Investor Relations

Foucault Michel El nacimiento de la clinica

Description
Foucault Michel El nacimiento de la clinica
Published
of 150
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
   Il NCISC PBRUJO EL N CIMIENTO DE L LINI un rqueologí del mir d médi r MICHEL FOU ULT  J« s lo veinfunoeditores  si lov intiuno editores s.a.de c.v CERRODELAGUA248 DElEGACIONCOYOACAN 04310 MEXICO D.F si loxxi editoresargentina s.a LAVALLE1634PISO11 AC 104BAAN.BUENOSAIRES.ARGENTINA IN DICE PIt EFACIO UNO ESPACIOS y CL SE S DOS UN CONCIENCIA POLÍnc TRESEL  MPO LIBRE 1 16 42 63 cultura Libre portada de anhelohernándezprimera ediciónenespañol 1966vigésimaediciónenespañol 2001 © sigloxx i editores s.a.de c.v.Isbn 968 23·0068 1 primera edición en francés 19; : 3 © pressesuniversitairesdefrance parístítulosrcinal: n iss n ede   rlinique derechosreservadosconformealaleyImpreso y hechoen méxico printed and made inmcxico 1.Lasestructurasdeloshospitalesseponenenteladejuicio652.Elderechodeejercicio y la enseñan zamédica72 CUATROAN CÜEDADDELACLÍNICA   CINCO LALECCIÓNDELOS HOSPITALES 971.Lasmedidasdel14Frimarioaño III 1052.Reformas y discusiones durante los  oo y~ lW 3.LaintervencióndeCabanís y lareorganizacióndelaño XI 118 SEISSIGNOSYCASOS 129 1. Laalternacióndelosmomentosha-blados y delosmomentospercíbi dosen una observación1602.Lasoberaníadelaconcienciaeslo que transformaelsintomaensigno1353.Elserdelaenfermedadesentera menteenunciableensuverdad138 SIETE VER SABER 154 1. Laalternacióndelosmomentosha [VII ]  VIII ÍNDICE PREFACIO BIBLIOGRAFÍA DIEZ LASCRISIS DE LAS FIEBRES CONCLUSIÓN O O NUEVE blados y delosmomentospercibi dos enuna observación 2.Elesfuerzo para definir una forma estatutaria de correlación entre la mirada y ellenguaje3.Elidealde una descripciónexhaus tiva ABRIDALGUNOSCADÁVERES   INVISIBLEVISIBLE 1. Principio delacomunicacióndelostejidos2.Principiodelaimpermeabilidaddelostejidos3.Principiode l penetraciónenba rrena 4.Principiodelaespecificacióndela forma de ataque delos tejidos· 5.Principiodelaalteracióndelaal teración   Nosologían,Policía y geografiamédicasm.Reformadelapráctica y delaen- señanza IV. Los métodos v. Anatomía patológica VI. Las fiebres  6 62 63 77 210 210 211 212213214245274 28 28 282285288290 29 Estelibrotratadelespacio,dellenguaje y dela muerte; trata dela mirada. Haciamediadosdelsiglo XVlIl, Pommecuidó y curó a una histérica haciéndolatomar baños dediezadoce horas por día, durante diezmeses-completos .Al término deesta curacontra el desecamiento del sistemanervioso y el calor que lo alimentaba,Pomme vio  porcionesmembranosas,parecidas a  fragmentos depergamino empapado   desprenderseconligeros doloresysalir diariamente con la orina, desollarsea la vezel uréter delladoderecho y salirentero por la mismavía . Lo mismo ocurrió  con losintestinos que, en otromomento, se despojaron desu túnicainterna, la que vimossalir por elrecto.Elesófago,la tráquea y lalenguase habían desolladoasuvez; y laenfer ma había arrojado diferentes piezas,ya por el vómito, ya por la expectoración . y he aquí como, menos de cien añosmás tarde, un médico percibió una lesión anatómica delencéfalo ydesus envolturas; se trata de falsas membranas , que se encuentran confrecuenciaen sujetos afectados por  meningitis crónica : Su superficie externa apli cada ala aracnoides dela duramáter se adhiere aesta lámina,ora de un modomuy flojo, y entonces selas separa fácilmente, ora de un modo firme e ínti- moy,enestecaso, algunas veceses muy difícildes prenderlas. Su superficie interna está tan sólo contigua laaracnoides, con la cual no contrae ningunaunión   Lasfalsas membranas son a menudo trans-   P. Pomme,  r ite desaffections aaporeusesdes deux sexcs  ~ ed., Lyon, 1759 , t. 1, pp. 60-65. [1]  2 PREFACIOPREFACIO parentes, sobre todocuando son muy delgadas; pero, por lo común,tienen un color blanquecino, grisáceo, rojizo y más raramente amarillento,parduzco y negruzco. Esta materia ofrece, con frecuencia,matices diferentes que siguenlas partes dela misma mernbrana. El espesordeestos productos accidentales varíamucho; son avecesde una delgadez tal que sepo dríancomparar a una tela de araña   La organiza  ión delasfalsas membranaspresenta, asimismo, muchasvariedades:lasdelgadassonmembranosas,parecidasalaspelfculasalbuminosasdeloshuevos   sin estructura propia diferente.Las demás, ofrecen ame nudo en una desuscaras huellas devasos sanguíneos entrecruzadosendiversossentidoseinyectados.Ame nudo son reductibles en láminas superpuestas, entre lascualesse interponenfrecuentemente coágulosde una sangre más o menos decolorada. 2 Entre el texto de Pomme que llevaba asu forma última losviejos mitos dela patología nerviosa   eldeBayle que describía, paraun tiempo del cual nohemos salido aún, laslesionesencefálicasdelaparalisis general. la diferencia es ínfima ytotal. Total,para nosotros, porque cada palabra deBayle,ensuprecisión cualitativa.guíanuestra miradaenun mun- dode constante visibilidad. mientras que el texto an terior nos habla el lenguaje, sin apoyo perceptivo,delosfantasmas. Pero esta evidente división,¿qué experienciafundamental puede instaurarla másacáde nuestras convicciones. alládonde éstas nacen yse justilican? ¿Quién puede asegurarnos queun médicodel siglo XVIII noveíalo que veía. pero quehan bas tado algunas decenasdeaI10s paraque lasfigurasIan tásticas se disipen yelespacio liberadodejevenirhasta losojosel cortefranco delascosas? Nohahabido  psicoanálisis delconocimiento rné- 2 A.L J. Bayle.  ouvelledoctrinedesm l diesment les  París,1825), pp. 23-24. dico,ni ruptura máso menos espontánea deloscercos imaginarios: la medicina positiva no esla queha hecho una elección  delobjeto dirigida al fin so bre la objetividad misma. Todos los dominios de un espacio quimérico por el cual se comunican médicosyenfermos,psicólogosyprácticos nerviostensosytorcidos, sequedadardiente, órganosendurecidos o quemados,nuevonacimiento del cuerpo en el bené fieo elemento delafrescuradelas aguas , no han desaparecido; han sido desplazadosmás bien. y comoencerrados enla singularidad del enfermo, del lado dela región delos  síntomassubjetivos que define para el médico noya el mododel conocimiento, sinoel mundo delos objetos por conocer.El vínculo fantástico delsaber y del sufrimiento, lejosde haberse roto.se ha asegurado por una víamás compleja que la simplepermeabilidad delasimaginaciones;lapresenciadela enfermedad enel cuerpo, sustensiones,sus quemaduras. el mundo sordo delas entrañas.todo elrevés negro del cue.rpo que tapizan largossueñossinojosson.alavez,discutidosen su objetividad por eldiscurso reductor delmédico y fundados como tantos objetos por su mirada positiva. Las imágenes deldolor no son conjuradas en beneficio de un conoci mientoneutralizado; han sido distribuidas de nuevo en el espacio donde se cruzan los cuerpos ylas mira- das. Ha cambiado la configuraciónsorda enla que se apoya el lenguaje, la relación de situación ydepos tura,entre el quehabla y aquello delo cual se habla. En cuanto al lenguaje mismo,¿a partir de qué mo mento. de qué modificación semántica osintáctica,se pude reconocer que seha transformado endiscursoracional?¿Qué línea decisivasetraza, por consiguien.te, entre una descripción que pinta las membranas como  pergaminosempapados yesta otra. no menos cualitativa, no menosmetafórica que ve, extendidas sobrelas envolturasdelcerebro, películas de clara dehuevo?¿Las láminas blancuzcas y  rojizas deBayle
Search
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks