Concepts & Trends

Terrorismo, guerra e imaginario colectivo

Description
This article analyzes the role urban legends paly in periods of war or in societies threatened by terrorism. Thanks to their symbolic content and to the way oral narratives adapt to circumstances thanks to the processes of variation, one can study
Published
of 13
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
   1 Terrorismo, guerra e imaginario colectivo Juan J. Prat Ferrer, Ph. D.Universidad SEK de Segovia La incidencia que tiene la opinión pública en casos de conflictos y de crisis esde suma importancia; para analizarla se han diseñado todo tipo de encuestas que sesometen a un estudio exhaustivo. También se tiene en cuenta lo que difunden losmedios de comunicación de masas, y los gobiernos y otras organizaciones poseenmecanismos para lanzar cierto tipo de textos con los que se pretende influir en laopinión pública. Menos caso se ha hecho de un tipo de producción representativo delimaginario colectivo cuya continua recreación y difusión está a cargo de la gentemisma, son las leyendas contemporáneas, mal llamadas leyendas urbanas. Suimportancia para el estudio de las comunidades y de las sociedades estriba en quemientras las otras formas de obtener información sobre lo que la gente piensa estándiseñadas y dirigidas por equipos exteriores a los grupos y comunidades, estas son suproducto, con lo que reflejan con gran fidelidad el sentir comunitario.Una leyenda urbana es un tipo de relato sobre acontecimientos actuales que sepresentan como cosas que verdaderamente pasaron y cuya veracidad se basa en elhecho de que el informante es siempre alguien cercano (un familiar, un amigo, uncompañero), y, por lo general, la fuente principal queda expresada por la fórmula “elamigo de un amigo”. Es un género cuyo estudio es bastante reciente; a partir del sigloXIX un buen número de investigadores se había interesado por el estudio de lo quecuenta la gente, pero su intención era descubrir en las tradiciones antiguas lascreencias, costumbres y rituales de los pueblos anteriores a la llegada de lacivilización grecorromana o del cristianismo. Solo a mediados del siglo XX el interés secentró, sobre todo por parte de los investigadores de universidades estadounidenses ynórdicas, en el aquí y ahora que representan las leyendas contemporáneas. Sobre todoa partir de la segunda mitad del siglo XX, los investigadores pasaron del estudiodiacrónico de las culturas a su estudio sincrónico.Los trabajos que se han realizado sobre este tipo de relatos han tenido que vercon su clasificación, srcen, difusión, y, en cierta medida, con su significado. Variosson los temas que tocan este tipo de leyendas, y representan las preocupaciones de loshabitantes de países urbanizados e industrializados. Además de los temas eternos,como el amor, el sexo y la muerte, se pueden citar el impacto que tiene la cada vez   2 más sofisticada tecnología en nuestras vidas, el anonimato en que nos vemosenvueltos en la sociedad contemporánea, el poder de las multinacionales, el conflictoque supone la convivencia con otros grupos étnicos y la violencia que nos afecta deuna forma más o menos directa. Basta con visitar algunas de las numerosas páginas web  , sobre todo anglosajonas, que existen en la red, para darse cuenta de laimportancia que este fenómeno tiene en nuestras sociedades. El terrorismo y la guerrano pueden quedar fuera de estas inquietudes, puesto que son elementosimportantísimos en nuestras vidas. Un repaso por algunas de las leyendascontemporáneas que han corrido de boca en boca en los últimos años y que han sidorecogidas y estudiadas nos servirá para ver cómo queda reflejado el sentir popularfrente a este tipo de acontecimientos.Este tipo de relatos producidos por el imaginario colectivo se reconocen porqueexisten en variantes (mientras ciertos elementos permanecen estables otros cambian), y una parte significativa de los estudios que se han producido consiste en el análisisde las variantes 1 . Las leyendas contemporáneas que circulan entre la gente, si bienpudieron tener un srcen basado en un hecho real, en su forma actual, varias vecesrecreada, no pueden ser totalmente verídicos. El profesor de la Universidad de Utah Jan Harold Brunvand, que ha dedicado muchos años de su vida al estudio delpatrimonio intangible, es sin duda una de las autoridades sobre este tema. Brunvandafirma que el hecho de que la mayoría de la gente que las transmiten no crearealmente en ellas “de ninguna manera disminuye el atractivo que las leyendasurbanas ejercen sobre nosotros” 2 . Brunvand señala tres elementos cruciales para queun relato sobreviva como leyenda en nuestra sociedad contemporánea, que contengaun argumento atractivo, que esté fundado en una creencia y que contenga un mensajeo moraleja 3 . La importancia de estos relatos no estriba en su veracidad, sino en lamanera en que reflejan el sentir de la colectividad convirtiéndose en vehículo deexpresión de sus creencias, temores y preocupaciones y de sus actitudes frente a losacontecimientos de la actualidad.Se tiende a pensar que las noticias y las leyendas contemporáneas son génerosopuestos; las noticias se presentan como información verdadera y verificable, mientrasque las leyendas son relatos falsos, pero la realidad es que ambos son constructosculturales; tanto la noticia como la leyenda son relatos que cuentan algo que interesaa un público, y en un buen número de casos las noticias no son más que leyendasdisfrazadas; de hecho, la mayoría de las leyendas contemporáneas que se encuentran 1 Para más información, véase Bennett, G. (1987). 2 Brunvand, J. (1981): 2. 3   Ibidem  : 10.   3 hoy día en las recopilaciones han sido difundidas en algún momento por los medios decomunicación de masas. Las leyendas, por su parte, se transmiten bajo la forma denoticias sobre hechos muy parecidos a los que se presentan en los medios decomunicación de masas, y, al igual que las noticias, se suelen centrar en escándalos,tragedias, muertes, catástrofes u otro tipo de daños que la gente sufre; la ventaja quetienen las leyendas sobre las noticias es que se comunican personalmente, por mediode un contacto humano no mediatizado 4 . Para el estudioso de las comunidadeshumanas esta producción es importante, sobre todo si se tiene en cuenta que losfenómenos culturales suelen ocurrir antes que los políticos; las leyendas históricas sereformulan y circulan antes de que se formen los movimientos sociales.Si queremos comprender fenómenos como el terrorismo islamista, elconocimiento de las leyendas que formaron arquetipos que sirvieron de inspiración,consciente o inconsciente, para la creación de ciertos líderes y agrupaciones serásumamente esclarecedor. De las muchas antiguas leyendas cristianas que se forjaronen torno al mundo musulmán, una de las más interesantes, para nuestra época ylugar, quizá sea la de la secta llamada de los asesinos. Era esta una secta chiíformada alrededor del califa fatimí Abú Mansur Nizar a finales del siglo XI, y cuyaautoridad se hizo sentir sobre todo en Siria y Persia, regiones que controlaban desde elcastillo de Alamut, tomado en 1090. Odiados por las comunidades suníes, estosnaziríes 5 recibieron el nombre de asesinos  , es decir, “los que usan hachís”, que quizáfuera un insulto que tendría el significado de “irreligiosos” o “marginales”, aunque enPersia se referían a ellos como los “apóstatas”. Este grupo usó el asesinato político,cometido no en secreto, sino a la luz del día y a la vista de un gran número detestigos, como arma política para asegurar su poder. Los asesinos que cometían estosactos eran prendidos y ejecutados la mayoría de las veces. Lograban así imponerse pormedio del terror, aunque a costa de su propio martirio. Su fama hizo que seexageraran sus actuaciones y se les atribuyeran toda clase de atentados políticos.Esta fue la primera banda terrorista de que se tiene noticia, y su memoria se hamantenido en el folclor europeo gracias a los relatos que traían los cruzados; elnombre de asesinos  aparece por vez primera en Europa en una crónica escrita porBucardo de Worms y fechada en 1175. Cuando los mogoles tomaron Alamut en 1256,la secta continuó su existencia en situaciones precarias, pero ha sobrevivido hastanuestros días 6 . 4   Ibidem  : 11. 5 Grupo discrepante de los fatimíes, enemigos de los suníes. 6 Para más información, véase O'Leary, D. (2003): 161-164.   4 La leyenda que se formó en torno a ellos procedía de la incomprensión porparte de los cruzados cristianos de su concepto de martirio, que incluía el que unmiembro de la secta sacrificara su vida en un atentado político. La explicación que sedaba a este comportamiento irracional era que su mente estaba controlada pordrogas 7 ; esta creencia, junto con la recibida de los musulmanes, de que quien moríaluchando entraba directamente en el paraíso, fueron sus elementos principales. Unode sus líderes, Rashid al-Din Sinán, llamado el Viejo de la Montaña, se convirtió en elcentro de esta leyenda. Tal era la devoción que le tenían sus seguidores, que en unademostración ante algunos nobles cruzados, según se cuenta, el Viejo mandó a variosa suicidarse saltando de lo alto de la muralla, cosa que hicieron inmediatamente 8 .Marco Polo, en el capítulo cuarenta y uno de su libro, da la forma definitiva a laleyenda: Se contaba que hizo construir un jardín de increíble belleza rodeado depalacios donde habitaban mujeres hermosísimas. Tras haber adormecido a los jóvenesque quería usar para sus asesinatos con una droga, los mandaba transportar a este jardín, donde vivían por un tiempo gozando de todo tipo de deleites; luego, usando elmismo método los mandaba sacar. A su regreso se les hacía creer que habían estadoen el paraíso; los jóvenes, con la nostalgia de volver allí, estaban dispuestos a cometerasesinatos, y hasta a dejarse apresar y ejecutar 9 . Las referencias que a lo largo de lossiglos se han hecho de la leyenda de los asesinos casi siempre se basan en la versiónde Marco Polo.La arquetipación de los personajes y fenómenos públicos es un hecho conocidoque ha sido estudiado por Julio Caro Baroja, quien da dos posibilidades básicas en lacreación arquetípica de las leyendas: un personaje o acción real se presentan conrasgos pertenecientes al ámbito de lo legendario, o por el contrario, un personaje oacción legendarios o ficticios se presentan con rasgos sacados de la realidad 10 . A estocabría añadir, para otros hechos pertenecientes al patrimonio intangible una tercera 7 Lejos quedaba la memoria de los mártires mozárabes de la Córdoba de mediados del siglo IX,cuyo fanatismo religioso también los había llevado a buscar el martirio; este comportamientoobligó a que se celebraran en Sevilla (851) y en Córdoba (852) concilios en que se condenó labúsqueda activa y espontánea del martirio. En todo esto tuvieron mucho que ver el clérigo yescritor Álvaro de Córdoba, autor del Indiculus luminosus  –un ataque al Corán y a lascostumbres arabizantes– y Eulogio de Córdoba, que compuso un Documentum martyriale  paraincitar a las doncellas a sacrificar su vida por la fe. 8 Esta acción, legendaria, sin duda, se narra también de algunos otros personajes de laAntigüedad. 9 Polo, M. (1998): 97-100. Para más información sobre esta secta, véase Maalouf, A. (1996): 151-157, 247 y 260-262. 10 Caro Baroja, J. (1991): 28.   5 posibilidad: un relato ficticio toma prestadas características de otro relato o familia derelatos. Resulta, pues, que en la formación de arquetipos existe una acumulación deanécdotas, pero también existe una supresión de rasgos y anécdotas que locontradicen o al menos que no coinciden con él. El Che bien puede ser ejemplo de unafigura que se ha convertido en héroe de culto, no muy lejano a los héroes que desde lacultura clásica griega y la hebrea se han venido dando en el mundo occidental. Elcarácter mesiánico de esta figura histórico-legendaria es bien conocido. La visión quese nos ofrece de Bin Laden, personaje más cercano al tema de este trabajo, es sinduda equiparable al Viejo de la Montaña, cuyas características comparte. Tras lasegunda invasión de Iraq por las tropas enviadas por Estados Unidos y sus aliados,otros héroes se han ido formando en la lucha contra los soldados occidentales. Porejemplo, en Bagdad se habla de un muchacho de doce años que había visto cómo elejército estadounidense había matado a su padre cuando este estaba mirando desdela puerta de su casa, y luego a su madre cuando esta salió a recoger el cadáver. Elmuchacho, que se amolda al arquetipo del joven David, se alistó en el Jail Al-Salafi yse cuenta que ha matado a más de una veintena de soldados estadounidenses 11 .Si bien la mayoría de las leyendas contemporáneas sobre el mundo militar hansido catalogadas y estudiadas por los folclorólogos estadounidenses, existen algunosejemplos de otras culturas. En naciones que viven bajo dominación extranjera, losrumores y leyendas que habitan en la mente popular a veces conectan hechossobrenaturales como apariciones y milagros con el mundo de lo militar. El curiosorelato del chico salvado por la serpiente es un producto de los soldados estonios quebien refleja su sentir al verse forzados a luchar en una guerra que nada tenía que vercon ellos. La leyenda cuenta que un muchacho estonio que servía en Afganistándurante la guerra que las tropas soviéticas sostenían en esta región trabajaba en lascocinas; solía tirar la basura a las afueras del campamento donde una serpiente queallí vivía creció alimentándose de las sobras. Pasaron los meses, y una noche laserpiente se enroscó en el chico y lo tuvo aprisionado hasta el amanecer. El joven,aterrorizado no se atrevió a mover un solo miembro de su cuerpo, y cuando se violiberado, regresó al campamento y lo encontró totalmente destruido y a todos lossoldados degollados 12 .Las aprensiones y preocupaciones de los soldados estadounidenses,representantes de otro tipo de tropas, las invasoras, quedan reflejadas en la leyendaque cuenta cómo un soldado recibe una cinta de vídeo en que ve a su mujermanteniendo relaciones sexuales con otro. Esta leyenda, que circuló durante la 11 Enders, D. (2005): 139. 12   Cfr  . Kalmre, E . (1996). También se ha señalado la importancia de la serpiente como sermitológico protector en la mitología de este y otros pueblos de la región.
Search
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks