Documents

Hannah Arendt

Description
Virginia Aguirre E. y Mijail Malishev Hannah Arendt: el totalitarismo y sus horrores (primera parte) Introducción E los regímenes totalitarios no se limitaron a ejercer su poder sobre la vida suprimiéndola. No fue un enorme e inaudito abuso de poder lo que pisoteó los derechos de los individuos. El poder político logró transformarse en un dominio total y sutil a la vez, presentándose en primer lugar como Hannah Arendt: el totalitarismo... Virginia Aguirre E. y Mijail Malishev 5 La Colmena
Categories
Published
of 13
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  5  Hannah Arendt: el totalitarismo... Virginia Aguirre E. y Mijail Malishev      L     a     C     o    L    m    e    n    a     7    0 ,   a    b  r   i    l -   j  u  n   i  o   2   0   1   1 I ntroduccIón E  l estdio del totalitaismo como fenómeno históico y social em-pezó con el sgimiento del fascismo en Italia y, n poco más tade, losegímenes estalinista y hitleiano feon s objeto.Si la meta de calqie movimiento totalitaio es la tansfomación dela ealidad social, hay dos maneas de alcanzala: la convesión del se h-mano en ceniza de  Lager  o ceando “n nevo tipo de hombe” po mediode la tansfomación de las elaciones sociales “zoológicas” en “vedadea-mente hmanas” o po la selección atificial de “azas speioes”. Es poesto qe los egímenes totalitaios ealizan n abso monstoso del pode,peo también genean la espeanza de qe peden cmpli las condicionesnecesaias paa la tansfomación moal, estética y física del hombe, lacal les sive paa jstifica y legitima las epesalias conta los gposqe, según los ideólogos del totalitaismo, obstaclizan la ealización de nfto adiante.Como escibe la investigadoa italiana Simona Foti: los egímenes totalitaios no se limitaon a ejece s pode sobe la vidaspimiéndola. No fe n enome e inadito abso de pode lo qe piso-teó los deechos de los individos. El pode político logó tansfomaseen n dominio total y stil a la vez, pesentándose en pime lga como Hannah Arendt:el totalitarismo y sus horrores (primera parte)   V irginia a guirre e. y M ijail M alisheV  6  Hannah Arendt: el totalitarismo... Virginia Aguirre E. y Mijail Malishev      L     a     C     o    L    m    e    n    a     7    0 ,   a    b  r   i    l -   j  u  n   i  o   2   0   1   1 gaante de la  seguridad , de la  salud , y dela  prosperidad de todo n peblo, y paaqe éste pdiea encanase en el ideal deHipehmanidad, ea necesaio eliminana “pate viva” pejdicial y destctiva 1  (Foti, 2008: 16). Los egímenes totalitaios qieen conqista y contola la maqinaia del Estado, tantocomo la tansfomación adical de la sociedad y de toda la hmanidad, po medio de n mo- vimiento qe debe se constante, lo qe implicadomina de manea pemanente todas las esfe-as de la vida de cada individo. Como señalaHannah Aendt: la conqista del pode po los medios dela violencia nnca es n fin en sí mismo,sino solo el medio paa n fin, y la con-qista del pode en n país deteminadoes solo na gata fase tansitoia, peonnca la conclsión del movimiento. Elobjetivo páctico del movimiento consisteen oganiza a tantos peblos como le seaposible dento de s maco y ponelos y mantenelos en macha; n objetivo po-lítico qe constityea el final del movi-miento simplemente no eiste (Aendt,2007: 408). El témino ‘totalitaismo’ fe inventado po ssadeptos y aceptado po los advesaios demo-cáticos de éstos, qienes invitieon mchosesfezos paa ehibi s esencia anti-h-manista, po ello se convitió en el objeto dena encanizada confontación ideológica. El 1 El caácte omniabacado del potencial totalitaiotambién es señalado po Jean-Fançois Lyotad. En sopinión, la amenaza del totalitaismo se esconde encalqie poyecto político o espiital globalizado enqe el sjeto abstacto desplaza a los individos con-cetos y se intenta netaliza o hace no esenciales oineistentes calesqie difeencias individales o, enel mejo de los casos, edcilas a difeencias de clases.El totalitaismo es na petensión de nidad nivesalealizada a centa del aniqilamiento de la singla-idad. De ahí qe oponese al totalitaismo significatambién salvagada el hecho o acontecimiento en lasinglaidad (Lyotad, 1997). concepto, dedcido de la confontación ente nazismo y comnismo –egímenes difeentes en mchos aspectos einclso contaios po s esencia–, indjo a eqívocos ano pocas cabezas tanto en el Occidente capitalista comoen los países socialistas, poqe de agado o po fezacoadyvaba a dili las fonteas conceptales ente ‘e- volcionaio’ y ‘consevado’, ‘deechista’ e ‘izqiedista’.Todo esto ha dado la azón a filósofos y sociólogos paaafima qe no eiste en el leicón contempoáneo otoconcepto tan contovetido, y a pesa de todas las con-tovesias semánticas vincladas con el so conceto deltémino, es n instmento eplicativo my impotante,qe pemite entende acontecimientos tágicos y lamen-tables del siglo xx.El dembe del socialismo de la urSS y los países deEopa Oiental disminyó la tensión emocional povoca-da po el témino y pemitió a filósofos, politólogos y so-ciólogos inicia tanqilamente el tabajo de inventaialos espectos de s significado en divesos contetos his-tóicos. Sin embago, la discsión sobe ss límites histó-icos y fnciones heísticas continúa hasta hoy, candoson pocos los qe ddan de la legitimidad de aplica eladjetivo ‘totalitaio’ al égimen estalinista, anqe sb-sisten inteogantes fndados con especto a la aplicacióndel témino a la dictada evolcionaia de Lenin nacidaen el cisol de la revolción de Octbe, qien lego de laebelión de Konstadt, en 1921, stityó el comnismo degea po la neva política de económica (NEP, po sssiglas en so) inddablemente ajena a la visión igalita-ia de catel de Stalin, qien empezó a consti la basede s égimen totalitaio desmontando pecisamente lospincipios básicos de la NEP de Lenin, paa einstaa elatoitaismo económico.uno de los tabajos fndamentales dedicados al análi-sis del totalitaismo es el de Hannah Aendt (2007), pescon él inició el análisis hemenético del fenómeno y te-minó po abaca los sesenta años qe han pasado desdela pimea edición de la oba. La atoa noteameicanade aíz alemana empezó s investigación (macada, se-gún ss popias palabas, po n espíit de optimismoindomable acompañado de na desespeación inconsola-ble) en el otoño de 1945 y la teminó al final de 1949. Lapimea edición en inglés de Los orígenes del totalitarismo  7  Hannah Arendt: el totalitarismo... Virginia Aguirre E. y Mijail Malishev      L     a     C     o    L    m    e    n    a     7    0 ,   a    b  r   i    l -   j  u  n   i  o   2   0   1   1 apaeció en Neva Yok en 1951. La segnda, conside-ablemente eelaboada y ampliada con n último capí-tlo dedicado a la ideología y el teo, fe pblicada en1958, y la tecea, con n nevo pólogo qe sintetiza tespates pincipales de esta oba fndamental, apaeció en1966, todavía en vida de Aendt.Oto tabajo significativo de esta atoa,  Eichmann en Jerusalén , vio la lz en 1963. Este teto, contina-ción de  Los orígenes …, está dedicado a la histoia delHolocasto con efeencia especial al análisis de la con-ciencia de n “fncionaio modesto” qe fe, a la vez,n vedgo siniesto del peblo jdío. Hoy conocemosotos hechos históicos cyo conocimiento no fe acce-sible paa Aendt; sin embago, la agdeza y pofndi-dad con qe planteó los poblemas qe estdió, my pocos investigadoes posteioes a ella han logadoalcanzalas. Como obseva richad J. Benstein, el ta-bajo de Aendt “sige consevando todo s valo po-qe nos obliga a pensa po nosotos mismos –la únicamanea en qe sge el pensamiento independiente.”(Benstein, 2008: 63) Vale la pena agega qe es nantídoto conta la tentativa de jstifica el ‘síndometotalitaio’. M etafísIca    de   los   regíMenes   totalItarIos Los poblemas qe plantea Hannah Aendt en s tabajodedicado a las aíces del totalitaismo tienen qe ve conla búsqeda de aqel sentido, el cal, según s opinión,no pede se dedcido a tavés de simples econstccio-nes de los hechos históicos. ¿Qé scedió con Eopa enel siglo xx? ¿Po qé y cómo llegó a se posible este fe-nómeno siniesto, denominado totalitaismo, qe po sceldad spea calqie fantasía de hoo qe pdieaapaece en las pesadillas más impobables? ¿Con qé ca-tegoías se pede intepeta y eplica teóicamente snataleza? Al da espesta a estas y otas pegntas, Aendt aspia, po na pate, a evita el enfoqe abstacto(hasta donde esto es posible) y, po la ota, a no cede ala tentación de disolve la integidad del fenómeno in- vestigado en na enome masa de hechos apaentemen-te heteogéneos, los cales amenazaban con eclipsa ssignificación específica y tegivesa s sentidoaténtico. Al apoyase en los testimonios de las víc-timas del totalitaismo 2 y en las investigacio-nes teóicas ealizadas dante la pegea y la posgea, Aendt afima qe sólo los tes-timonios docmentales sobe los egímenes deStalin y Hitle peden sevi como base histó-ica conceta paa el estdio del totalitaismocomo paadigma o tipo ideal, en el sentido enqe Ma Webe saba este concepto. 3 Aendtinvita a concentase en las semejanzas estc-tales de ambos egímenes, qe, en s opi-nión, son más impotantes qe ss difeenciasespecíficas. Además, considea qe es imposi-ble eplica la esencia del nacionalsocialismo y del estalinismo apoyándose en las categoíastadicionales de la política, el deecho y la éti-ca, poqe la nataleza de esos egímenes nopede se intepetada sólo como na manifes-tación simple del pode, la ilegalidad, la inmo-alidad o el nihilismo de ss gobenantes, y poeso son indispensables las ideas innovadoas. Aendt desaolla ceativamente n enfo-qe teóico (iniciado al comienzo de los añoscaenta po Enst Fenkel y Fantz Nemann, jistas alemanes en el eilio) según el cal eltotalitaismo epesenta na pta completaente las fomas legales e ilegales de gobieno y ente el pode legítimo y el ilegítimo, lo qe 2 En canto a la base fáctica del totalitaismo estali-niano, Aendt se qejaba de la escasez, sbjetivismo y fagmentaiedad de las fentes accesibles, qe en smayoía feon los testimonios de los cidadanos so- viéticos qe logaon escapa y tasladase a Occidente.La atoa etajo mcha infomación del infome deNikita S. Jschev en el xx Congeso del Patido Com-nista, el cal tilizó ampliamente en la segnda edi-ción de s libo, a pesa de todas ss esevas cíticas.3 Aleand Etkind tiene azón al afima qe “si se igno-a la difeencia ente el tipo ideal y la descipción em-píica, no sopotaía la cítica ningna teoía políticadesde Hobbes hasta Habemas. En el mndo no eistencepos absoltamente negos, peo la idea del colonego es útil. Las topías no son ealizables ni las an-titopías son objetivas. Sin embago, esto no anla elsignificado de las pimeas ni de las segndas” (Etkind,2000: 169. Tad. de M. Malishev).  8  Hannah Arendt: el totalitarismo... Virginia Aguirre E. y Mijail Malishev      L     a     C     o    L    m    e    n    a     7    0 ,   a    b  r   i    l -   j  u  n   i  o   2   0   1   1 no le impide obtene el mateial paa constis popia ideología, ss métodos de gobieno y ss institciones de los elictos de las ideas,institciones y fomas del pode qe heedó. Enotas palabas, al da centa de qe el totali-taismo no ‘cae del cielo’, sino qe sge en la vida social de los países con n pasado no tota-litaio, Aendt no acepta, sin embago, el mode-lo casal simplista e insiste en qe la scesiónde los egímenes totalitaios con la histoia an-teio fe ota, pes sólo en los límites de lasfomas totalitaias madas se da la cistaliza-ción definitiva de los fenómenos cyo significa-do todavía no se había evelado po completoen el peiodo anteio, pes eistían como fag-mentos aislados o tendencias ocltas. Anqe Aendt no cita la fase de Ma se-gún la cal “la anatomía del hombe es la llavepaa la anatomía del mono”, pate de la pima-cía del enfoqe lógico sobe el históico, ya qesólo el totalitaismo como n oganismo ma-do pede sevi de gía paa la búsqeda dess popios elementos en la pofndidad de losacontecimientos del pasado. Po eso entiendelos oígenes como  elementos históricos qe, altansfomase en las fomaciones posteioes,engendan el totalitaismo como na estctadeteminada social e históicamente. En otaspalabas, desde el pnto de vista de Aendt losoígenes del totalitaismo no peden se vistoscomo pincipios ineoables y ni siqiea comoetoños qe tendían qe convetise en noganismo mado. Esto significa qe el tota-litaismo no ea inevitable, pes en la medidaqe la investigadoa se aleja de la época qepecedió a s establecimiento, se ve más claa-mente qe la llegada del  socialismo de cuartel   de Stalin o el Tercer Reich de Hitle se hbieanpodido peveni. Y esto significa qe qieneslchaban conta esos egímenes no feon vi-sionaios ni aventeos: ss convicciones, ac-ciones y sacificios se coespondieon con lasposibilidades eales del conteto de s época.En na confeencia impatida en 1954, Aendt seña-ló qe los elementos po sí mismos nnca son casas;se convieten en oígenes de los acontecimientos candose cistalizan en fomas fijas deteminadas; sólo así sepede astea etospectivamente s histoia hasta lasaíces. El acontecimiento deama lz sobe s popiopasado, peo el acontecimiento mismo nnca pede de-dcise lógicamente de s pasado. De aqí se despendeqe del conocimiento del pasado, po peciso y fidedignoqe sea, es imposible dedci lógicamente el fto. Poejemplo, la deota milita del nazismo destyó el siste-ma de elementos qe estaban cohesionados: algnos deellos continaon (y continúan) s eistencia en fomade manifestaciones aisladas del neofascismo, lo cal nosignifica qe en el fto los pedazos del viejo sistemano pedan se integados en na neva configaciónsocial. Desde el pnto de vista de Aendt, el vedadeosignificado de todo acontecimiento siempe spea lascasas a las qe se le pede sjeta; además, la intepe-tación nívoca de los acontecimientos lleva al fatalismo y sólo sive como instmento paa oclta las posibi-lidades eales qe pemiten peveni la llegada de losacontecimientos pesmiblemente inevitables.  Los orígenes del totalitarismo está dividido en tesgandes secciones: “Antisemitismo”, “Impeialismo” y “Totalitaismo”, en las cales se investiga el sgimien-to de las fomas del dominio omniabacado del Estadosobe ss cidadanos. Peo sólo despés de la PimeaGea Mndial el totalitaismo empezó a cistaliza losotos dos elementos evelados en la época anteio: el an-tisemitismo contempoáneo, sgido como esltado dela emancipación política de los jdíos, y el impeialismo
Search
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x