Gadgets

La villa romana de El Saladillo (Estepona)

Description
La villa romana de El Saladillo (Estepona)
Categories
Published
of 6
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  CILNIANA  87 INTRODUCCIÓN a construcción de una serie de edificacio-nes en la zona conocida como El Saladillo,supuso la destrucción parcial de un yacimientoromano del que apenas se tenían datos 1 , Actual-mente la zona está dividida en varias parcelas,correspondiendo la parte que hemos excavado ala empresa Abacon-Delta S.A., la cual costeó losprimeros gastos ocasionados por la excavación,emprendida en agosto de 2000.En esta fase los trabajos de campo se hanceñido a la zona afectada por las obras. Se reali-zaron tres cortes (1 a 3) en el sector central delsolar, apenas alterado aún por los movimientosde tierra, donde se planeaba construir otro edifi-cio en un área en el que no se apreciaban restos.Por otro lado se planeaba un chiringuito junto auna de las zonas en la que sí eran visibles algu-nas estructuras murarias. En ella realizamos loscortes 4 y 5, abriendo la excavación en exten-sión, con unas dimensiones de unos 45 m2. RESULTADOS DE LA EXCAVACIÓN En los cortes 1 a 3 se obtuvo una mismaestratigrafía en todos ellos. Es una zona aún noalterada, pero resultó prácticamente estéril encuanto a restos arqueológicos.El estrato superior es una gruesa capa dearena grisácea con vegetación de tipo dunar. Apa-rece casi exenta de materiales, salvo algunos frag-mentos de cerámica tanto romana como moder-na. Dicho estrato corresponde con el tiempo enque la zona ha sido dedicada a la agricultura, hastafechas no muy lejanas. La Villa Romana de EL SALADILLO (ESTEPONA, MÁLAGA)  Alejandro Pérez-Malumbres Landa y Juan Antonio Martín Ruiz FOTOS: Alejandro Pérez-Malumbres Landa  La excavación arqueológica emprendida en este yacimiento nos ha permitido documentar un conjunto arqueológico de un gran interés, adscribible a época romana, así como indicios deun posible emplazamiento fenicio anterior.  Estancia B. Paramento enfoscado con cal junto al paso de la puerta  L  88   CILNIANA Por debajo aparece otro estrato de tierramarrón-rojiza, con grava fina, que se superponea diversos estratos de arcillas amarillas y rojas,uno de los cuales, de considerable grosor y tam-bién mezclado con gravas, se sitúa directamentea la roca base, un bizcornil bastante deleznablede color blancuzco.Por tanto, los resultados son nulos encuanto a presencia de restos arqueológicos, sal- vo los superficiales que pueden haber sido arras-trados desde el área principal del yacimiento porla acción del arado.En el otro sector excavado, junto al lugardonde eran visibles los restos murarios, situadaal sureste de la anterior, se abrieron los cortes 4 y 5. Aparecen en superficie las mismas formacio-nes dunares y, bajo éstas, un estrato de arenaamarilla muy compacta, con abundantes fragmen-tos de piedra, ladrillo y cerámica, arrastrados porel arado. Presenta un fuerte buzamiento hacia elsur, hasta el punto de no aparecer en el sectormás al norte, donde se encuentran por debajolos restos murarios. Parece como si la presenciade éstos, un vez abandonados, hubiera supuestola creación de un “tell” o montículo artificial alretener los materiales arrastrados por el viento.Por debajo aparece otro estrato de arenassueltas de color negruzco, nódulos de cal y algu-na cerámica. Este estrato cubre ya el plano derotura de una serie de estructuras que describi-remos a continuación. Al exterior aparecen es-combros procedentes de su derrumbe.Las estructuras citadas consisten en unospotentes muros que forman esquina hacia el mar,apareciendo ésta esquina y su opuesta reforza-das en anchura, a modo de un pilar, el cual apare-ce caído en el interior. Ambos muros delimitanun edificio con orientación suroeste-noreste, queparece la principal de todo el conjunto. Los mu-ros aparecen conservados en una altura muy con-siderable, hasta 1,70 m. y están realizados enmampostería de calicanto realizada medianteencofrados, con un zócalo más ancho que el al-zado. Los paramentos están recubiertos por unmortero de cal que forma un llagueado, dejando visible el núcleo de la piedra. La esquina interiorestá regularizada con ladrillos.En su interior aparece otro muro paraleloal que cierra el espacio por el sureste, destruidoen parte por la acción de las máquinas. Éste deli-mita dos estancias que hemos denominado A y B. En el muro se abre un paso de puerta, cuyas jambas están formadas por ladrillos y bajo el cualhay un arco, así mismo de ladrillo; dicha puertafue posteriormente cegada con grandes cantosrodados, reforma que se vino abajo y aparececomo derrumbe a ambos lados del muro,infrapuesto al derrumbe del resto de la estructu-ra srcinal.La estancia A es en la que se ha desarro-llado la mayor parte de la excavación. Tiene unasdimensiones máximas al interior de 3,76 x 4,80m., donde aparecen los derrumbes de los muros,incluido un gran bloque volcado desde el pilarde la esquina exterior, así como restos de la cu-bierta de tegulae o tejas planas y fragmentos de  VILLA ROMANA DE EL SALADILLO  Restos de piscina o pileta con esquinas curvas  Paramento exterior de los muros de fachada. El llagueado de cal deja visibles las piedras   CILNIANA  89 suelo de opus signimum (hormigón demortero de cal, piedras y fragmentosde cerámica, que resulta impermeable y es empleado en distintas obrashidraúlicas). Este suelo, del que seconserva un sector in situ en la esqui-na NE., apoyaba en una serie de pila-res de ladrillo (  suspensurae ) que sobre-salen de los muros, y que se corres-ponden en altura a una serie demechinales o huecos en el muro, conla forma de ladrillo. Por debajo deja-ban un espacio libre para la circula-ción de aire caliente, el cual aparececolmatado por los derrumbes. Entreellos hay numerosos ladrillos, algunoscirculares con un diámetro de 36/37cm. y 5,5 cm. de grosor. No hemosterminado de excavarla ya que de ha-cerlo, en medio de la obra en que estáinmerso el yacimiento y dado que se hacía ne-cesario dar por finalizada esta campaña, nopodía asegurarse su conservación de forma óp-tima. Queda como uno de los objetivos a cul-minar en próximas actuaciones.La estancia B, prácticamente destruida porel rebaje mecánico realizado para situar la grúa,muestra, sin embargo, en su lado del muro divi-sorio unas estructuras de ladrillo sustentantes delmismo tipo. El paramento interior está recubier-to de una gruesa capa de cal. Bajo el paso de lapuerta cegada aparece el citado arco realizadocon ladrillos que comunica con la estancia A. Al exterior de los muros, por debajo delos escombros, aparecen tan sólo capas de arenacon algunos materiales, como fragmentos deánforas y tégulas, hasta llegar a la zapata de ci-mentación, la cual es en parte muy saliente y fuerealizada en una fosa excavada en la misma are-na. Consideramos, ante la ausenciade estructuras en todo este espa-cio, que los muros citados viene acorresponder con el límite o esqui-na suroeste del edificio.Procedimos a la limpieza delas estructuras más próximas a lazona excavada, un poco hacia el in-terior, en el área afectada por labase de la grúa. Éstas se hallabancubiertas únicamente por arena, demanera que su limpieza resultabamuy fácil. Por una parte seguimosel muro que limita la estancia porel oeste, que en este sector presen-ta al interior una gruesa capa demortero de cal, bien alisado. En suprolongación se detecta un pilar,roto en parte por la máquina, asociado a un sue-lo de opus signimum , el cual apoya sobre un arcode gruesos ladrillos, con 45 cm. de luz, similaral que se encuentra bajo el paso de la puerta, y que apoya a su vez sobre una amplia superficierecubierta de opus signumum , que se une al muro vertical con una moldura de bocel. Al este de la estructura descrita, en la otraesquina de la rotura provocada por la grúa, seobserva una estructura de planta curva, lo únicoque se ha conservado, recubierta con morterode cal, a modo de piscina.Fuera ya de la zona objeto de la excava-ción, en la parte del yacimiento alterada por lasobras, aparecen otra serie de muros. A nuestrallegada tan sólo pudimos inspeccionar una partedel solar, ya que en otra la obra estaba ya muy avanzada y tapaba los “perfiles” resultantes delrebaje. La técnica constructiva empleada es va-  VILLA ROMANA DE EL SALADILLO  Vista general de la estancia A. Son visibles las suspensurae y, entre los rellenos, el bloque de pilar caído a la izquierda  Esquina exterior de los muros que delimitan el conjunto. Es visible la zapata de cimentación   90   CILNIANA riada, dándose en unmismo muro cimenta-ción de guijarros, al-zado de sillares y, porencima, de ladrillos.En otros el zócalo esde guijarros y el alza-do de ladrillos. Así mismo, se observan varios pavimentos,entre ellos uno muy extenso de opus signimum , siendotambién visibles dosramales de una con-ducción de aguas sub-terránea formada porladrillos y piedras,que se encuentrancerca de la zonaexcavada, y que des-embocan en direcciónal mar. En diversospuntos se observantegulas procedentesde la techumbre, al-gunas de ellas enteras.Como hemos dicho, el conjunto del edi-ficio parece tener una forma rectangular, conel lado mayor prolongándose hacia el interior,siguiendo una orientación suroeste-noroeste.En el extremo este del solar ya aparecen tansolo materiales sueltos y algunos restos deconchas de murex. LOS MATERIALES ARQUEOLÓGICOS Los artefactos recuperados en el transcur-  VILLA ROMANA DE EL SALADILLO so de la intervención son escasos, y en su mayo-ría corresponden a hallazgos de época romana,si bien hemos de indicar que existen también al-gunos fragmentos cerámicos descontex-tualizados, muy pocos, pertenecientes al ámbitofenicio. Estos son un fragmento de cuencosemiesférico decorado al interior y exterior conun engobe rojo de tonalidades castañas, un bor-de engrosado de un lebrillo sin decorar y un bor-de de ánfora tipo Mañá C2, esta última destinadaa contener salazón de pescado. Dichos restosabarcan una cronología muy amplia, que se re-monta cuando menos al siglo VI a.C. y llega has-ta época romana republicana.Por lo que respecta a los materiales roma-nos, cabe decir que se trata de cerámicas tantoaltoimperiales como pertenecientes al bajo im-perio. Han podido documentarse restos de va-sos de paredes finas decoradas con la técnica dela barbotina, así como fragmentos de lucernasde disco, así como ejemplares de terra sigillata hispánica (forma 10) 2 , en ocasiones mostrandola marca del alfarero.Podemos mencionar, además de terrasigillata africana y de cocina, con formas comotapaderas, cuencos, ollas de la forma 1 y cazue-las de la forma 6 de Mercedes Vegas 3 , y fuentesadscribibles a la forma Lamb.9ª, Hayes 181, delos siglos II-V d.C.; todo ello sin olvidar algúnanzuelo de bronce, restos malacológicos, y un “Se trata de una villa próxima al mar, conocida por ahora tan sólo en su zona termal, con una cronología que abarca, por ahora, desde el siglo I d.C. hasta finales del Imperio”   Esquina NE. de la estancia A. Es visible un resto de pavimento de opus signimum apoyado en el ladrillo volado  Suelos de opus signinum en dos alturas, con un arco de ladrillos en medio y entre pilares 
Search
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks