Documents

Silvia Rivera. La noción de derecho o las paradojas de la postmodernidad colonial. indígenas y mujeres en Bolivia

Description
Aportes Andinos N. 11 Aportes sobre diversidad, diferencia e identidad La noción de derecho o las paradojas de la modernidad postcolonial: indígenas y mujeres en Bolivia Silvia Rivera* Contenido 1. Introducción 2. Nexos históricos entre la opresión colonial y la opresión patriarcal en Bolivia 3. El mundo masculino y letrado: la lucha por la tierra y el territorio 4. Indígenas en el actual diseño estatal boliviano de los años 90: una mayoría con conciencia de minoría 5. Derechos de las muje
Categories
Published
of 15
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
     Aportes Andinos N. 11 Aportes sobre diversidad, diferencia e identidad   La noción de derecho o las paradojas de la modernidadpostcolonial: indígenas y mujeres en Bolivia Silvia Rivera*  Contenido 1. Introducción2. Nexos históricos entre la opresión colonial y la opresión patriarcal en Bolivia3. El mundo masculino y letrado: la lucha por la tierra y el territorio4. Indígenas en el actual diseño estatal boliviano de los años 90: una mayoría con conciencia deminoría5. Derechos de las mujeres (indígenas, cholas o birlochas) o los límites de la territorialidad  1. Introducción Quisiera comenzar diciendo que este artículointentará realizar una lectura de género” dela historia de la juridicidad boliviana, paraproponer algunos temas de debate queconsidero pertinentes a la hora de discutir los derechos de los pueblos indígenas , y suestrecho vínculo, tal como yo los veo -con eltema de los derechos de las mujeres (indí-genas, cholas, birlochas o refinadas). En unprimer momento, me interesarán losaspectos masculinos y letrados de esteproceso, que son los que han producido losdocumentos conocidos como leyes de laRepública. El derecho y la formación históricamoderna de lo que se conoce como espaciopúblico , tienen en Europa un anclajerenacentista e ilustrado a través del cual re-nace el ser humano como Sujeto Universal (ymasculino) de la noción misma de derecho .No otra cosa significa el que derechoshumanos de hoy, hayan sido llamados en elsiglo XVIII, derechos del hombre (droits deJ'homme).  A esto se han referido autorescomo Derrida y Butler, que nos hablan de Derechos Reservados PADH - UASBPrograma Andino de Derechos Humanos - Universidad Andina Simón Bolívar Revista Aportes Andinos Nº 11. Aportes sobre diversidad, diferencia e identidad. Octubre 2004http://www.uasb.edu.ec/padh  - 1 -    una versión falogocéntrica del Sujeto de lamodernidad, el individuo ilustrado. Estaversión estaría inscrita en la historia deoccidente y habría sido proyectada al mundoen los últimos siglos, a través de multiformesprocesos de hegemonía política, militar ycultural.He aquí un primer acto de colonización delgénero: la idea misma de estos derechosnació ya teñida de la subsunción (formal yreal) de las mujeres en el hogar gobernadopor el  pater familia. Rossana Barragán nosha ilustrado cómo, en la temprana República,los legisladores bolivianos copiaron yadaptaron este modelo victoriano defamilia, sobre una matriz mucho más antiguade habitus y representaciones (Barragán1996). La imagen implícita de las relacionesentre los géneros, incluye: a) varonesocupados exclusivamente de larepresentación pública de la familia , en laque se subsume a la mujer ya los hijos. Estose plasma en la noción de  patria potestad; b)mujeres dedicadas exclusivamente a laslabores reproductivas y decorativas,enajenadas de su voluntad sobre si mismas ydesprovistas de voz pública propia. En elpolo opuesto de esta imagen se situaría a las mujeres públicas , como una cruel paradojade sentido; y c) adolescentes y niñossometidos a la autoridad vertical de losadultos, principalmente del padre.Las reformas liberales de fines del siglo XIXno hacen sino reforzar este imaginariopatriarcal, reactualizándolo con nuevas leyesy códigos de comportamiento. Este procesofunda una noción de derechos humanos ,anclada en la subyugación de las mujeres,que se verifica a través de restricciones,obliteraciones o arcaismos legales y multitudde prácticas cotidianas que terminannegando la propia noción de derechoshumanos, en su aplicabilidad al sexofemenino. Así, la tipificación penal del delitode violencia doméstica en nuestras leyes,antes de la promulgación de una ley paraprevenirla y penalizarla (1995), resultabacastigando una golpiza conyugal tan sólo apartir del 30vo día de hospitalización oinhabilitación de la víctima! Un ejemplohistórico de esta subyugación, que afecta nosólo a las mujeres, ha sido la desigualdadinstitucionalizada de los derechos depropiedad y herencia (a través de prácticascomo la primogenitura, la desigualdad entrehijos legítimos e ilegítimos y la herenciapatrimonial), que impusieron los colo-nizadores y consolidaron los liberales através de la legislación. Figuras jurídicascomo la patria potestad , por ejemplo, son laencarnación viva de elementos de underecho aún más arcaico y patriarcal,implícito en los múltiples productosnormativos del catolicismo colonial. Además,la estructura del habitus republicano,continuaba funcionando a través del ejeinvisible de las dos repúblicas (la una de lossúbditos, la otra de los soberanos), queresultó encubierto y disfrazado por la retóricadel reconocimiento jurídico de la igualdad delindio en 1874 (cf. Bourdieu 1993). En loshechos, indios y mujeres accedieron a unaforma degradada y restringida de laciudadanía, recién a partir de la revolución de1952, con la declaratoria del voto universal. 2. Nexos históricos entre la opresióncolonial y la opresión patriarcal en Bolivia El último ejemplo que hemos analizado nospermite plantear un segundo eje temático dela discusión: cómo es que, históricamente,subyugación de las mujeres, opresión de lospueblos indígenas y discriminación a quienesexhibieran rasgos residuales de las culturasnativas, se engarzaron mutuamente en cadahabitante de la nación boliviana. Cómo esque, en cada sujeto (colectivo o individual),de esta comunidad imaginada Bolivia (cf. Anderson 1983), se construyó en las últimasdécadas al Sujeto de la modernidad basadoen supresiones, omisiones y rechazos a laconstitución y a la historia psíquica previa delas personas. Pongamos el ejemplo andino.Se ha documentado en los Andes un sistema Derechos Reservados PADH - UASBPrograma Andino de Derechos Humanos - Universidad Andina Simón Bolívar Revista Aportes Andinos Nº 11. Aportes sobre diversidad, diferencia e identidad. Octubre 2004http://www.uasb.edu.ec/padh  - 2 -    de género en el que las mujeres teníanderechos públicos y familiares másequilibrados con sus pares varones, los quecomienzan a ser trastrocados tan sólo endécadas recientes. Arnold y Yapita, por ejemplo, han mostrado cómo la modernidad (que llegó en los años 70 al ayllu Qaqachakapor la vía de los clubes de madres ),contribuyó a crear una imagen maternalizadade las mujeres, en la que resultabandesvalorizados sus saberse como pastoras,tejedoras y ritualistas. Como resultado deello, las nuevas generaciones Qaqa se casanmucho más temprano, y las mujeres se handedicado a tener más hijos para obtener elapoyo y reconocimiento social que han perdi-do por la crisis del pastoreo, el deterioro de laactividad textil y la dispersión de las familias. Además, en vista del creciente impacto de laemigración, una estrategia patriarcal de losmigrantes Qaqa a las ciudades o al Chapareconsiste en dejar preñadas cada año a suscónyuges para mantener el control sobre sufertilidad (Arnold y Yapita, 1996, Arnold1994). Resulta claro a través de esteejemplo, que occidentalización ypatriarcalización de los sistemas de género,pueden leerse en los Andes como dosprocesos paralelos (Rivera [comp.] 1996).Pero estas prácticas nos muestran también lalenta internalización del modelo hegemónicode familia en el tejido de las comunidadesindígenas, y el rápido cambio de conductas -demográficas, sociales, culturales- que ellashan experimentado en el último medio siglopor su inserción trunca y falaz en la modernidad boliviana. El sistema de géneroen las sociedades andinas -al menos talcomo se ha documentado y reconstruido enla experiencia etnográfica y etnohistórica-,exhibe un equilibrio dinámico y contencioso,orientado normativamente por la parejaandina. Esta relación entre los géneros sefunda(ba) en un sistema de filiación yparentesco bilateral que esta(ba)n en la basede la polis indígena. Así, el esquema bilateralde transmisión de herencia permit(ía)e a lashijas heredar bienes y derechos por líneamaterna (esto incluye, aún hoy, la tierra)mientras que los hijos hereda(ba)n otroconjunto de bienes y derechos por líneapaterna. Se considera(ba) socialmente per-sona a cualquier adulto/a en una uniónconyugal, cuyo prestigio aumentaba con elciclo de vida, la ayuda laboral de los hijos y elpaso de una serie de cargos yresponsabilidades rituales y productivas. Elbalance entre generaciones también era(es)distinto, debido a la preferencia del hijo/amenor para heredar la sayaña o prediofamiliar, incluyendo la vivienda, encompensación por haber tenido que soportar más años de atención a los padres ancianos,frustrando aspiraciones migratorias oeducativas. Tanto mujeres como varonesgozaban de derechos bilaterales en larealización de rituales, siguiendo unordenamiento simbólico que proyectaba ladicotomía hombre/mujer a la naturaleza y alcosmos espacio-temporal. En el nivel másdesagregado de las comunidades o ayllus,las mujeres participa(ba)n con voz propia enel diseño simbólico y en los esquemas deparentesco que moldea(ba)n internamente elsistema de autoridad en las comunidades,aunque desde la implantación de los cabildos coloniales, la representación de lasfamilias en las reuniones fue usualmenteatribuida a los hombres (práctica que seprolonga en los actuales sindicatos). Contodo, las mujeres conservaron un espacio depoder a través de su desempeño comoagricultoras, organizadoras del ciclodoméstico, tejedoras y ritualistas. Nuncafueron segregadas del todo de la producciónnormativa y de la formación de la opiniónpública en el ayllu o en su formafragmentada, la comunidad indígena (1). Lacontradictoria y frustrante modernidad boli-viana -incluida aquella que se plasma enleyes- ha puesto a todo este sistema ensituación de acoso, y está consiguiendoquebrar sus más íntimos engranajes internos. Derechos Reservados PADH - UASBPrograma Andino de Derechos Humanos - Universidad Andina Simón Bolívar Revista Aportes Andinos Nº 11. Aportes sobre diversidad, diferencia e identidad. Octubre 2004http://www.uasb.edu.ec/padh  - 3 -    Con ello, se profundiza la patriarcalización deestas sociedades, que viven una crecientedisyunción entre marcos legales y orientacio-nes normativas superpuestas. Esta situacióndegrada constantemente las condicioneseconómicas para la mayoría de la población(se habla, por ejemplo, de una creciente feminización e indianización de la po-breza), lo que a su vez se traduce en laprecarización de las condiciones de accesode indígenas y mujeres a los derechoshumanos reconocidos por las leyes. Este esel marco común que nos permite articular ambos elementos en el presente análisis. .El estudio de las luchas reivindicativasindígenas del período liberal (cf. THOA 1988,Mamani 1991, Condori y Ticona 1992a) nosmuestra asimismo la huella de sistemas másantiguos de derecho, que legitimaban a suvez a la dirigencia indígena en su tenazcuestionamiento de las leyes liberales en elplano jurídico. Es preciso recordar que lanoción de derechos humanos sesobreimpuso a un horizonte colonial, eincluso a un orden ético prehispánico, dondese reconocía de diversa manera lasautonomías y fueros independientes locales,que desde la colonia se aplicaron a los indiosbajo la noción de las dos repúblicas (d.Salomon 1987, Arias 1994). Desde el puntode vista de este marco jurídico, los indígenaseran una república aparte. Colectivamentehablando, eran los habitantes del espacioconquistado, súbditos de un Estado colonialque les privaba de derechos y lossobrecargaba de obligaciones. Sin embargo,la élite letrada de las comunidades y ayllus,también recuperó la noción de las dosrepúblicas en un sentido liberador,reivindicando la autonomía organizativa delos ayllus, markas y comunidades indígenas,en base a los fueros y jurisdiccionesreconocidos por la legislación colonial. Lostérminos (tributarios y laborales) del  pactotoledano fueron sucesivamente resistidos ydefendidos, sobre todo cuando las élitesrepublicanas intentaron reformar  lasrelaciones ayllu-Estado, erosionando aúnmás los fueros y derechos indígenas. 3. El mundo masculino y letrado: la luchapor la tierra y el territorio En trabajos anteriores ya había señalado queel modelo ciudadano, afianzado en Boliviadesde la década de 1950, imponía unpaquete cultural de comportamientos, dondeel ciudadano resultaba invariablementesiendo varón, mestizo, hablante de castellano(o por lo menos, de castimillano), propietarioprivado, integrado en la economía mercantil eincluso, vestido con terno de sastre (o por lomenos, con terno de solapero) (cf. Rivera1993, Lehm y Rivera 1988, Rivera 1993). Ensu versión inicial inscrita en la tristementecélebre Ley de Exvinculación de 1874,dictada por el gobierno de Tomás Frías, elúnico derecho ciudadano reconocido a losvarones adultos indígenas era el de enajenar las tierras comunales, que luego les eranarrebatadas compulsivamente por la accióncombinada de latifundistas, ejército ycuadrillas de autoridades intermedias yfuerzas paramilitares reclutadas en lospueblos mistis. Más grave aún era el hechode que la ley declaraba extinguidas lascomunidades o ayllos (sic), prohibiendo surepresentación por caciques, kuraqas u otrasformas de autoridad étnica, y creaba la figuradel apoderado, como representante (letrado)del mundo indígena (iletrado). Traducción ytraición se combinaron así arteramente parael despojo de casi dos terceras partes delterritorio poseído por las comunidadessrcinarias andinas como consecuencia de laLey de Exvinculación. Sólo en la provinciaPacajes, más de 70 mil hectáreas fueronilegalmente transferidas de los ayllus a lashaciendas entre 1881 y 1920 (cf. Rivera1978, Mamani 1991).En un contexto de tremenda desigualdad defuerzas (la arremetida latifundista amparadaen la Ley de Exvinculación), la organizaciónliderizada por los caciques-apoderados Derechos Reservados PADH - UASBPrograma Andino de Derechos Humanos - Universidad Andina Simón Bolívar Revista Aportes Andinos Nº 11. Aportes sobre diversidad, diferencia e identidad. Octubre 2004http://www.uasb.edu.ec/padh  - 4 -  
Search
Similar documents
View more...
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks