Documents

Agenciamiento maquínico y enunciación en torno al Emprendimiento de los pobres en Chile _ Osvaldo Blanco

Description
La presente ponencia muestra los resultados de una investigación realizada por mí en el contexto de una beca de investigación patrocinada por Clacso-Crop, en el año 2007. En aquella ocasión hice lo que yo en ese momento llamé un análisis de “discurso ideológico del emprendimiento”. En ese tiempo, encontraba interesante la manera en que bancos, cooperativas y ONG –unas independientes y otras ligadas al sector sociopolítico que hoy, en el 2010, gobierna nuestro país– comenzaban a estructurar un mercado de créditos a microempresarios cada vez más sólido. Durante el transcurso de la investigación, me dediqué a entrevistar funcionarios de dos instituciones distintas de crédito a la microempresa. También, me entrevisté con personas que eran clientes de estas instituciones oferentes de crédito en dinero. A la par de ello, revisé documentos de trabajo del Banco Mundial, con “recomendaciones” en estas materias. La tesis central de este trabajo y de la presente ponencia es que el discurso del emprendimiento se centra en este significante-amo que aglutina la cadena de significantes y permite vislumbrar prácticas discursivas que van desde la producción de los informes del Banco Mundial, los discursos de las instituciones oferentes de crédito y los propios beneficiarios. Me inspira la idea de Deleuze y Guattari, quienes nos dicen que todo agenciamiento es de por si territorial. Vale decir, lo primero que hay que hacer es descubrir la territorialidad que engloban, los espacios de apropiación subjetiva que pueden ser llevados a cabo por un sujeto, grupos, colectivos e instituciones. De esta forma, el propósito de esta ponencia es comenzar a trazar una cartografía de la forma en que el emprendimiento se ha convertido en el significante amo en la nueva lucha contra la pobreza. El territorio común de este agenciamiento traza una línea que cruza desde el Banco Mundial hasta los sujetos clientes y beneficiarios de microcréditos. Este agenciamiento en torno al emprendimiento de los pobres que quiero desmontar aquí estaría estratificado en tres niveles (hablo en estos términos sólo por una cuestión propedéutica, es decir, inicial): a) un sistema de ideas que generan una política sobre microcrédito dada por la nueva política social post-ajuste estructural; b) unas instituciones oferentes que prestan sus servicios microcrediticios; c) la masa cada vez más amplia de clientes o microempresas que acceden al sistema.
Categories
Published
of 11
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  “Agenciamiento maquínico y enunciación en torno al Emprendimiento de los pobres en Chile”.   1 Por OsvaldoBlanco. ¿Qué es la lucha de clases?–El proceso antagonista que constituyelas clases y determina su relación.–¡Pero en nuestra sociedad no hay luchas de clases!–¡Ya ves cómo funciona!ALFRED HITCHCOCK  1.- Presentación La presente ponencia muestra los resultados de unainvestigación realizada por mí en el contexto de una beca deinvestigación patrocinada por Clacso-Crop, en el año 2007. En aquellaocasión hice lo que yo en ese momento llamé un análisis de “discursoideológico del emprendimiento”. En ese tiempo, encontrabainteresante la manera en que bancos, cooperativas y ONG –unasindependientes y otras ligadas al sector sociopolítico que hoy, en el2010, gobierna nuestro país– comenzaban a estructurar un mercadode créditos a microempresarios cada vez más sólido.Durante el transcurso de la investigación, me dediqué aentrevistar funcionarios de dos instituciones distintas de crédito a lamicroempresa. También, me entrevisté con personas que eranclientes de estas instituciones oferentes de crédito en dinero. A la parde ello, revisé documentos de trabajo del Banco Mundial, con“recomendaciones” en estas materias.La tesis central de este trabajo y de la presente ponencia esque el discurso del emprendimiento se centra en este significante-amo que aglutina la cadena de significantes y permite vislumbrarprácticas discursivas que van desde la producción de los informes delBanco Mundial, los discursos de las instituciones oferentes de créditoy los propios beneficiarios.Me inspira la idea de Deleuze y Guattari, quienes nos dicen quetodo agenciamiento es de por si territorial. Vale decir, lo primero quehay que hacer es descubrir la territorialidad que engloban, losespacios de apropiación subjetiva que pueden ser llevados a cabo porun sujeto, grupos, colectivos e instituciones (Deleuze y Guattari,2004). De esta forma, el propósito de esta ponencia es comenzar atrazar una cartografía de la forma en que el emprendimiento se haconvertido en el significante amo en la nueva lucha contra la pobreza.El territorio común de este agenciamiento traza una línea que cruzadesde el Banco Mundial hasta los sujetos clientes y beneficiarios demicrocréditos. 1 Ponencia pronunciada en el IV Coloquio Posnacional de Biopolítica. Estado yGubernamentalidad: dos siglos en las Américas. 26 Octubre de 2010. - 1 -  Este agenciamiento en torno al emprendimiento de los pobresque quiero desmontar aquí estaría estratificado en tres niveles (habloen estos términos sólo por una cuestión propedéutica, es decir,inicial):a) un sistema de ideas que generan una política sobremicrocrédito dada por la nueva política social post-ajusteestructural;b) unas instituciones oferentes que prestan sus serviciosmicrocrediticios;c) la masa cada vez más amplia de clientes o microempresasque acceden al sistema. 2.- Las particularidades de la pobreza y el emprendimientodesde el Banco Mundial y la política social chilena Sea cual fuese el enfoque de pobreza del cual hablemos, lospobres son vistos como un “otro” y socialmente son regulados demanera especial con instituciones específicas. Precisamente estacaracterística común marca toda concepción que los distintossectores ideológico-políticos de la sociedad tienen del pobre.Desde un punto de vista hegemónico, a saber, lo que aquí podemos denominar como la concepción organicista de la sociedad,la sociedad se ve a sí misma como un cuerpo con órganos quedesarrollan sus funciones específicas 2 . Estamos hablando de unaconcepción desde el poder hegemónico en virtud de que la miradade la sociedad en tanto cuerpo organizado en funciones de auto-conservación del orden social.Desde este punto de vista organicista y hegemónico, la“función” es el movimiento de despliegue del cuerpo social sobre sí mismo en su afán de autoconversación autopoiética. En relación conesta preponderancia de la función orgánica social, sostengo que elfenómeno de la pobreza se conceptualiza desde un punto de vista de“enfermedad”. Es notorio ver cómo las ciencias sociales medicalizan ala pobreza, vale decir, la visualizan como una especie de “anomia” ala cual se debe rectificar terapéuticamente. El pobre es una personaincapaz de desenvolverse en la sociedad y en el mercado, por lo quehay que darle herramientas y posibilidades de superación 3 .De esta forma, el pobre es visto como un “otro” que está endirecto antagonismo con el cuerpo social “sano”, desplegándose así ciertas tecnologías que el poder tiene para controlarlo o disciplinarlo.Ello porque a la pobreza se le ve como crisis, como posibilidad dedesintegración del cuerpo social, como causa de la delincuencia ycomo si estuviese asociada con la droga y otros problemas anómicos. 2 Esta visión hegemónica organicista tiene su origen en autores positivistasfranceses tales como Saint-Simon, Compte y Durkheim. Hoy, la versión mássofisticada del organicismo es la teoría de sistemas del alemán Niklas Luhmann. 3 Esta visión se encuentra claramente en autores tan importantes como el economista indio y premio Nobel Amartya Sen. Las visiones de Sen han sido fundamentales en las nuevas concepciones de pobrezallevadas a cabo últimamente por el PNUD. - 2 -  Uno de los fundadores de la sociología moderna, el alemánGeorge Simmel, da cuenta cómo la sociedad moderna ve a la pobrezacomo un grupo de individuos que tienen como característica especialconstituir “una constelación única: un número de individuos que, pordestino puramente individual, ocupan un puesto orgánico específicodentro del todo; pero este puesto no está determinado por el destinoy manera de ser propia, sino por el hecho de que otros (individuos,asociaciones, comunidades) intenten corregir esta manera de ser”(Simmel, citado por Murillo et. al, 2006). Es decir, la propia sociedadse establece a partir de exteriorizar y volver población-objeto alpobre, pero este apartamiento “no significa una exclusión absoluta,sino que envuelve una relación perfectamente determinada con eltodo” (Ibíd.).Con esto Simmel nos está señalando que la sociedad, vista así misma de manera orgánica como un cuerpo social, somete a lapoblación con este tipo de características a un control y tratamientode distintos ámbitos de su existencia. De esta forma, es la sociedad laque determina el destino vital de este sector de la sociedad o, dichode otra forma, el destino vital no es una cuestión que sea decididapor los propios individuos. La categoría de la “pobreza” implica todauna arquitectura discursiva (lenguaje y prácticas) que producen dichorótulo, así como también el ejercicio sobre los sujetos rotulados comopobres. La preponderancia de la “función social del Estado” tiene quever precisamente con que la institución de poder más importante dela modernidad –el Estado– gestiona y administra la vida de lossujetos-pobres en el marco de su propia concepción de poder y de suspropios intereses.Ahora bien, es fundamental entender aquí que el microcrédito ala microempresa es un fenómeno que tiene una línea diferente alasistencialismo al cual nos hemos acostumbrado al pensar en la“función social del Estado”. Esto es así en virtud de que el propioconcepto de pobreza ha sufrido una profunda modificación. No sepuede entender la creciente importancia que mundialmente se le estáconcediendo al microcrédito sin entender que la pobreza misma –y enparticular, el sujeto pobre– ha sido radicalmente modificado. El sujeto-pobre de las políticas asistencialistas no es el mismo sujeto-pobre“proactivo” que monta una microempresa y recibe un préstamo dedinero para prosperar en el mercado. Mientras el primero espera unasatisfacción externa de sus carencias de bienes y/o servicios, elsegundo actuaría bajo las leyes propias de la sociedad de mercadocomo una especia de individuo autovalente.La actual política social dentro de la cual podemos insertar almicrocrédito   tiene su srcen en América Latina a partir del fracasoque significaron las medidas de “ajuste estructural” instaladas en ladécada de los 80 a instancia del FMI y el Banco Mundial. Esta nuevapolítica social, conocida también como “reforma de segundageneración” o “ajustes del ajuste”, se fue consolidando a mediadosde los 90 hasta la actualidad a medida de que el problema de lapobreza se profundizó, en especial en temas como el empleo y ladistribución del ingreso. - 3 -  Esta reconceptualización de la pobreza pasa por una crisis delparadigma neoliberal del “chorreo” (“derrame”), supuesto efectodirecto del crecimiento económico y liberación del mercado (Salama yValier, 1996; Lo Vuolo et.al, op.cit).De hecho, es tan evidente este cambio que es muy fácilobservar la aparición de una cadena de significantes de corteproactivo que desplazan episteme asistencialista que caracterizaba ala política social tradicional. Nos referimos a términos tales como elcapital social, la participación, el empoderamiento, el accountability  ,entre otros, los cuales giran en torno a una nueva concepción delsujeto-pobre mucho más participativo que las concepciones de sujeto-pobre desde un punto de vista asistencialista. A este giro, la literaturasobre el tema le denomina “reforma de segunda generación” 4 .Esto es una parte fundamental de la gestión del riesgo, valedecir, de la pobreza como posibilidad de desborde o crisis social. Laspolíticas sociales contra la pobreza se enmarcan dentro de lo queFoucault desarrolló con la noción de gubernamentalidad en tantoconjunto de diferentes tecnologías de poder cuyo objeto es la“población” (Foucault, 2007). De esta forma, la gubernamentalidadremite al ejercicio mediante el cual el poder de Estado combateorgánicamente al sector de la población que entra dentro de lavariable “pobreza” 5 .Esto se encuentra completamente alejado de la noción de“Cuerpo sin Órganos” de Deleuze y Guattari (2004). En efecto, laconfiguración discursiva interpela a un nuevo sujeto-pobre –elemprendedor– como una forma de codificar o reterritorializar ladispersión de prácticas y sentidos, en suma, de subjetividades que nose adecuaban a las viejas categorías de las políticas, programas yproyectos sociales de tipo asistencialista. Dicho de otro modo,podemos decir que la categorización de una parte de la poblaciónbajo el rótulo de “pobre” implica la necesidad de canalizar el 4 La importancia del Banco Mundial en el tema de la consolidación de un mercadode créditos a microemporesas se debe fundamentalmente al Consultive Group to Assist the Poorest  (CGAP), una iniciativa creada y promovida por el Banco Mundial yque tiene actualmente una fuerte relación con el BID. Tanto el CGAP como el propioBID han sido dos de los más importantes protagonistas de créditos a ONG para laconsolidación del sistema de microfinanzas tal y como lo conocemos hoy en ALC. Ensus inicios (junio de 1995) contó con la participación de 10 miembros donantes:Canadá, Francia, Países Bajos, Estados Unidos, el Banco de Desarrollo Africano, elFondo Internacional de Desarrollo Agrícola, el PNUD, el Fondo de Desarrollo deCapital de las Naciones Unidas y el Banco Mundial. El objetivo del CGAP es dirigirsea los más pobres para que éstos se beneficien de una mejora en el acceso a losservicios financieros, capacitando a la personas para que progreseneconómicamente con la expectativa de que alguno de ellos puedan llegar a utilizarservicios bancarios formales (Carpintero, 1998: 114-116). 5 Al tiempo que la gubernamentalidad demuestra cómo estas relaciones de poderdan cuenta de diversas formas en que unos hombres gobiernan a otros, tambiénpermiten mostrar cómo ciertas formas de gobierno objetivan al sujeto que sepretende administrar mediante determinadas variables. Así, ámbitos vitales como lasalud, la sexualidad, el trabajo, entre otros, se constituyeron en técnicas deindividuación que distribuyen a los valores de los sujetos en los campos de lonormal y lo anormal, de la peligrosidad criminal, de la producción, de laenfermedad, de la pobreza, etc. - 4 -
Search
Similar documents
View more...
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks