Documents

Ponencia Ivone Gebara Por Una Cristologia Inclusiva

Description
+ Por una cristologia inclusiva: una propuesta feminista desde América Latina1 (Para el encuentro de teólogas en Madrid – Noviembre 2 1 ! Hablar de cristologia inclusiva significa ya un juzgamiento, o sea, significa afirmar que hay una o algunas cristologías que excluyen y excluyen particularmente a las mujeres de la sustancia más importante de sus contenidos y de sus representaciones públicas. Hacer una afirmaci n de este tipo es sin duda limitado a un grupo específico, o sea, el grupo de las
Categories
Published
of 14
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
   Por una cristologia inclusiva: una propuesta feminista desde América Latina 1  (   Para el encuentro de teólogas en Madrid – Noviembre 21! Hablar de cristologia inclusiva significa ya un juzgamiento, o sea, significa afirmar que hay una o algunas cristologías que excluyen y excluyen particularmente a las mujeres de la sustancia más importante de sus contenidos y de sus representaciones públicas. Hacer una afirmacin de este tipo es sin duda limitado a un grupo específico, o sea, el grupo de las mujeres que se sienten excluidas o de las mujeres que reflexionan sobre el fenmeno religioso cristiano y sus expresiones públicas en este siglo en el cual vivimos. !stas mujeres intentan de muchas maneras buscar tradiciones no sometidas o menos utilizadas por el poder teolgico clerical porque a lo largo de los siglos este afirm su teología como la única verdadera teología cristiana. las mujeres hacen este trabajo no solamente porque creen al pluralismo de fuentes y tradiciones cristianas, pero porque tambi#n creen en la importancia de la tradicin cristiana para ellas mismas y en sus diferentes culturas. !n su perspectiva, ser cristiana no significa necesariamente vincularse de forma rígida a una institucin de la religin dominada por una concepcin dogmática y clerical del cristianismo. $ignifica buscar desde su problemática y sus necesidades actuales tradiciones cristianas o interpretaciones que les ayuden a vivir con libertad y dignidad los retos de la historia presente.!n este contexto hay que recordar tambi#n las muchas mujeres, quizás la mayoría, que siguen devotas del cristianismo en su forma %a crítica& o de vivencia popular. !stas no tienen la consciencia inmediata de las trampas culturales, políticas y sociales de sus vivencias. 'sumen la religin cristiana desde sus diferentes comunidades como una herencia y referencia de vida o como una referencia de moralidad o de conducta social correctas legitimadas por un poder clerical. 'sí que la religin les da algunas pautas de vida, un espacio de convivencia afuera de la casa, un techo y limites de cmo pueden llevar sus vidas. (es ofrece igualmente la organizacin celebrativa del a)o a trav#s de los momentos más significativos de la vida cristiana asumidos como parte de su cultura. 'sí que hoy para muchas tener una religin y seguirla es tener como una cierta disciplina de vida, es tener un cdigo de comportamientos que las ubican en lo correcto o en algo que les parece ser la siempre buena voluntad de *ios. !sta afirmacin no excluye el hecho de que adentro de este grupo muchas mujeres viven contradicciones en +  !sta ponencia será publicada por *obleclic -ontevideo en un libro con diferentes textos de la autora este a)o. !l texto está escrito para ser dicho y por lo tanto tiene las carcaterístcias de una comunicacin oral. +  relacin a su forma de vivir su fe en glesia, o sea, viven una adhesin muchas veces conflictiva en relacin a las normas impuestas por la institucin.(a religin en el llamado mundo postmoderno o en el mundo de la globalizacin econmica y cultural aparece con una mezcla de expresiones al interno de una misma cultura religiosa. (as antiguas referencias institucionales rígidas ya no son reconocidas de forma homog#nea como autoridades sobre todos los fieles. (as religiones de la naturaleza se mezclan a las religiones políticas e imperiales, y las religiones #ticas con las de la naturaleza de forma que somos obligadas a hacer siempre la pregunta/ 0  para uien #ablamos $ de uien #ablamos cuando #ablamos de cristianismo $ de cristologia%  1o hay más un sujeto religioso cristiano homog#neo así como no hay un solo cristianismo y por supuesto no hay una sola cristologia y una sola teología. 2ada expresin teolgica defiende posturas e intereses de los variados grupos que componen nuestra compleja realidad social. !l reto es construir la convivencia de la diversidad sin que una expresin quiera dominar las otras o afirmarse como única verdadera. !n ese sentido una cristologia feminista seria una expresin de esta misma diversidad en la cual vivimos. 3or consiguiente no quiere ser una cristologia homog#nea que corresponda a una única experiencia humana impuesta a todas las personas que se ubican en el 2ristianismo. 1o puede más ser una cristologia de cristiandad pero solamente una cristologia de comunidades cristianas entre comunidades cristianas contextuales capaces de acoger sus diferencias. Hay un ecumenismo que debe ser vivido adentro de cada iglesia y tradicin cristiana. a podemos observar, desde el inicio de esta reflexin que se dibuja la complejidad de la cuestin cristologica por que esta reposa sobre la complejidad misma de los diferentes grupos cristianos en este siglo que es el nuestro.04ue quiere hoy decir hacer cristologia5 03ara quien nosotras mujeres telogas la hacemos5 03ara cambiar la cristologia imperial de la glesia 2atlica 6omana en su oficialidad masculina5 03ara las mujeres pobres que necesitan de una inclusin social y  política en las iglesias mismas5 03ara nosotras mismas como una necesidad de afirmacin adentro de los lugares religiosos tradicionales por donde hemos transitado en nuestra juventud5 07 para nosotras mismas como una necesidad de coherencia con nuestras búsquedas actuales5 1o pienso que podremos responder a todas estas preguntas ni privilegiar una y otra,  porque ellas indican los diferentes puntos de vista y las diferentes tendencias de las 8  cristologías del siglo 99 y 99. (as preguntas tienen la funcin de nos ayudar a abrir algunos senderos en la oscuridad de la comprensin del cristianismo de nuestro tiempo y nos ense)an la humildad de la acogida respetuosa de nuestras diferencias. 1o hay una sola razn para hacer cristología feminista, hay muchas, y creo la más importante es la de agregar nuestra contribucin a la grande y continua lucha de emancipacin de las mujeres y de la humanidad. !sta emancipacin se traduce contra las formas de como las cristologías patriarcales han tratado y siguen tratando las mujeres en complicidad con muchos sistemas de dominacin. 3or eso, intentamos a trav#s del pensamiento y de acciones diversas valorar la dignidad femenina y establecer contenidos cristolgicos a  partir de relaciones de justicia y equidad.4uiero desarrollar esta reflexin en tres puntos y una breve conclusin/ 1& 'ristologia inclusiva como pensamiento sobre valores ue sostienen la vida2& 'ristologia inclusiva como superación del orden patriarcal cristiano& 'ristologia inclusiva como revaloración de la corporeidad #umana $ en particular de la femenina1& 'ristologia inclusiva como pensamiento sobre valores ue sostienen la vida& :radicionalmente la 2ristologia ha sido la ciencia en vista de la comprensin del 2risto, Hijo de *ios redentor de la humanidad en su relacin con la historicidad de ;esús de  1azareth el Hijo de -aria. Ha sido una forma de presentarnos la cara del *ios al mismo tiempo divino y humano en el cual habría que creer y para el cual deberíamos entregar nuestras vidas. esto porque solo !l tenia %palabras de vida eterna& o %palabras de salvacin& para la pobre humanidad que somos. *esde los textos de lo que se llam  1uevo :estamento ya se verifica una interpretacin centralista de ;esús, o sea, es el que es seguido, es el que es elevado por arriba de los simples mortales, es el que es hecho *ios para los que adherían al nuevo camino de salvacin. <n *ios humano y divino, crucificado y resucitado, un *ios sufriente y victorioso, sin poder y con poder, imagen de la realidad humana de sus seguidores. *esde la conversin del mperio 6omano al 2ristianismo o del 2ristianismo al mperio en el siglo = se desarroll de forma constante una 2ristologia mperial en torno de afirmaciones dogmáticas y de intervenciones de poder de la institucin glesia. !s una larga historia que ya es más o menos conocida de nosotras. *esde esa historia hay que recordar que la glesia ha conseguido mantener una comprensin cristologica más o >  menos homog#nea utilizando un brazo fuerte. $e ha armado de leyes, introducido culpas y castigos en relacin a los grupos que parecían discutir su credo o representar disenso. Ha penalizado gente, instaurado la nquisicin, utilizado hogueras y cárceles para que las creencias que difundía fueran las únicas verdaderas expresiones del *ios verdadero y de su 2risto. -uchos pensadores y particularmente nosotras mujeres hemos sido victimas de esa historia de control y violencia desde las brujas de la !dad -edia hasta los días de hoy. !n esta línea, hay que recordar tambi#n la historia del establecimiento de nuestras creencias cristolgicas pues a menudo pensamos que ellas representan la verdad única sobre ;esús de 1azareth o sobre *ios y que esta nos ha llegado más o menos intacta desde su vida mortal. 6aramente pensamos que han sido construcciones con muchos ingredientes políticos y culturales venidos de diferentes srcines y que se amalgamaran  por diferentes razones formando lo que decimos ser nuestro credo actual. 6ecordar eso significa afirmar que tambi#n hoy vivimos un amalgama de cristologías semejante. !n una #poca como la nuestra donde la destruccin reciproca de nuestros cuerpos y del cuerpo de la :ierra se torna nuestro pecado cotidiano queremos buscar una nueva clave  para entender la riqueza de la tradicin de ;esús, o sea queremos intentar una nueva reflexin cristologica. queremos buscarla porque tenemos consciencia de los muchos  procesos emancipatorios de nuestra historia de mujeres sobretodo en el siglo presente y tambi#n de la tradicin cristiana a lo largo de muchas historias. 03or donde empezar esa construccin inclusiva5Hay muchos puntos a partir de los cuales se podría empezar pero quiero empezar por un  punto que me parece incontestable ? primera vista. 'firmo que todas las grandes tradiciones religiosas han empezado a afirmarse a partir del encuentro con los cuerpos sufrientes y han querido darles alivio. (o mismo se puede decir del nacimiento de muchos movimientos sociales y políticos. !l encuentro con los cuerpos sufrientes y con los muertos injustamente hecho por otros cuerpos ha provocado miles de revoluciones interiores y exteriores. !stas se han explicitado a trav#s de muchas formas histricas marcadas por el nacimiento de caminos de superacin o de alivio del sufrimiento. 'lgunas fueran en forma de movimientos para el restablecimiento de la vida y otras en forma de creencias a trav#s de las cuales nos alejamos del sufrimiento por una práctica asc#tica y por una práctica #tica coherente con nuestros valores. @
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x