Gadgets

Mosaicos de la Baetica y la Lusitania relacionados con las aguas medicinales20190911 16093 1wvxbr1

Description
Espacios urbanos y rurales romanos, decorados con mosaicos vinculados a las aguas curativas, en la Baetica y en la Lusitania. Mercedes Durán Penedo 1 Resumen Aquest estudi tracta d'una nova interpretació vers determinats motius decoratius que es
Categories
Published
of 25
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
   Monte Catano  •  nº 19 51 Espacios urbanos y rurales romanos, decorados con mosaicosvinculados a las aguas curativas, en la Baetica y en la Lusitania. Mercedes Durán Penedo 1 Resumen  Aquest estudi tracta d’una nova interpretació vers determinats motius decoratius que estrobemals mosaics de domus i vil·les properes a balnearis i emplaçaments termals. Ens limitarem ales zones de la Bètica i la Lusitania. Les aigües mineromedicinals eren considerades sagrades per les seves propietats curatives iels dominus utilitzaran un seguit d’elements iconogrà󿬁cs en els mosaics de les estances queservirà de recordatori de les propietats salutíferes de les mateixes. Abstract  This study deals with a new interpretation towards certain decorative motifs found in themosaics of domus and villas near spas and thermal spots. We will limit ourselves to the areasof Bética and Lusitania.The mineral-medicinal waters were considered sacred for their healing properties and theDominus will use a series of iconographic elements in the mosaics of the rooms that will serveas a reminder of the health-care properties of the same. 1 Directora del Museo Municipal de Montcada i Reixac (Barcelona)y Académica correspondiente de la RAH. ORCID ID:https://orcid.org/0000-0002-4201-350X. E-mail: mduran@xtec.cat  Este estudio presentado en el XI Seminario Inter-nacional de Mosaicos Romanos. UniversidadCarlos III de Madrid en el 2017 forma parte deuna trilogia de artículos dedicados a analizar unaselección de mosaicos y de yacimientos terma-les en nuestra Península. Uno de ellos ha sidopublicado con motivo del homenaje a DimasFernández Galiano 2 y el tercero en homenaje alprofesor D. J. M.Blázquez 3 , ambos eminentesestudiosos de la antiguedad hispana. Entretodos tendremos una perspectiva amplia de lainfluencia de las aguas sagradas en domus y villae  de la península.Los motivos iconográficos que analizaremos,están en ambientes urbanos, rurales, zonas depaso, como peristilos y ambulacros, y en zonasde recepción, como triclinium, oecus y cubicu- lum  . Algunos propietarios próximos a estaszonas, los usaran en agradecimiento a las aguassagradas que en algún momento les fueronbene󿬁ciosas.Las aguas mineromedicinales paulatinamenteirán descubriendo sus virtudes curativas endeterminadas dolencias y el individuo que des-conoce los aspectos cientí󿬁cos las vinculará a laacción divina. Los romanos bajo el alecciona-miento griego conocerán los principios de la me-dicina y Esculapio se asociará al griego Asclepio. Perez 4 nos menciona como Plinio y Vitrubioentre otros dejan en sus escritos constancia delas propiedades curativas de las aguas termales,bien fuera a través de los baños, de los vaporeso mediante la ingesta de las mismas. Los dioses invocados en los espacios termales,calientes o frios, van desde las ninfas a Neptuno,Venus, Apolo, Minerva, Jupiter, Juno, Fortuna odurante bastante tiempo Bormanicus. M. P. SanNicolas 5 nos recuerda como la imagen de medu-sa también se asociaba con el poder de curar,era portadora de sangre salutífera en las venasde su lado derecho y era utilizada por Asclepioen sus resurrecciones. También las conchas, cráteras, jarras o cantarosforman parte del repertorio de motivos vincula-dos a las aguas sagradas. Lo cantaros tienengran desarrollo, básicamente por el simbolismoque comportan además de un menor coste enrepresentarlos. En general esas asociaciones nodejarán de ser vestigios de los cultos prerro-manos que se sincretizaran con las creenciasimpuestas por la romanización.A la crátera se le busca una connotación báquicasi porta roleos de vid o si se acompaña de moti-vos dionisiacos. Cuando esto no sucede se harelacionado con el jardín, tal y como vemos enlos trabajos de Mª. P. San Nicolas y en el recientede G. López Montagudo 6 . Ello se justi󿬁ca porqueen algunas ocasiones surgen roleos, ramasvegetales o incluso los propios chorros de agua.También su uso en temas de asarotosoikos  7 o elsimbólico de propiciar la buena suerte 8 se hanrelacionado con ellas. A través de este trabajo veremos que debemosañadirles la connotación de aguas benefactorasya sean minero-medicinales o termales próxi-mas. No olvidaremos las que se acompañan defauna marina, como delfines, animales quesuponen regeneración y transformación,sim-bolizando el poder benefactor de las aguas  Monte Catano  •  nº 19 52  Mercedes Durán Penedo 2 DURAN, 2018. 107-130. 3 DURAN, 2018. 41-62. 4 PÉREZ, 2012, 131-141; UNED. Ref: G55H22. 5 SAN NICOLÁS. en prensa. 6 SAN NICOLÁS, 1997, 139; LÓPEZ MONTEAGUDO,2015. 7 P.MARTIN y E. MONTILLA, 2015, 387-389. 8 S.CAMPBELL, 1990, 293-300.  marinas que posteriormente el cristianismoadoptará como símbolo de resurrecció. Los antecedentes de estos cultos a las aguas yalos encontramos en la edad del Hierro. J. M.Blazquez 9 nos habla de Bormanicus, Cohveten a (o Coventina), Edovius, entre otros y considera-ba que las propiedades de estas aguas ya debíanser conocidas desde el neolítico.Importantes antecedentes los tenemos en laDama de Elche y en la Diadema de Moñes (Pilo-ña/Asturias) de s-III-I a.C. además de un paralelointeresante como el de la Patera de Otañes enSantander 10 (Lámina 1) donde quedaba evidentecomo las aguas medicinales protegidas porSALVS se recogían y se transportaban. El uso del motivo de las cráteras relacionadascon la protección de la salud, la encontramos enel edi󿬁cio a Esculapio en ThuburboMajus conmosaico a base de crateras y conchas o venéraso en la orla del mosaico que lo pavimenta juntoa la inscripción de Esculapio Augusto. Esosmotivos no solo los encontramos en un lugar deculto sino que también están en algunas vivien-das de la ciudad. Además a 29 Kms de ThuburboMajus 11 se encuentra Zaghouan con el Templo delas Aguas, levantado por Adriano y de dondepartirá el acueducto que abastecía Cartago, todoesto da lugar a una perfecta con󿬂uencia.También en la isla de Cos al igual que en Delfosy Epidauro el recinto del Asclepeion (Lámina 2.1)será muy importante, contando en el caso deCos con la fuente Burina de propiedades medici- nales. Tuvo un amplio uso desde el siglo I hastael siglo III y entre algunos mosaicos de esta isladestacaremos como pieza relevante el mosaicode Asclepios llegando a la isla o los mosaicosque incluyen el motivo de la cratera como vemosen el Palacio del Gran maestre de Rodas, dondefueron trasladados por orden de Mussolini (Lá-mina 2.2 a 2.4). Otra evidencia que nos llevó a pensar en la rela-ción de los motivos decorativos en los mosaicoscon las aguas curativas fue al observar que don-de se producía una mayor concentración demosaicos con cráteras, conchas, etc. era preci-samente en enclaves donde las aguas, comoveremos más adelante estaban in situ o seencontraban próximas al emplazamiento. La zona a analizar será la Baetica y la Lusitania (Lámina 3). En la Lusitania el culto a las aguas esmayor, especialmente a las Ninfas, Aqua, Salus o Fons  con una vinculación a los cultos prerromanos.En Almeria concretamente en el Ejido en Ciavie-ja en 1984 en un posible ambiente termal hay unmosaico del siglo III en cuyo tapiz entre diversosmotivos de carácter dionisiaco, hay además dosrecipientes, una crátera y una jarra alusiones alvino y al agua. Este se encuentra actualmente enla Sala didáctica del auditorio del Ejido. A 30 kmsde esta población están los baños de Alhama deAlmería conocidos desde la antigüedad. Susaguas a 47º se aconsejan para los problemas en elaparato locomotor, respiratorio, digestivo y riñón.También en Aldea de Guarros en el término dePaterna del Rio a 30 Kms de El Ejido encontra-mos aguas termales minero medicinales buenaspara los problemas dermatológicos. En la provincia de Granada y en ambientesrurales recogemos las observaciones de la Dra.  Monte Catano  •  nº 19 53 Espacios urbanos y rurales romanos, decorados con mosaicos vinculados a las aguas curativas, en la Baetica y en la Lusitania  9 BLÁZQUEZ, 2002, 21-24. 10 BELTRAN, 2004, 76. Esta pátera se encuentra custodiada enun Banco, es de plata y oro y presenta gran relevancia en la orfebrería romana. fue descubierta por Antonio Mº de Otañes1798-1800. Cronologia S-II-IV d.c. 11  A. BEN ABED KHADER, 1999, 321-321. lám. CLII-CLVII.  Purificación Marín 12 sobre los mosaicos concráteras en la villa de los Vergeles en la ciudadde Granada y en la villa del Salar datados en elsiglo IV. En los Vergeles (Lámina 4.1) en doshabitaciones absidiadas están las cráteras en losángulos. En el Salar estos motivos se combinancon temas marinos como el de An󿬁trite nave-gando sobre un kethos  o se usan en el mosaicogeométrico con cráteras en los ángulos (Lámina4.3, 4.4). Són los únicos mosaicos de la provinciadonde se produce esa asociación, acaso se re󿬁e-ren a las propiedades bene󿬁ciosas de las aguasmarinas y a su vez a las terrestres?. Estas villasse encuentran en el primer caso a 22,6 Kms delos Baños romanos de la Malaha o Mala (Lámina4.2) cuyas aguas a 22º eran aconsejadas paradescongestionar y purgar. La villa del Salar estáa 27,6 km del balneario del Hachuelo (Alomartes,Illora) (Lámina. 4.5) con aguas bene󿬁ciosas paralas enfermedades cutáneas y que ya en el sigloXIX habían desaparecido.Otro mosaico es el Dagaroleja en Granada dels-IV-V destruido y del que se conserva un dibujode M. Gómez Moreno en el que se observa el usode frutos, aves y crátera. Esta villa se encuentraa 22,7 Kms de los Baños de la Malaha y a 36,7kms de los de Alhama 13 . En la provincia de Málaga, el mosaico de Medusay aves en la villa de Marbella 14 del siglo II, Medu-sa está en el centro junto a aves, elementosvegetales, dos kantharos  y dos cráteras en losángulos. Estos motivos son claras alusiones alos poderes benefactores de las aguas, unidas ala simbología de Medusa que se encarga ade-más de devolver la vida, de proteger a aquellafamilia. La existencia a 38 Kms de Marbella de los Bañosde Carratraca, famoso por sus aguas medicina-les podría estar en relación con el uso de estosmotivos en la decoración.Siguiendo en el alto imperio están los mosaicosde Cartama 15 con el Nacimiento de Venus y losTrabajos de Hércules. En ambos casos E. Oro 16 demuestra como existe vinculación de estosdioses con las aguas medicinales. Venus ademásde su vinculación al mar también se asocia a lasfuentes, tal y como se observa en las inscripcio-nes de la cueva Negra en Fortuna (Múrcia),donde se relaciona esta diosa con las ninfas. AHércules se le atribuye el descubrimiento deestasaguas que el protegía porque daban fuerzay salud. Era el protector de las aguas calientesy sulfurosas buenas para los problemas de piel ypor tanto no es de extrañar que encontremosesta iconografía en Cartama que está a 32Kms.de los mencionados Baños de Carratraca cuyasaguas están indicadas para problemas de la piel,respiratorios, hepáticos, reumatismo, etc. En el Bajo Imperio el mosaico de la villa deTorrox 17 siglo IV-V con cratera y aves de facturatosca, está a 27 Kms. del balneario de Alhama deGranada que conserva restos romanos y aún enuso en la actualidad. En un ambiente de baños como las termas públi-cas de Antequera encontramos también en el  Monte Catano  •  nº 19 54  Mercedes Durán Penedo 12 MARIN-DIAZ: -@arqueologia y territorio. Rev. Electrónica del Master de Arqueología. 13 CASADO et alii.1997, 283 y ss. Los de Alhama con aguasminero-medicinales utilizadas desde época romana y probable-mente con anterioridad a estos porque tenían importantescualidades para tratamientos respiratorios y reumatológicos. 14 DURÁN, 1993, 128, lám. XVI. 15 Ibid. 241, nº 59.Desconocemos la función de la habitaciónque pavimentaría, de la excavación no se hizo estudio delambiente arquitectónico en el que se localizó. 16 ORO, 1996, 125 y ss. 17 BLAZQUEZ, 1981, 98 lám. 73 A. Con un programa deco-rativo a base de Victorias, caballo y carro, aves picoteandoflores, fauna marina, atunes y pulpo.  emblema, una crátera de la que el agua surge amodo de surtidor. A principios del siglo XX sereconocieron los bene󿬁cios minero medicinalesdel manantial de la Victoria, conocido en la anti-güedad, para las dolencias de estómago e intes-tino. De todas formas no sabemos si sus propie-dades eran conocidas. Actualmente y a 13 Kmsde Antequera también son muy apreciadas porlas gentes del entorno, las aguas del manantialde la Yedra. Dentro del marco cronológico bajoimperial enLibreros, Vejer, Cádiz 18 en un área termal, encon-tramos cinco fragmentos de mosaicos con bustosfemeninos enjoyados, caballos, aves y motivosgeométricos además de un fragmento con crate-ra esbelta del s-VI, datado en el siglo III 19 . Volviendo al interior de la Baetica nos deten-dremos en Sevilla y concretamente en Itálica(Lámina 5.1 a 4). Esta ciudad ha proporcionadohasta seis mosaicos alto-imperiales con losmotivos analizados. Estamos en pleno auge delas ciudades, de ahí que los ambientes en losque se encuentran sean básicamente domus, termas y fontanas.La Casa de Neptuno (Lámina 5.1) nos ofrece enla orla de un mosaico geométrico con estrellasde rombos, tres recipientes ( lagoenae) unidospor hojas de hiedra en roleos. Este mosaicoforma parte de un programa decorativo en elque aparece como motivo principal el Triunfode Neptuno, señor del medio marítimo en unambiente termal. No olvidemos que Aristótelesdecía que las fuentes mineromedicinales eran󿬁ltraciones marinas y de ahí que Neptuno seconsiderase el protector de las mismas. E. Oro 20 nos explica que aparece con esa atribución enlos balnearios galos. En de󿬁nitiva agua terrestrey marina, junto a un Thiassos  dionisiaco y unlaberinto, o sea toda una simbología sobre laprotección de la salud, la protección de loselementos negativos con el laberinto y la alusióna la prosperidad y a la abundancia con los temasdionisiacos. En la Casa de Hylas 21 su programacombina el tema literário de Hylas y las ninfas(Lámina 5.2) con el de Dionisos y las estacionesen el triclinium. Ambos son altoimperiales.Posteriormente en el Bajo Imperio se añadirá enun extremo de un mosaico geométrico, unacrátera entre dos aves, un buen ejemplo decómo se da continuidad a lo largo del tiempo aestos motivos vinculados a las aguas sagradas 22 . Será en la colección Lebrija de Sevilla donde en-contramos otros tres ejemplos del siglo II proce-dentes de Itálica. En uno la crátera reconstruida 23 (Lámina 5. 3), la pieza se muestra con total rele-vancia y protagonismo. Un segundo mosaicooctogonal 24 en cuyo centro había una fuente, se  Monte Catano  •  nº 19 55 Espacios urbanos y rurales romanos, decorados con mosaicos vinculados a las aguas curativas, en la Baetica y en la Lusitania  18 BLÁZQUEZ, 1982, 53-56. 19 La utilización de estos motivos asociados a la fertilidad de la naturaleza tanto de las aguas terrestres como marítimas nosinduce a pensar en la posible influencia del Manantial Jinogena en Conil de la Fronteraa 11 Kms. de Vejer con aguas sulfurosasde uso medicinal para heridas y problemas de piel. En laac-tualidad solo se usa para los animales. A 24 Kms. se encuentra también el Balneario de Fuente Amarga en Chiclana de la Frontera, actualmente aún en uso y cuyas aguas se recomenda-ban especialmente para dermatosis, fracturas y reumatismos.No creemos que el lugar denominado Fuencaliente o Fuente dela Sarna en Bornosa 65 Kms. de Vejer y en donde se han docu-mentado restos antiguos relacionados hipotéticamente con lasninfas puedan haber ejercido alguna influencia con el uso de lascráteras en el mosaico de Vejer. 20 ORO FERNÁNDEZ, 103. 21 DURÁN, 1993, nº 10, lám. VI, MAÑAS, 2011, nº 9, fig. 30,pp. 31-32. 22 Otro ejemplo nos lo ofrecía la Casa de las Eras del Monaste-rio con una gran copa o jarra en el centro de la composición enuno de los cubiculum . Este mosaico cubría a otro con fauna marina, desaparecido bajo las construcciones de Santiponce.El resto del programa en las demás dependencias era un triunfodionisiaco muy tosco, que nos ha llegado muy deteriorado y dos estancias con mosaicos geométricos. Nuevamente podría-mos observar como el culto al vino, prosperidad y al agua bene-factora, quedaban marcados. 23 BLANCO FREIJEIRO 1978, nº 22, p. 42. 24 Ibid, fig.5, pp. 35-36.
Search
Similar documents
View more...
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x