Public Notices

Sobre Portugal y el arte en Canarias: siglos XVI-XVIII

Description
RESUMEN En este articulo pretendemos exponer con argumentos científicos cuáles son los elementos artísticos de origen portugués que podemos ver reflejados en el arte canario, y cuáles no, porque existen publicaciones que afirman sin base alguna que
Categories
Published
of 14
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Related Documents
Share
Transcript
  RESUMENEn este articulo pretendemos exponer con argumentos científicos cuáles son los ele-mentos artísticos de srcen portugués que podemos ver reflejados en el arte canario, ycuáles no, porque existen publicaciones que afirman sin base alguna que cualquier ele-mento distinto registrado en la arquitectura popular y religiosa canaria es de srcen«portugués», dando por válido este aserto y sin realizar un estudio crítico. Por ello que-remos dignificar la verdadera herencia portuguesa que ha recibido el arte canario con elfin de valorar, en sí mismo, la srcinalidad y elegancia del arte portugués.Palabras llave: Arte Portugués, Arte Canario, Arquitectura canaria. ABOUT ART IN THE CANARIES AND PORTUGAL. XVI-XVIII CENTURY  SUMMARY In this article we aim to make scientific arguments what artistic elements of Portuguesesrcin we can see reflected in Canary art, and what not, because there are publicationsthat claim without any basis other than anything recorded in the Canary Islands popu-lar and religious architecture is «Portuguese» source, giving valid this assertion andwithout a critical study. Therefore we want to dignify the real Portuguese heritage thathas received the Canary art for assessing, in itself, srcinality and elegance of Portuguese art.Words key: Portuguese art, Canary art, Canarian architecture. SOBRE PORTUGAL Y EL ARTE ENCANARIAS.SIGLOS XVI-XVIII Carlos Javier Castro Brunetto Universidad de la Laguna Recibido: 3 de mayo de 2010 /Aceptado: 12 de abril de 2011  1 SERRA RAFOLS, Elías: Los portugueses en Canarias . La Laguna: Imprenta y Librería Curbelo, 1941. 2 CASTRO BRUNETTO, Carlos Javier: «Canarias y Portugal a través del arte». In Arte en Canarias [siglos XV-XIX]: una mirada retro-spectiva . Santa Cruz de Tenerife: Las Palmas de Gran Canaria: Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias,2001, t. I, pp. 405-421.   C a r  l o s  •   J a v  i e r  •   C a s  t r o  •   B r u n e  t  t o         6        4 L a historiografía del arte en Canarias hadedicado muchas páginas a destacar lasrelaciones históricas entre Portugal yCanarias y su influencia en el arte y la culturageneral. Muchos libros de divulgación escritospor profesionales, y también por no profesio-nales de la historia y de la historia del arte,resaltan ese vínculo, llegando incluso a sugerirque el vínculo con Portugal es el factor deter-minante de la personalidad artística deCanarias hasta el siglo XIX; en este sentido heleído artículos de variado contenido en revis-tas de avión, folletos turísticos, guías callejerasy toda suerte de soportes destinados a la máxi-ma divulgación.Pues bien, en la mayor parte de los casos,más que sugerir parecen sentenciar de formainapelable que Canarias posee un sentimientoartístico heredado del lusitano, consecuencialógica y natural del mismo; tras su lectura unentendido foráneo en historia del arte podríainterpretar incluso que Canarias formaríaparte del arte colonial portugués. Es como sinuestros vínculos con Andalucía, Castilla eincluso con Génova, pasasen a un segundoplano para ser sustituidos por los contactoscon Portugal y sobre todo con la isla deMadeira.Esa idea ha ido creciendo entre los políticosy desinformados que piensan más en una con-veniencia geoestratégica y diplomática que enla realidad de la conformación del patrimonioartístico y cultural de Canarias. Ante tal intru-sismo, de nada –o poco- valen los esfuerzos dequienes estamos familiarizados con este asun-to. Y ahí es justamente donde está la clave, enel verbo conocer . Muchos de quienes escribentales panfletos desconocen la historia y el arte dePortugal, el papel de Madeira en el imperioportugués, los vínculos históricos entreCanarias y Portugal, las relaciones políticas ydiplomáticas entre España y Portugal y lo quees peor, la propia historia de Canarias. Y sinembargo, queda bien afirmar que el arte enCanarias es una continuación natural del arteportugués, sin plantearse nada más allá, ¿paraqué?Considero que ya es hora de realizar un balance sobre lo que puede ser consideradocomo una influencia portuguesa y lo que no,cuando analizamos la conformación del patri-monio canario; es decir, qué está verdadera-mente relacionado con Portugal, hasta quépunto y en qué aspectos pudo influir el gustolusitano en las islas y si lo que percibimoscomo algo «portugués» realmente lo es al serestudiado desde la perspectiva del arte portu-gués, desde el otro lado .Los trabajos de investigación que han tra-tado estos aspectos son muchos y de variadaíndole; desde los que se refieren a cuestionesespecíficas sobre arte hasta otros que analizanlas relaciones con Portugal en una perspectivadiferente, considerando aspectos como elhabla, las costumbres, tradiciones popularesy, desde luego, los lazos históricos. De hecho,fue Elías Serra Ràfols quien inauguró la histo-riografía canario-portuguesa a través del libropublicado en 1941 bajo el título Los portugue-ses en Canarias 1 ; desde entonces se han publi-cado numerosos trabajos que no voy a repetirpor ser innecesario y que podemos encontraren una obra anterior de mi autoría publicadaen 2001 y que servía entonces como estado dela cuestión artística 2 . Por ello, ahora solo cita-ré aquellas aportaciones recientes o las querealmente sean imprescindibles. En conse-cuencia, abordaré los aspectos que considerocruciales sobre lo que hay de cierto e incon-testable en las relaciones artísticas entrePortugal y Canarias. EL PERIODO 1500-1640 Y SU INFLUENCIA ENLA ARQUITECTURA DOMÉSTICA Es el periodo más conocido en la investiga-ción científica así como el más divulgado. Enlos últimos años han aparecido nuevos traba- jos en los que se tratan cuestiones relativas a lapresencia de los portugueses en Canarias; porsu interés, deseo recordar aquí el de JuanManuel Bello León titulado Los portugueses enLa Laguna (Tenerife). Siglos XVI y XVII  en 2002,que recoge variadas y ricas informacionessobre su srcen, participación en los reparti-mientos de tierras y en los oficios que desem-peñaron en la ciudad de La Laguna, sirviendocomo modelo para un estudio más general  sobre Tenerife y por extensión las islas de LaPalma y Gran Canaria 3 . También debemos considerar una aporta-ción más reciente, la memoria de Tercer CicloAcadémico de Javier Luis Álvarez Santos, inédi-ta, presentada en la Universidad de La Lagunaen 2008 titulada Tenerife y la Unión Ibérica. Los portugueses en La Laguna y su comarca: 1575-1650  ,realizada bajo la dirección de Francisco FajardoSpínola. En este caso, su autor ofrece numerosainformación sobre el mismo tema extraída bási-camente de los protocolos notariales y otrasfuentes que registran su presencia y actividadesen ese periodo, así como su intervención en elcomercio con Brasil 4 . Una de las cuestiones quemás nos interesa de este trabajo es que nos per-mite comprobar cómo el flujo de lusos proce-dentes del continente, sobre todo de la regióncomprendida entre Lisboa y Oporto, fue siendosustituido hacia 1600 por otro procedente delarchipiélago de Madeira y en menor medida, deAzores, con el fin de establecerse en Canarias, loque refuerza ciertas hipótesis que más adelanteplantearé.Sea como fuere, lo cierto es que los portu-gueses procedían de entornos socioeconómi-  S  o b r e P  or t  u g al   y  el   ar t  e  en  C  an ari  a s .  S i  gl  o s X  V I  - X  V I I I   6   5   3 BELLO LEÓN, Juan Manuel: «Los portugueses en La Laguna (Tenerife). Siglos XVI y XVII». In CASTRO BRUNETTO, Carlos Javier[coord..]: El Mar de Portugal: Arte e Historia . La Laguna: Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico-Artístico del Ayuntamiento de LaLaguna: Fundación Canaria Mapfre-Guanarteme, 2002, pp. 163-192. 4 Vid. WRIGHT, Fernanda Pacca de Almeida y STELLA, Roseli Santaella: Canarias y Brasil en la ruta atlántica durante la unión penin-sular: 1580-1640 . Santa Cruz de Tenerife: Gobierno de Canarias, 2000.Fig. 1. Arquitectura doméstica del siglo XVIII en La Laguna, influencia portuguesa.  cos muy humildes, suponemos que mayorita-riamente analfabetos o con muy escasos estu-dios, siendo en su mayoría agricultores y gen-tes de la mar, que al llegar a Canarias buscabanestablecer lazos de parentesco matrimonial conmujeres de la tierra y así crear familias quereforzasen el arraigo; además, se ha estudiadode forma extensa la presencia en Canarias de judeoconversos o cristãos-novos llegadosdurante el siglo XVI buscando la paz 5 . Sonmuchos los documentos que confirman estateoría, tanto registros públicos protocoladoscomo de índole privada, tales como la anota-ción en los libros sacramentales de los sacra-mentos recibidos, en los que se consigna laprocedencia y oficio del interesado, ademásde otras circunstancias que se considerasen deinterés según cada caso.Si en la isla de Tenerife la presencia lusita-na es notoria, llama la atención de cualquierinvestigador su abrumadora cuantía en la islade La Palma. Hicimos una cata aleatoria en ellibro I de matrimonios de la parroquia de ElSalvador de Santa Cruz de La Palma, concreta-mente entre los años 1637 y 1638, durante loscuales se registraron 14 actas matrimoniales deportugueses en un periodo algo superior a unaño, lo que da un promedio de un casamientoal mes, y advertimos que ese periodo ya es untiempo de crisis en las relaciones luso-canarias.Se trata, bien de portugueses llegados a la isla,o de hijos de portugueses que aún manteníanun vínculo afectivo con su patria y así lo decla-raban ante el párroco. Entre los lugares de pro-cedencia se hallan Lisboa, Lagos, Peniche yLeiria, pero también de la isla de Madeiray Terceira, Faial y Graciosa (Azores) 6 . En cuan-to a los oficios declarados, abundan las refe-rencias al mundo de la mar, lo que refuerza lahipótesis, tantas veces demostrada por otrostantos investigadores, de que los portuguesesasentados en las islas eran, generalmente, per-sonas muy humildes dedicadas a las faenas básicas, como la agricultura o la pesca, aunqueejerciesen oficios urbanos, como carpinteros ozapateros. Justamente la profesión de carpinteros haceque ya desde comienzos del siglo XVI fuesenrequeridos los servicios de los portuguesespara construir algunas de las primeras capillaslevantadas en Tenerife y La Palma, con casosconocidos y bien documentados. En el archivoRomán  , custodiado y servido por el ArchivoHistórico Provincial de Santa Cruz de Tenerife,se guardan legajos que compilan registrosextraídos de los protocolos notariales, sobretodo del siglo XVI. Gracias a él conocemos quefue el pedrero portugués Miguel Alonso elencargado de realizar la capilla mayor de laiglesia de Nuestra Señora de los Remedios deLa Laguna, siguiendo unas medidas exactasimpuestas por los clientes, según un documen-to protocolado ante Antón Vallejo en 1515; oque Gonçalo Yanes y su hermano AntonioGonçales, canteros, recibieron la obligación derealizar el arco de la iglesia de Nuestra Señorade la Victoria a semejanza de la capilla deNuestra Señora de Candelaria, documentoregistrado ante Juan del Castillo en 1564 7  ,documentos ya citados en otros trabajos. Eneste sentido, sería interesante que en un futurose elaborase un estudio detallado sobre la rela-ción entre la arquitectura mendicante portu-guesa que aún se levantaba en el siglo XV, conedificios de tres naves y cubiertas de madera, yla primera arquitectura canaria, de idénticascaracterísticas (sustituyendo los arcos apunta-dos por los de medio punto), aunque con unamayor presencia de las armaduras mudéjarespor la influencia de la Baja Andalucía. Es relativamente sencillo estudiar el arteefectuado por cualquier extranjero, siempreque se trate de edificios notorios, como iglesiasy casas principales pero ¿qué sucede con laarquitectura vernácula? Las casas levantadaspara las gentes sencillas, del campo, de la maro de pueblos y ciudades no quedaban registra-das en tales protocolos a no ser que se tratasede testamentos con sus reparticiones, en cuyocaso podríamos advertir su existencia y/ovalor económico, pero escasos datos que seanútiles para conocer los materiales de construc-ción, división interna de los espacios y, en defi-nitiva, la propia vida del edificio. La recientepublicación de un libro de Alejandro LarrazMora que incluye una valiosísima informaciónsobre las primeras construcciones popularesen Canarias con la cita expresa de las fuentes   C a r  l o s  •   J a v  i e r  •   C a s  t r o  •   B r u n e  t  t o         6        6 5 Vid . ANAYA HERNÁNDEZ, Alberto: «Los judeoconversos portugueses en Canarias y sus relaciones con el mundo atlántico euro-peo». IV Centenario del ataque de van der Does a Las Palmas de Gran Canaria (1999): Coloquio Internacional Canarias y el Atlántico, 1580-1648 .Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo Insular de Gran Canaria, 2001, pp. 587-608. 6 Archivo Parroquial de El Salvador de Santa Cruz de La Palma, Libro I de Matrimonios  , fols. 155r-165r. 7 Archivo Histórico Provincial de Santa Cruz de Tenerife (A.H.P.S.C.T.), Archivo Román, Libro de citas nº 3-4, fols. 200v y 166r,respectivamente.

Zuud

Feb 11, 2019
Search
Similar documents
View more...
Tags
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks