Health & Medicine

La sociedad de consumo

Description
La sociedad de consumo
Published
of 2
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  !" $%&'()") )( &%*$+,%- ./*($'$ 0 (1%2+&'3*4 Cuando veo las noticias y me entero de los grandes conflictos que atraviesan ciertos pa’ses, es inevitable para mi cuestionar e indagar sobre quŽ ha llevado a la sociedad actual a enfrentarse de esta manera, quŽ nos ha llevado a descuidar y acabar con nuestros recursos naturales. El conflicto que atraviesan pa’ses como Ucrania y Venezuela donde su gente se enfrenta y discrepa por defender un sistema econ—mico bien sea el socialismo o el capitalismo es un conflicto que nos deber’a interesar a todos, para mi es la forma de despertar, analizar y cuestionar nuestra sociedad, y como dije anteriormente es inevitable indagar c—mo la sociedad actual lleg— donde est‡. Cuando James Watt creo la m‡quina de vapor (1763-1765), pienso que  jam‡s imagino que su creaci—n ser’a tan importante como para inspirar e influir un gran cambio social y econ—mico. A mediados del siglo XVIII inicia la industrializaci—n y con ella llegan muchos cambios, la gente del campo se traslada a las urbes (Žxodo rural), se inicia la producci—n e intercambio de mercanc’as por dinero, el carb—n se convierte en el mineral m‡s importante de la revoluci—n industrial, y el da el inicio de la vida burguesa, quienes se esforzaban en imitar el estilo de vida de la aristocracia. Con el inicio de la industrializaci—n llega el capitalismo "sistema econ—mico en donde la producci—n es mayormente privada, adquirida y operada para obtener ganancia, y en donde la inversi—n, distribuci—n, ingreso, producci—n y precio de bienes y servicios, se determinan travŽs de la din‡mica del mercado (oferta y demanda). En el capitalismo la mercanc’a toma un valor muy importante y el sistema gira en torno a ella. Nace la divisi—n del trabajo, el ahorro, la competencia, la mano invisible y el valor de uso y de cambio de las mercanc’as, posicionando el capitalismo como cultural. Desde el inicio, el capitalismo ha tenido oponentes como Karl Marx (socialismo) y Henry Ford, quien no era un oponente pero logr— la eficiencia del sistema industrial, no a costa de los trabajadores sino a travŽs de la expansi—n del mercado. Ahora bien, el sistema capitalista y su sociedad de consumo, no se ha mantenido vigente y triunfante a lo largo de estos a–os s—lo a travŽs de las din‡micas del mercado. La publicidad entr— a jugar un papel muy importante en el sistema y se convirti— en una herramienta fundamental a la hora de comunicar los beneficios de un producto/servicio y a la hora de crear nuevas necesidades. "Normalmente, se explica y justifica la publicidad como medio competitivo que beneficia en œltimo tŽrmino al pœblico (al consumidor) y a los fabricantes m‡s eficientes... y con ello a la econom’a nacionalÓ (Lectura recomendada por el profesor Fernando Astaiza). La publicidad se ha encargado de transmitir los mensajes capitalistas de comprar m‡s, tener m‡s, dime cuanto  tienes y te dirŽ quiŽn eres. El consumismo actual poco tiene que ver con satisfacer las necesidades b‡sicas, los objetos tienen ahora significado que va m‡s all‡ de su valor de uso, es aqu’ cuando nacen los lenguajes segundos y los objetos adquieren significados que le otorgan los sujetos ÒEl ser humano sigue pensando y actuando, esto es, asom‡ndose a su entorno para satisfacer sus necesidades y aspiraciones, pero ha dotado a su actividad consumidora-por lo menos en nuestro contexto occidental- de un profundo significado cultural, transform‡ndola de mero aprovechamiento instrumental de recursos, en expresi—n aut—noma y altamente socializada de una visi—n global del mundo y de un c—digo de apreciaci—n. Justamente en este movimiento de transformaci—n se efectœa el paso del consumo al consumismo" (la seducci—n de la opulencia, PŽrez Tornero, JosŽ Manuel y otros). Este es el consumismo de la posmodernidad (consumo-> crear necesidades) lleno de individuos con identidades fragmentadas, influenciados por la publicidad y su mensaje capitalista, un sistema que rige la sociedad occidental y ha llegado a crear una "sociedad dualÓ (Barberos) de ricos y pobres, de excluidos e integrados, con afanes de encajar en la sociedad y de ser aceptados y donde la œnica condici—n es: entre m‡s consumas, m‡s pronto llegar‡s a conseguir "tus sue–os" de ser aceptado y encajar en el sistema. En la modernidad reciente los avances tecnol—gicos se suman al sistema, no s—lo porque sus plataformas son usadas ahora como otro medio de comunicaci—n publicitaria (lo que quiere decir que la publicidad nos bombardea donde quiera que estemos), sino porque la experiencia estŽtica hipertextual, ha cambiado conceptos como espacio-tiempo y los individuos se sumergen cada d’a m‡s en burbujas, se a’slan, pero a la vez conviven, es contradictorio, pero precisamente el cambio de concepto espacio-tiempo ha llevado a los individuos a relacionarse en la red, a estar y no estar, a perderse en la navegaci—n err‡tica y donde lo importante es mantenerse conectados. Todo esto, la constante exposici—n de la publicidad y sus mensajes de consumo masivo han llevado a nuestra sociedad a enfrentarse a excesos, a cuestionarse sobre sus sistemas econ—micos y evaluar el da–o social. Es esto lo que ha llevado a pa’ses y sociedades a revelarse, lastimosamente se crean conflictos y hay violencia. Lo importante es aprender y concientizarnos de nuestros excesos. Scherlin Madrid Alcazar
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x