Food

Competencia Personal

Description
Un breve comparativo entre las actividades profesionales y el deporte, basado en el principio de la verdadera competencia... La personal.
Categories
Published
of 2
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  COMPETENCIA PERSONAL La competencia en el deporte, puede compararse con la vida empresarial y personal Por ALICIA BERBER JIMENEZ Siempre es más fácil si hemos recibido instrucción y estamos habilitados para obtener el objetivo, pero aún si no lo hemos hecho, podríamos empezar la preparación en cualquier momento. Aquel que tiene convicción y fuerza de voluntad lo puede lograr. Podemos ser tan ambiciosos en las metas, tanto como decidamos esforzarnos, en una carrera citadina, si decidimos prepararnos para 5 k lo lograremos y, si hemos decidido hacerlo para un maratón, es muy probable que también lo logremos. En algunos casos, es  posible hacer trampa (conocemos casos), pero al final, la verdad sale a la luz y en realidad no estaremos logrando el cumplimiento de un objetivo real, no será una verdadera competencia. Casi todos podemos correr y competir, igual que en la vida. Personas con discapacidad, con  prótesis e incluso en silla de ruedas, compiten. Igual que en la vida, “Quien tiene claro el qué, acep ta cualquier como” 1  Llegado el momento de estar en la carrera, en la competencia real, nos daremos cuenta que hay muchos que corren más rápido … ¡muchísimos! Luego, al doblar en algún retorno de la ruta, descubriremos que hay demasiados que van más lentos que nosotros; esto también  pasa en la vida real… podemos esforzarnos mucho, pero también hay muchas personas con mayor fuerza de voluntad o genética más apropiada, así como menos calificadas o  preparadas. El esfuerzo no es suficiente, de forma aislada, la preparación tampoco lo es, así mismo la experiencia; parece que en realidad, todo se puede resumir como la conjugación de varios elementos que debieran presentarse en el momento y lugar adecuados. Luego, nos damos cuenta que estamos preparados para ir a cierto ritmo, bajarlo implicaría  poco esfuerzo, es la famosa “zona de confort”,  subirlo, sin preparación, nos llevaría al riesgo de abandonar la carrera si no logramos resistir. Sin embargo, la competencia misma nos va preparando para acelerar el paso, es decir, la preparación no lo es todo, se requiere también la experiencia. V amos notando que la frecuencia cardiaca se estabiliza, es “la zona de confort”, podemos quedarnos ahí, cómodamente a concluir en el lugar que sea o  tal vez, ha llegado el momento de acelerar el paso y llevar a nuestro corazón al siguiente nivel, que aún agitado, pronto volverá a acostumbrarse al ritmo.  Nos han dicho siempre que la frecuencia cardiaca tiene un límite saludable, pero mueren muchas más personas a causa de un infarto cuando tienen las arterias llenas de colesterol, que corredores en el intento de mejorar su marca; lo mismo pasa en la vida, mucha gente nos dirá cuál es nuestro límite, pero el límite es algo personal, tal vez ni nosotros mismos lo conozcamos aún; en mi caso, cada que acelero el paso y vuelvo a salir de mi zona de confort, descubro que podía hacer mucho más de lo que yo misma pensaba. 1  Frankl, Victor. El hombre en busca de sentido. 2011. Herder.  Caerse es otro de los riesgos durante la carrera y también en la vida. Hay caídas simples,  basta sacudirse e integrarse de nuevo, tal vez perdimos algunos lugares por el tiempo  perdido en la caída, pero aun así, llegaremos a la meta y muy seguramente, habremos aprendido algo de la caída que evitará que nos vuelva a ocurrir. Otras caídas son más graves, desde esguinces, hasta huesos rotos, pero en realidad no importa, afortunadamente los huesos sueldan, igual nuestras heridas, fracasos y tropiezos de vida; duele ¡vaya que sí! Pero al final, nos hacemos más fuertes, porque ese tiempo fuera, durante la sanación, nos lleva a valorar lo que somos y tenemos. Podemos afirmar que seremos más fuertes luego de un fracaso, seguro habremos aprendo. Es posible quizás aventurarse y presentar como conclusión que:    Correr o cualquier otro deporte podrían compararse con ser emprendedor, administrador, investigador o cualquier profesión o actividad que represente un reto.    El esfuerzo no es suficiente, si se realiza de forma aislada, la preparación tampoco lo es, así mismo la experiencia, sin embargo, la falta de alguno de los elementos, impedirá casi por seguro, el logro del objetivo    En realidad, el éxito en cualquier objetivo que se persiga, parece ser la conjugación de varios elementos que debieran presentarse en el momento y lugar adecuados.    La mayor competencia, en cualquier caso, será siempre primordialmente librada contra nuestros propios records y a pesar de nuestros propios límites.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks