RMA, con su fe ciega en la tecno-logía, habían obviado calcular. Asi-mismo, ambos conflictos han demos-trado, una vez más, las limitacionesinherentes de la tecnología para disi-par la niebla de la guerra  y observar REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Septiembre 2014712 L AHERENCIAAMERICANADELAGUERRACONTRAELTERROR Guillem Colom Piella Doctor en Seguridad Internacional   lo que se oculta en el otro lado de la colina … aun-que bien es cierto que la integración en red de to-das las fuentes de inteligencia permiten hacerseuna idea de lo que puede haber. Finalmente, estosconflictos han revelado las limitaciones del estiloamericano de combatir que, basado en la capa-cidad industrial del país para producir armamentosofisticado y en la búsqueda de soluciones tecno-lógicas a problemas estratégicos, pretende apro-vechar su brecha tecnológica para lograr victoriasrápidas, fáciles, limpias y decisivas contra cual-quier adversario. Aunque este modelo parece elmás adecuado para preservar los pilares estratégi-cos del país (disuadir a cualquier actor de iniciarun conflicto convencional contra Washington; per-mitir el libre acceso a cualquier teatro de opera-ciones del globo y derrotar a cualquier competi-dor presente o futuro); durante la Guerra contra elTerror ha mostrado su inadecuación en escenariosde baja intensidad y su irrelevancia en operacio-nes de contrainsurgencia 2 . No obstante, por enci-ma de todo, estas campañas han acabado con lailusión de la guerra quirúrgica, limpia, tecnológi-ca, sin bajas propias ni tampoco daños colatera-les; y han servido para ratificar la inmutable natu-raleza de la guerra, en la que la violencia, la des-trucción y la muerte son sus elementos definidores; y recordar que la fuerza armada es la última ra-zón del gobernante, y que por ello debe ser em-pleada como último recurso, de manera racional y siempre orientada al logro de unos fines políti-cos y estratégicos claramente definidos, realistas yalcanzables en tiempo, espacio y forma.En otras palabras, aunque estas campañas hanpuesto de manifiesto las limitaciones intrínsecasde la tecnología y han modulado las proclamasrevolucionarias de los años anteriores, EstadosUnidos parece continuar confiando en las posibi-lidades que brinda la RMA para resolver los pro-blemas estratégicos que debe afrontar el país trasla Guerra contra el Terror; eliminar la violencia in-herente de la guerra mediante la robotización delos ejércitos y mantener su hegemonía frente acualquier potencial adversario 3 .En efecto, tras eliminar a Osama bin Laden y ce-rrar el ciclo político que arrancó el 11 de septiem-bre de 2001, Washington ha vuelto a redefinirnuevamente su modelo de defensa. Motivado por 713REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Septiembre 2014  la coyuntura doméstica e internacional de la pos-guerra contra el terror, este se orienta nuevamenteal mantenimiento de la supremacía militar del paísfrente a cualquier adversario futuro mediante la con-solidación de las transformaciones tecnológicas,doctrinales y organizativas realizadas por el paísdurante la década de 1990 para conquistar laRMA y la adaptación del nuevo estilo militar nortea-mericano producto de la revolución a la coyunturaactual. Gestado durante los años anteriores, estenuevo modelo empezó a materializarse a principiosde 2012 con la presentación de la Guía Estratégi-ca de la Defensa para consolidarse dos años des-pués con la promulgación, el pasado 4 de marzode 2014, de la Revisión Cuadrienal de la Defensa.Aunque Al Qaeda se halla en una profunda cri-sis existencial y la inestabilidad que está viviendoÁfrica y Oriente Medio brinda – tal y como esta-mos observando hoy en día con organizacionesterroristas como Boro Hakam, ISIS o ISIL – nuevasoportunidades a los grupos yihadistas, la marchade Irak ha dejado al país a manos del yihadismo y el repliegue de Afganistán se realizará sin haberlogrado la situación final deseada; la sensaciónde amenaza que surgió tras los ataques de sep-tiembre de 2001 se ha debilitado. Además, la es-peranza de normalizar la situación de estos paí-ses se ha desvanecido, el panorama estratégicose ha transformado y Estados Unidos ha dejadode ser el único polo del poder global. Además, lacrisis económica que está afectando al país re-quiere redefinir a la baja los objetivos de fuerzas,los catálogos de capacidades, los planes de mo-dernización o los patrones de despliegue; y priori-zar un menguante gasto en defensa que, en casode no contener el déficit público ni consensuar elpresupuesto entre el gobierno y la opo-sición, podría reducirse en un billón dedólares hasta el año 2021.En efecto, en agosto de 2011 seaprobó la Ley de Control Presupuestario  que reducía la base de gasto de defen-sa –entendida esta como la partidaaprobada en el presupuesto federal pa-ra garantizar el funcionamiento del Pen-tágono en condiciones normales– en487.000 millones de dólares, una cifraque podría doblarse si no se logra con-tener el déficit público en los próximosejercicios presupuestarios. Además estaley introdujo un mecanismo de seques- tration (recorte) de un 7% adicional(50.000 millones) anual hasta 2021 so-bre el presupuesto base de defensa quese activaría automáticamente si el go-bierno y la oposición no lograban con-sensuar los presupuestos. Cuando en2013 Estados Unidos cruzó el abismofiscal, este mecanismo entró en funcio-namiento, obligando al titular de Defen-sa a aplicar un plan de recortes de ur-gencia que afectó el normal funciona-miento del Pentágono y comprometió laseguridad nacional del país. Aunque endiciembre del mismo año se aprobó unconjunto de medidas encaminadas apaliar momentáneamente esta situación;estos recortes podrían continuar en2016, afectando especialmente a losplanes de investigación y desarrollo, modernizaciónde material, adiestramiento o disponibilidad de lafuerza. Ello no solo podría incrementar el riesgo y elsobreesfuerzo al que estaría sometido el ejército es-tadounidense; sino también …si el entorno fiscal no mejora, en el año 2021 la Fuerza Conjunta serádemasiado pequeña y no lo suficientemente moder- na para garantizar nuestra estrategia de defensa 4 .En consecuencia, en esta coyuntura histórica losestrategas estadounidenses han dado carpetazo atodo lo relacionado con la Guerra contra el Terror yhan vuelto a interesarse por otros riesgos y amena-zas más tradicionales. Así, las grandes contingen-cias de la pasada década –aunque incapaces dealterar la estructura del sistema internacional– comola Guerra contra el Terror, la construcción de esta- REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Septiembre 2014714
Search
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x