How To, Education & Training

El Unicornio: la leyenda en Euskal-Herria por Koldo Gondra del Campo (2007)

Description
Muchos son los países donde el unicornio aparece como parte integrante del acerbo cultural y legendario. No obstante, en la Península Ibérica sólo se conoce una única leyenda en torno a este " mágico " animal: el unicornio de Betelu, en
Published
of 6
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  eluni L LEYEND LA LEYENDA EN E EN E USK L HERRI USKAL HERRIA Muchos son los países donde el unicornio aparece como parte integrante del acerbo cultural y legendario. No obstante, en la Península Ibérica sólo se conoce una única leyenda en torno a este “mágico” animal: el unicornio de Betelu, en Nafarroa. En ella se dan los detalles que convirtieron al unicornio en mito popular, un animal objeto de todas las codicias, debido, entre otras cosas, a la creencia en el poder curativo que poseía su cuerno. texto«  KOLDO GONDRA DEL CAMPO fotos«  ARCHIVO  4    5   “Mordía como un león y coceaba como un caballo... Nada hay tan espeluznante como el bramido de este animal, pues su voz retumba como un trueno” Estas palabras fueron escritas por Ctesias, historiador griego y médico de Artajerjes Mnemón, en el siglo IV a.C. en su obra “Indika”. Este autor aseguraba que el unicornio, equivalente al re´em  hebreo, al ki-lin  chino o al monokeros  griego, provenía de la India. En Euskal Herria se le conoce como adarbakar   o adarbakoitz  . la leyenda del  la leyenda del unicornio de Betelu unicornio de Betelu Procedente del valle de Araitz, Nafarroa, se cuenta una leyenda medieval en la que el unicornio es protagonista.Tras muchas guerras contra los mu-sulmanes, el rey Sancho el Magnánimo consiguió pacificar sus tierras. Estaba ca-sado con doña Aldonza y ambos tenían dos virtuosas hijas: Violante y Guiomar, la primera morena y la última rubia. Eran  joviales, risueñas y alegraban a todos aquellos con los que convivían.Un día, un apuesto caballero se pre-sentó en el castillo. Iba a combatir a tie-rras infieles y lejanas. Nada más verse, Guiomar y el caballero se enamoraron. Pero al día siguiente el caballero marchó  y nunca más regreso, muriendo en la guerra. Guiomar entristeció, pero lo disi-muló para no preocupar a nadie.Años después Aldonza murió, y su es-poso, el rey Sancho empezó a morirse de tristeza. A pesar del buen trato y atencio-  7 có. El unicornio estaba pastando cuando Guiomar intentó alargar su mano para acariciarlo. Al unicornio no se le puede engañar, por ello, el animal arremetió fu-rioso contra Guiomar y la atravesó con su cuerno. Los ballesteros acabaron des-pués con la bestia. Guiomar había muer-to y su cadáver fue trasladado al castillo  junto al cuerno o ali-cornio del unicornio.El rey se curó tras beber del cuerno el brebaje del ermitaño. Pero no vivió mu-cho más, ya que la muerte de su hija le partió el corazón y ya no hubo brebajes ni pócimas para poder sanarlo.en el regazo de una mujer virgen que no hubiera sufrido penas de amor. Pues el unicornio se encandilaba con la belleza y la pureza femenina.Todo el mundo pensó en Violante y Guiomar. La primera, la mayor, se ofreció sin dudarlo y partió hacía el bosque de Betelu. Al oír el relin-char del animal esca-pó corriendo aterro-rizada y volvió al castillo.El rey estaba ya moribundo. Por ello, Guiomar decidió ir ella misma al bosque acompañada por un grupo selecto de ba-llesteros. Ella aún sufría pena de amor. Al llegar a un claro, vio al animal y se acer-nes que recibía de sus hijas y súbditos, el rey se debilitaba cada día más. Anhelaba la muerte para poder ir con su esposa fallecida.Médicos y curanderos trataron al rey pero ninguno lograba sanarlo, hasta que llegó a la Corte un ermitaño que tras examinarlo aseguró que Sancho podría sanar gracias a un bre-baje que él conocía. Eso sí, debía beberse dentro del cuerno de un unicornio.Como en el castillo no había ningún cuerno de unicornio, el ermitaño aseguró que en el bosque de Betelu vivía uno. Según él, sólo había una única forma de capturarlo. Consistía en hacerle dormir 6 ILUSTRACIÓN ILUSTRACIÓNCódice italiano del siglo XV. Magnalucius LA CAZA SAGRADA. LA CAZA SAGRADA.Manuscrito Ashmole, del Bestiario de Oxford, sobre el 1180-1220  de Castilla encomendó a sus mejores hombres la misión de capturar un unicornio con la in-tención de curar su impotencia sexual, ya que también se le atribuía al cuerno un poder afrodisíaco sin igual.El historiador y naturalista Ctesias describe al unicornio como asno salvaje En esta leyenda vasco-navarra se pue-den ver algunos ele-mentos distintivos y capacidades mágicas del mítico animal: su fiereza sin igual, el gusto del unicornio por la pureza y la virginidad y el poder curati-vo de su cuerno. Hubo un caso real muy parecido a esta leyenda. El rey Enrique IV 8 9 toda leyenda tiene  toda leyenda tiene algo de realidad algo de realidad En efecto, muchas leyendas tienen al-gún conato de verdad. Según el paleon-tólogo sueco Bjorn Kurten y el biólogo catalán Miguel Seguí, hubo a finales del de tamaño similar al caballo, con cuerpo blanco, cabeza color rojo oscuro, ojos de un azul profundo y provistos de un cuer-no de un metro de largo que le salía de su frente, con la punta de color púrpura, la parte central negra, en contraposición a la blancura de la base. Ctesias dice que quienes bebían de este cuerno converti-do en copa no padecían de epilepsia y eran inmunes al veneno.La leyenda de Guiomar se basa, por tanto, en un elemento de la tradición an-tigua pero también en la tradición propia del Medievo, difundida por San Isidoro de Sevilla en el siglo VII d.C. en su obra “Etimologías”. Es decir, Ctesias afirmaba que el unicornio era imposible de captu-rar, no obstante, a San Isidoro se le ocu-rrió el cebo de la doncella para lograrlo.La descripción del unicornio variará, por tanto, con el transcurrir del tiempo, siendo San Isidoro, en gran medida, el que le dio el aspecto físico conocido has-ta nuestros días ( caballo blanco, con be-llas crines y cuerno espiralado) y el que lo cristianizó. ILUSTRACIÓN ILUSTRACIÓNCódice italiano del siglo XV. Magnalucius SELLOS DE ESTEATITA SELLOS DE ESTEATITADe los pueblos indos del Norte de la India y Pakistán. 2500 a.C. A la izquierda, el “unicornio” indo. Abajo, animales de Mohenjo-Daro del Valle del Indo. Esta cultura conocía al rinoceronte y representaba los animales de dos cuernos con la cornamenta en forma de media luna.  11 nos al estilo “media luna”. Esto es muy escla-recedor, ya que esta cultura representaba en sus sellos de estea-tita (arcilla húmeda) a animales reales, inclui-dos los rinocerontes, leones, orices, toros, vacas...etc.. Es más, uno de cada tres se-llos encontrados en la actualidad en las ruinas de la ciudad de Harappa represen-tan a estos “unicornios”, por lo que se pueden deducir dos cosas: o eran anima-les muy abundantes o eran escasos y ve-nerados, a juzgar por el pedestal que tie-nen representados también en dichos sellos.Quizá este animal sobreviviese hasta la Antigüedad Media (s.IV a.C), o fuese recordado durante generaciones. Ctesias  y otros autores de la época se basaron en escritos babilónicos y exageraron e in-ventaron muchas de sus características. Como curiosidad, cabe destacar que la primera representación de un unicornio Pleistoceno (aproxi-madamente, hace 1 millón de años), en la Prehistoria, un animal que sobrevivió hasta hace poco menos de 5.000 años. Era un an-tílope, de la familia bovidae, llamado Pro-camp toceras briva-tense  (existen fósiles en el Museo Paleontológico francés de los Altos Alpes). Este animal tenía dos cuernos rectos, muy juntos, que le salían de la frente y una especie de vaina que los recubría a ambos.La idea de que fuese la visión de un rinoceronte indio la causante del mito no se sostiene, pues en Mohenjo-Daró, una de las primeras civilizaciones en el Valle del Indo, en la actual Pakistán, co-nocían al rinoceronte y lo representa-ban también en las tablillas, y muestran un animal unicornado, más grueso que un caballo y menos que un toro. Por su parte, a los animales con dos cuernos los representaban en los sellos con cuer- EL TORO EL TORO, EL UNICORNIO EL UNICORNIO Y UN CÁPRIDO Y UN CÁPRIDOEn el Obelisco Negro de Salmanasar III, se observa este curioso ser unicornado. Este relieve fue hecho en Asiria en el 827 a.C. La pieza se encuentra en el British Museum de Londres
Search
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x