Others

Libro 2, capítulo 3, de la novela Las reglas del juego, de Nisa Arce.

Description
Libro 2, capítulo 3, de la novela Las reglas del juego, de Nisa Arce. Novela: Nisa Arce Ilustraciones y Beta Reader: Laura Bartolomé Sinopsis: Dani cree haberlo conseguido casi todo como futbolista: es titular indiscutible en su equipo, se le considera el mejor defensa de España y tiene un palmarés envidiable. Sin embargo, no puede decir lo mismo en el plano personal. La llegada del nuevo fichaje del club hará que su vida cambie dentro y fuera de los terrenos de juego para siempre. http://lasreglasdeljuego.nisa-arce.net
Categories
Published
of 43
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  Las reglas del juego   http://lasreglasdeljuego.nisa-arce.net  1  Las reglas del juego   http://lasreglasdeljuego.nisa-arce.net  2  Las reglas del juego   http://lasreglasdeljuego.nisa-arce.net  3  Las reglas del juego   http://lasreglasdeljuego.nisa-arce.net  Capítulo 3 Cristina se desperezó lentamente, extrañada al saberse sola en la cama quitandola presencia de Schuster  , que dormitaba a sus pies tendido cuan largo era. Trascomprobar por el despertador de su mesita de noche que no eran ni las siete y media, por lo que le quedaba un buen rato hasta que el deber la llevara a acudir al trabajo en suconsulta, sopesó si debía o no levantarse. Sin embargo, cuando le llegaron ruidosahogados por la distancia provenientes de la cocina, decidió hacerse la remolona un poco más.Una sonrisa de satisfacción le iluminó el rostro cuando su marido estuvo devuelta portando una bandeja con el copioso desayuno que había preparado, detalle quesi bien le pareció encantador, también la puso en alerta. —Buenos días —dijo el defensa del Juventud, poniéndosela sobre el regazocubierto aún por la colcha. —Buenos días, juerguista —replicó ella besándole en los labios—. ¿A qué horallegaste anoche? No te oí entrar, aunque sé que en algún momento me moví para tu ladode la cama y te encontré. —Lo sé, te pegaste a mí como una lapa —recordó él, divertido, mientras leacariciaba la cabeza al perro, quien le devolvía el saludo moviendo ligeramente el rabo, 4
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x